lunes, 26 de noviembre de 2012

Té en el muelle



Este té que quiero compartir
este martes lo llamaré 
"En el muelle"
porque es allí donde quedé anclada,
metafóricamente hablando,
a la espera de un amor.


Les presento mi tacita alemana
para este encuentro.

Recuerdo...


que fue larga aquella espera
que me trajo apatía, 
días sin sol,
lágrimas e impotencia.


Sentía que dejaba de ser...,
que el tiempo me abrigaba
con el hielo en sus apretadas manos.


Pasaban otoños y primaveras,
mi vida se desdibujada en suspiros interminables,
buscando en otros rostros una mirada


y sólo encontraba huecos insondables,
avanzados silencios,
días eternos...


Modelaba mis años como artesana cautiva
de un sentimiento demasiado arraigado
y las preguntas retóricas no tenían lógica.

¿Para qué seguir en el muelle?


Se me aquietaba la sangre
en mi corazón desierto,
no sabía cómo salir del encierro
mientras latían las horas
como relojes desordenados.

Era sombra, calleja, retablo,
luna...
sin velas ni timón,
sin puerto.


Pude sobrevivir mirando el horizonte,
dejando la ansiedad guardada en un arcón antiguo,
tratando de olvidar
con pinceladas pretéritas
una voz, un gesto, el adiós...


No pude hacerlo...
y permanecí en la ribera
como niña huérfana 
esperando una caricia.

Me salvó una nave
que llegó agitando
sus alas blancas...




EN EL MUELLE

"Y unos ojos marinos
con rostro de miel, sombríos,
recordarán el viaje..."


Sueño de mástiles dormidos en los puertos,
necesidad de quedarme anclada en la corriente,
con la voz del tiempo esperando las gaviotas.
Mis ojos retornan al ayer en un espejo velado
cuando tiemblan tus palabras en mis manos
y la luna recoge su perfil de astros confinados.
Acero de caminos, voluntad alargada por las vías
de la tierra.
Toda la noche busca olvidos con la luz de los faros
en esa oscuridad latente que anida en el frío
de la orilla.
El mundo suspendido es un piélago
con imaginarios vientos, pájaros libres,
y la vigilia de mis brazos extendidos.

¡Amor ciego que llora el fin de los milagros,
sálvame del naufragio de mi alma!.

El puerto espera la ceniza en sus níveas mieles
cuando late un corazón que bebe rocas
con salitre y fuego,
que mira un horizonte multiplicado de estrellas,
que ve más allá de los vacíos
tu mirada azul, tu pena honda, tu infinito...
Mi memoria recobra los sentidos de la nada
y tu rostro desaparecido es sólo un nombre,
el musgo que crece cuando el exilio inventa...
las altas soledades o la humedad de los abismos.
Habitas en la huella de la tierra labrantía,
en la vastedad de las lágrimas,
en cada anochecer que madura sus colores
y en el día que desata la violencia de los mares.

¡Oh amor, tu puerto de aves es el mío
déjame la santidad de tus alas!

Luján 2012



viernes, 23 de noviembre de 2012

Diario de Isabel Allende


"...por una razón o por otra,
yo soy un triste desterrado.
De alguna manera o de otra, yo viajo
con nuestro territorio y siguen viviendo conmigo,
allá lejos, las esencias longitudinales
de mi patria".

Pablo Neruda.


"Debo aclarar que no pertenezco a ese extraño grupo de personas que viaja a lugares remotos, sobrevive a la bacteria y luego publica libros para convencer a los incautos de que sigan sus pasos. Mis vacaciones son en una silla bajo un quitasol en mi patio, leyendo libros sobre aventureros viajes que jamás haría a menos que fuera escapando de algo...

...Nostalgia... según el diccionario es "la pena de verse ausente de la patria, la melancolía provocada por el recuerdo de una dicha perdida". 

Escribo como un ejercicio constante de añoranza...


...Sin el desasosiego de sentirse diferente no habría necesidad de escribir. La escritura, al fin y al cabo, es un intento de comprender las circunstancias propias y aclarar la confusión de la existencia, inquietudes que no atormentan a la gente normal, sólo a los inconformistas crónicos, muchos de los cuales terminan convertidos en escritores después de haber fracasado en otros oficios. Esa teoría me quitó un peso de encima: no soy un monstruo, hay otros como yo.

La raíz de mi problema siempre ha sido la misma: incapacidad para aceptar lo que a otros les parece normal y una tendencia irresistible a emitir opiniones que nadie desea oír..."

