domingo, 10 de febrero de 2013

Los lunes... Azul Mar


 Henry John Yeend King


La felicidad es la medida de la perfección.
Para ser feliz el hombre necesita conocer las leyes
que rigen la vida y el universo
y ponerlas en práctica.
Por eso la suprema felicidad es también
la suprema sabiduría.

Para el sabio
todos los hechos, todos los pensamientos
y todos los días conducen a la felicidad.

Ser feliz es la suprema meta humana.

Del libro
"Optimismo y Felicidad"

de Lauro Trevisan
(escritor, teólogo y poeta brasileño)


Bárbara Mock


Propuesta del blog

"Barcos de Papel"


Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.