sábado, 10 de noviembre de 2012

Nuestras propias raíces


Obras de Gilda Mora


Las horas se dibujan sobre la edad de lo inolvidable,
del hoy,
del mañana y de lo vivido.
Existe ese tiempo tirano que enlaza las fuerzas
y caemos derrotados por deseos ficticios
que nos traen a la realidad.

Se puede vagar entre las horas
buscando respuestas de ese momento cruel
y fundar nuestros propios anhelos
intentando persuadirnos de que todo está bien...


El universo rueda detrás de quimeras,
de instantes que nos traen reminiscencias dulces
a chocolate caliente,
a leños tibios,
a amores en tierras áridas...

Todo vale aun el saber que caminan los años
y un ir y venir de espacios divididos,
donde todavía sentimos el dolor
que nos rasga la piel interior
y lateral de nuestros cuerpos sedientos de felicidad...


Mañana tal vez, busquemos las respuestas a los interrogantes;
hoy estamos inmersos en un torbellino gigantesco
de pesares y de dichas pasajeras.
El reloj gira, mueve su péndulo 
y se esconde en las fantasías,
en cada noche,
en el eclipse que nos ciega...

Jamás debemos dejarnos vencer por la tristeza
en atmósferas densas,
ni por la sensación de desasosiego espiritual.
Siempre hay matices que reviven nuestras ansias
de seguir, rememorando aquellas fotografías
sobre carpetitas que tejía la abuela
y que colocaba sobre arcones
en  donde desempacaba trastos de ilusiones,
que habían quedado atrás
pero que son nuestras raíces...


La esperanza está latente en cada palabra
de aliento,
en cada ser que nos mira,
en una sonrisa,
en el sol de cada día...

 

La fe está dentro de nosotros mismos...

Luján 1996.

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados
Free background from VintageMadeForYou