I.A


Fragmento del primer capítulo:
"Unas palabras para comenzar"
del libro de Isabel Allende
"Mi país inventado"

lunes, 19 de noviembre de 2012

Un té con Cervantes



Hoy tuve que pedir prestadas unas hermosas tazas 
Johnson Bros-England-
porque no pude sacar las fotografías;
ya la semana que viene volveré 
con mis tazas propias.


Quiero compartir este té de los martes con Cervantes
y sus obras:
"La Galatea" y "Don Quijote de la Mancha",
una de las grandes novelas de la literatura universal.


Recuerdo haberlo estudiado en la secundaria
y también en el profesorado de Letras...


Miguel de Cervantes Saavedra ( 1547-1616)
es el mayor escritor en lengua castellana,
moderador decisivo de la novela europea.


Cervantes publicó su primera obra extensa
"La Galatea"
en Alcalá de Henares en el año 1595.

Es una novela pastoril que idealiza la vida del campo
y en la que se presentan los amigos
y las amadas de los poetas bajo el disfraz de pastores
mientras cuentan en versos
sus sentimientos amorosos.


La estructura de "La Galatea"
es la de la novela bizantina de relatar la fábula,
en prosa bella, elaborada y culta, 
con abundante adjetivación y sintaxis artificiosa.


"La Galatea"
ha sido siempre mi seudónimo cuando he participado
en los concursos literarios de argentina
y del exterior.
Me ha traído mucha suerte
y lo he adoptado para siempre 
por ser la opera prima de Cervantes.


"El Quijote"
también llamado
"El caballero de la triste figura",
apareció en 1605.


Está constituido por la narración de tres viajes por la Mancha,
por Aragón y Cataluña realizados por el héroe del relato.


Tres veces sale de su aldea en busca de aventuras.
En cada uno de esos periplos el legendario personaje
y su inseparable compañero
van perfilando su idiosincrasia inconfundible.


"El Quijote"
es una fuente inagotable de nuevos hallazgos
e interpretaciones.


REFERENTE

El tímido verso que tanto he buscado
es siervo del alma, ardiente pasión,
abrazo señero, ungido, esperado,
me llega muy cerca su clara moción.

Jamás me abandona su andar peregrino
de tierras versadas, furor de cadencia;
con lúcida calma de eximio destino
amparo su pulcra y exacta docencia.

Pasea con vuelo sus libres pregones,
la voz tan certera, el tono primario,
galeno cantor fecundo los dones...
¡Te escucha Cervantes, crisol literario!

Luján 2012



Quiero pedir disculpas a todos ustedes
queridos amigos 
por haber cerrado los comentarios,
es porque necesito descansar.
Ya volveré...
¡Los quiero!


viernes, 16 de noviembre de 2012

La casa de Antonio Machado



La casa, irregular y pobre,
como tantas de aquella época conserva
intocados los espacios que conoció don Antonio:
los patios con parras y perales,
los muros desnudos,


la modesta cocina de hierro,
el largo pasillo,
el comedor y su habitación,
con los sencillos muebles que tenía,


incluyendo una estufa de petróleo
que le regaló su hermano Manuel
para que mitigara los rigores de los crudos inviernos
segovianos.


En el patio hay un busto de piedra,
copia hecha por Pedro Barral del original que su hermano
Emiliano Barral
hiciera en 1920
y en una pared lateral enmarcado por la hiedra,
un panel de cerámica vidriada,
obra de Juan López Parras
que nos recuerda los años 1919-1932
cuando el poeta vivió en esta casa.



En el interior,
hay retratos de Antonio Machado, 
pinturas de artistas locales contemporáneos de Antonio
y de otros más actuales
que acuden con su caballete
a la casa-museo en busca de inspiración y de motivos;
interesantes documentos
fotográficos.
Y ya que es la casa donde vivió un poeta,
los libros a los que llevó sus palabras
y con ellas sus sentimientos.


domingo, 11 de noviembre de 2012

Hoja, pluma, aroma... humo




Quizá el herrero que hay en mí
me lleve a admirar, hoy,
tus manos de escultor...
Por eso te suplico:
déjame cuidar 
tus manos de escultor.
Ellas contienen el talento
capaz de arrancarle a la madera,
al hierro, a la piedra o al barro,
lo que la naturaleza silenció.
Desde ese olvido lo rescata el arte,
adivina la forma contenida.
Es el soplo que olvidó Dios.
Las cosas pueden volverse eternas
gracias a tus manos, escultor.

Corina Herrero Miranda.





EL POEMA

El poema nacía en la raíz,
avanzaba en la oscuridad
y dormía a medias;
desperezaba duendes en las cuevas,
se hundía en las edades,
comprimía la voz ronca de la tierra;
tejía tan despacio y en el viento
tal vez se deshilaba.

