jueves, 30 de agosto de 2012

"Maestros en busca de la inmortalidad"



El Arte Antiguo y Medieval


Se ha afirmado que la civilización humana comenzó en la Mesopotamia. Allí alrededor del quinto milenio aC. por primera vez en la historia, los hombres comenzaron a agruparse en ciudades y se organizaron social y políticamente.

Los jardines colgantes de Babilonia, las murallas de la misma y los palacios de Asurbanipal en Nínive y de Sargón II en Korsabad estaban construidos sobre plataformas de ladrillo por temor a la humedad y a las inundaciones. Las paredes revestidas con azulejos esmaltados formaban franjas o dibujos geométricos de notable maestría y los templos eran vastos recintos al aire libre rodeados de altas murallas.


Los mesopotámicos lograron una asombrosa perfección en el modelado de animales y en las representaciones de escenas de caza y acciones de guerra. Una manera de sostener el vigor en la expresión con el movimiento de las figuras.

Eran seres dotados de sentimientos religiosos y mitológicos con inquietudes y condenas y con el afán de inmortalidad en un cosmos espectral de dementes o suicidas. Tal vez, estaban destinados a morir bajo las armas de Alejandro Magno o del Imperio Romano pero nunca dejaron de amar la naturaleza y la energía de los astros en un reducto de adivinación permanente.

Palacio de Arsubanipal

Ellos sostenían las riendas de la ciencia como escribas de suerte delante de sus toros alados y con deseos de servir a las fuerzas sobrenaturales. Contemplaban a su pueblo y apostaban a sus propias artes sin prescindir del yo, con el respeto sagrado que merecían todas y cada una de las criaturas en la vastedad de la libre creación.

La necesidad de ser objetivo se transforma en impotencia porque el arte niega la frivolidad y entonces ya no existe la lógica. Pueden aparecer los horrores más tremendos y los silencios de santuario porque todo vale y se recoge con nostalgia, pureza, reconocimiento o batalla. En el hervor de la sangre se ve a la persona que muestra su tragedia o su dicha y el espectador sostiene con actitud de juez que espera más, pero que sabe que lo han conquistado o lo han irritado.
 Continuará

Palacio de Sargón II


Ensayo sobre "Historia del Arte"
Luján 2009

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados
Free background from VintageMadeForYou