miércoles, 1 de febrero de 2012

SOLUCIÓN

-

Le hizo notar que estaba gorda. Enfurecida tomó una botella, vio el temor reflejado en el otro. Nada le importó. Un primer golpe, luego un segundo y muchos más. Pateó las astillas y escupió satisfecha sobre los restos del espejo que acababa de destrozar.

Gabriel Keilis.


Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados
Free background from VintageMadeForYou