Lina M. Vidal



EL VERDUGO

El verdugo insiste en llevarse la vida,
porque no le enseñaron
que lo eternamente efímero es el destino
y que siempre es demasiado tarde
para mendigar el otro lado de la oscuridad.

Susana Valenti



DEL LUGAR

Busco asilo
en la memoria
de las horas...
El paisaje
se somete
al habitante.
Manos badías
dibujan
con cada letra
las palabras.

Guillermo Ibáñez


viernes, 9 de noviembre de 2012

Una llama de amor


Evelyn de Morgan



Encenderás la antorcha
si posees la llama;
con la palabra "amor"
derramarás la luz inusitada.

El bullir de tu sangre,
-exaltación, desvelo,
tajamar del capricho-
eclipsarás al invocar tu rezo.

Te envolverán candores
que aroman los jazmines;
por amor, serás siembra,
serás atril, sostén de los abriles.

Y alumbrarás a todos
con antorchas de alburas;
como el sol que amanece 
con su fulgor a disipar las brumas.

Marta Dino

jueves, 8 de noviembre de 2012

Ayunos de palabras


Obras de Fidelia Bridges


Se aprende a crecer desde el silencio,
cosa que se puede volcar a todos los ámbitos
de la vida,
porque el silencio genuino apaga el yo,
el que genera todos los deseos
y dispara todos nuestros conflictos.


Muchos sabios maestros suelen aconsejar
que es óptimo y recomendable quedarse en silencio,
realizar ayunos de palabras,
para reeducar nuestro ego
que siempre tiene necesidad de contar sus cosas
y de hablar todo el tiempo.
Aprender a utilizar menos palabras
que traten de controlar,
manipular y forzar las acciones de los demás,
porque todo eso genera una vibración negativa
y energía tensa que 
puede perjudicarnos.


En toda circunstancia que uno quiera silencio a su alrededor,
debe aprender a buscarlo y escucharlo.
Una vez encontrado,
prestarle la mejor atención y esperar
que ofrezca quietud interior,
porque desde esa quietud surgirá
el despertar de la mejor reflexión 
o meditación que podamos hacer del presente.

Daniel Capello


lunes, 5 de noviembre de 2012

Té con herencia oriental



Este té tiene la fascinación de Oriente,
de aquellos personajes servidores en palacios,
de califas que fumaban su larga pipa de palo de rosa,
de buhoneros mentirosos...

Hoy quiero compartirlo con ustedes 
y con toda la fantasía del arte de oriente
y sus cuentos.


Las pinturas de Caroline Young
quien interpreta el drama, el romance y la magia
de la mitología de la antigua
China y de Japón.


Tengo mi taza japonesa entre marrones y dorados
pintada a mano del año 1950.


Caroline Young nació en Hong Kong.


Cada vez que veo sus cuadros me lleva en su pincelada lírica
a su halo de misterio y a sus tradiciones 
orientales antiguas: las leyendas del pasado.


"Mi meta es apostar a la cultura y a la historia de mi herencia china
a través de mi arte".

C. Young.


Las flores, los pájaros me dan ese sentido de equilibrio
que todo ser necesita 
como parte de su identidad,
me enseña a valorar los orígenes...


...de quien lleva el arte y lo transmite.


La ensoñación es dejarse llevar por la fantasía
en armonía con el intelecto.


Se puede permanecer ajeno a la belleza
cuando hay tanto amor dormido?


Nada es casual,
busquemos un modo de sanación...


Mi libro "Cuantos Orientales"
es de 1969.
He leído estos cuentos muchas veces
durante muchos años:


*"El califa cigüeña"
*"El enano narigón"
*"El falso príncipe"
*"El pequeño Much"


Todos y cada uno de estos relatos
han acompañado mis días...


cuando soñaba todo el tiempo
con trinos de ruiseñores,
lámparas con genios dormidos,
gatos con botas.


Se puede ser feliz con tan poco?

Yo creo que se puede volar dentro de cuatro paredes.



ENCANTAMIENTO

Quieres que quiera como los pájaros
con los antojos de tu piel de noche,
boca sin palabras, mirada azul...
Tus ojos hablan sencillamente
con tu hechizo verbal contradictorio
y en la efigie de mi cuello fino
llueven mis rizos con luz de trigo.
Acaríciame con tu misterio,
combate al destino tan oportuno,
tus palabras son como fábulas
que darán magia a mi refugio
y en el volcán de mis pensamientos
sólo tu mano curará el dolor.
Música alada, canario sol,
sinfonías y odas encantadas
que me devuelven el amor buscado,
en la noche que vive dormida
bajo el frío astral y sentido
de una callada imagen con sueño

Luján 2002


Coronación del té:
sentimiento, raíces...
Un nombre.

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.