viernes, 29 de junio de 2012

ADOLESCENCIA MÍA



Sólo hay dos maneras de decir adiós...
 poco a poco,
o de repente...

Un adiós suave
sólo es una herida grave,
un adiós fuerte
es herir...,
herir de muerte.

Luján 1983


Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.