sábado, 11 de mayo de 2013

Las Geishas



Las geishas no tienen una historia milenaria: surgieron en los siglos XVIII-XIX pero en poco tiempo se convirtieron en personajes míticos. Nacieron como una derivación de las cortesanas con la importante diferencia de que no ofrecían servicios sexuales, sino sólo diversión y entretenimiento.


Aún en el siglo XX como relata la novela "Memorias de una geisha" de Arthur Golden, las niñas sin recursos de zonas rurales eran vendidas por sus padres e intermediarios que las entregaban a las propietarias de las casas de té, en las que les daban una exigente formación para cumplir los requisitos que se esperaban de una geisha. Su aspecto ( peinado, maquillaje, kimono, calzado) y habilidades artísticas estaban profundamente institucionalizados, por lo que su éxito posterior dependía de la preparación recibida.


Su dedicación principal era la de entretener a los acaudalados hombres que podían pagar por su compañía.

*** 

La profesión de geisha hoy sigue siendo compleja y polémica,
 por la delgada diferencia entre esta condición y la de cortesana; es habitual entre ellas
 tener un cliente fijo que ejerce de protector. 
En algunos casos las geishas se casan con estos protectores
 o con otros clientes, 
pero tal elección las obliga a dejar la profesión

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados