miércoles, 30 de octubre de 2013

"Moment of the Rose"





Mary Jo Leisure
es miembro de Society of Decorative Painters
y es autora de varios libros de pintura decorativa.


Utiliza aceites en sus trabajos y es conocida
por sus hermosas pinturas de flores,
rosas y combinaciones de frutas.


Ella y su esposo crearon el Cedar Crest Country Estudio en Kansas,
donde continúa dictando seminarios sobre arte.
En 1973 recibió la certificación de Maestros de Maestros,
más tarde de artista decorativo.
También ha recibido el premio Paleta de Plata en 1978.


Este libro 
"Moment of the Rose"
incluye fotos de la casa de Mary y cómo se ha integrado
la pintura decorativa en su hogar
y estilo de vida.

lunes, 21 de octubre de 2013

El universo del té




Bienvenida la primavera
para quienes pertenecemos al hemisferio sur,
ella ya se nota en sus aires, en sus perfumes...


Las temperaturas agradables hacen que podamos tomar el té
como más nos guste:


En los jardines,
o en la sala...


La ceremonia del té es siempre un motivo de encuentro
aunque a los argentinos nos agrade tomar mates...


Yo he adoptado el té desde que era chica
por mi mamá que siempre lo tomaba a las 5 de la tarde.


El té es la segunda bebida del mundo,
después del agua,
que cuenta con más de 4750 años de historia.


Descubierto en China
ha fascinado a Oriente y ha seducido
a Occidente


y sigue tan vigente que inspira de manera permanente
nuevos desarrollos.
En nuestros días el té se ha posicionado como una bebida gourmet,
que cada día cuenta con más adeptos,
quienes encuentran alternativas para todos los paladares,


desde las nuevas tendencias con creativos blends
hasta los clásicos tradicionales. 
Y ofrece además interesantes posibilidades a los consumidores,
que lo eligen como una bebida saludable 
que se puede adaptar a diferentes momentos del día,
tanto acompañado con dulces como salados.


Podemos tomarlo solos o acompañados
pero siempre es motivo de amistad y de placer,
un ritual enriquecido con su cultura
e historia sin dejar de lado su belleza estética
en su vajilla artesanal, antigua y de colección
que le da este toque romántico y vigente.


La tarde asoma
su acostumbrado sopor de mediodía.
El tiempo
tiene su patio de sombras
en la ancianidad de los muros.
Hay vuelos
en el viento campesino
y cenizas debajo de la higuera.


¿Cuánto dura el amor?.

La eternidad.

Luján 2013



Pinturas de Greg Harris

miércoles, 16 de octubre de 2013

Una hermosa forma de viento...




PUERTA CERRADA

Tengo arena en las manos y sonrío,
cenizas en la voz pero igual canto,
no me siento culpable del encanto
de acariciar paciente el odio mío.

Acorralada en ámbitos de frío
insisto que la paz no está en el llanto.
Me alimento del hambre y por lo tanto
protejo mi dolor del vano hastío.

Tengo una luz candente en la memoria
que me lleva en silencio hasta el exacto
principio de mi infancia tan esquiva.

Con arte de panal hice otra historia
donde a puerta cerrada gozo el acto
feroz, ardiente, incierto, de estar viva.

María Canevari


LA HUIDA

Quisiera emprender el vuelo de los pájaros.
Huir de ti,
saber que mañana,
tal vez,
me habré ido tan lejos
que tu mirada no me alcanzaría.
Pero es en vano.
No puedo.
Me sigue donde vaya.
Quisiera huir
pero mi corazón no es capaz de crecer alas,
porque tú estás dentro de mí.

María C. Bollero


DEL VIEJO ARCÓN

Del viejo arcón, como un recuerdo grato,
aparece una imagen desteñida
hablando, en la mudez de su retrato,
de una historia que es siempre repetida.

La abuela, deteniendo por un rato
el transcurso incesante de la vida,
provoca con sus ojos ese trato
que ahora es de nostalgia compartida.

Entre nubes de sueños ya perdidos
que se tornan remotos y escondidos
está el ayer, tan lejos y cercano,

pareciendo decir, sin decir nada,
que el tiempo es como agua aprisionada
que se va, sin quererlo, de la mano.

Jorge Antolini


De mi blog

Espejito... espejito




El espejo en el cual se miran las mujeres es,en realidad, la mirada de los otros, de la sociedad... una mirada crítica. Por otro lado, hay una gran inseguridad interior. Es una especie de vacío y, como no nos damos tiempo para reflexionar al respecto, lo llenamos rápidamente con las creencias de los demás.

Cuando priorizamos la necesidad de complacer, nuestro deseo real queda recluido y nos alejamos cada vez más de nuestra verdadera belleza.
Lo que nos empuja a esa disconformidad, en primera instancia, es la presión social, pero la mayor exigencia viene desde dentro de nosotras mismas. A todas no gusta tener buen aspecto, pero tendemos a creer que no damos la talla, queremos estar delgadas, pero consideramos que nunca es suficiente.

La mirada sobre nosotras mismas está influenciada por los hechos cotidianos que vamos viviendo. Si una mujer tuvo que enfrentar una situación de enojo, tal vez cuando llegue a su casa y se mire en el espejo se vea horrible. Esto también tiene un condimento cultural, a la mujer le enseñaron que enojarse no era femenino. La mayoría de las mujeres trasladamos a nuestra imagen corporal todos los sucesos cotidianos. Por eso, un día nos levantamos bien y a las cuatro horas nos sentimos las más feas del mundo.



Cada una puede ser su propia obra de arte.
Para ello tenemos que conectarnos con nuestro coraje
y poner en marcha nuestros deseos,
más allá de lo que los otros opinen.
Ser uno mismo te conecta con tu verdadera belleza.
Con una belleza que impacta
en todos los sentidos,
que es inolvidable,
que no hace ruido ni tiene gestos superfluos,
que es relajada,
cómoda y sobre todo llena de confianza.



Tini de Bucourt
Alejandra Stamateas



domingo, 13 de octubre de 2013

El beso




Klimt


¿Qué es un beso y cómo puede ser representado?

A lo largo de la historia del arte moderno,
distintos artistas expresan en sus obras
lo que entienden por su esencia.
El beso
puede llegar a simbolizar
algo más dramático y profundo.
Las fuerzas ocultas de los sentimientos humanos
se han hecho presentes
en distintas representaciones de esta escena,
como por ejemplo 
las de Aguste Rodin y Edvard Munch,
además de la de Gustav Klimt,
artistas que en su tiempo supieron plasmar
con maestría la celebración o la angustia del amor.

Munch


La versión escultórica de Rodín,
que data de 1886,
parece ser la apoteosis del amor
entre el hombre y la mujer.
La escena, inspirada en personajes
de "La Divina Comedia"
irradia sensualidad y a la vez ternura.
La versión adoptada por Munch
es radicalmente opuesta:
la suya es una impresión negativa y angustiosa
de la pasión y el erotismo del beso,
en consonancia con la mirada expresionista del arte
en la que la tragedia, la soledad y la muerte
eran temas fundamentales.

Chagall


En su representación,
que también recibe el nombre de "Los amantes"
y fue realizada en 1897,
el hombre y la mujer visten de negro
y tienen los rostros desdibujados
como si la entrega amorosa
significara la renuncia a la identidad.

Canova


La atmósfera es pesada y opresiva en el cuadro,
ya que la pareja se encuentra en una habitación oscura
en la que sólo se perciben los colores del mundo exterior
a través de una ventana cerrada.

Fragonard


El abrazo en vez de expresar amor,
parece comunicar un estado de profunda desesperación.

***

Desde la pintura galante de Fragonard
hasta la versión pop de Lichtenstein,
pasando por la imagen onírica de Chagall,
entre tantas otras,
la escena del beso fue motivo
de numerosos artistas.
Todo parece indicar que esta manera de amor
tiene un simbolismo único
y sin duda atractivo entre hombres y mujeres
de todos los tiempos.

Hayez


El instante mágico del beso es motivo de muy variadas
representaciones a lo largo de la historia del arte.
La pasión se revela en cada artista
a partir de una estética propia.

Mánes

viernes, 11 de octubre de 2013

Paleta de luz para el alma




El color es una sensación con carácter peculiar y capaz de producir, además, una emoción. Actúa sobre el alma, despierta la emotividad o las ideas que calman o agitan al ser humano. Es una cualidad especial que distingue el estilo, una forma de aportar identidad en los espacios que domina. Y, si de la naturaleza se trata, es un tinte original que colorea los pétalos que se abren en cada temporada. En esta primavera, elegimos el rojo y el violeta, dueños de una gran fuerza.

El rojo es potente, primario y cálido. Luminoso y vibrante. Simboliza la pasión, la vida y la fortaleza. Es complementario del verde, naturalmente encontrado en el follaje que sostienen las flores. Algunas especies sugeridas en ese tono son:


CALISTEMO

Es un arbusto cuya floración es en primavera y en otoño.
Es para sol pleno, muy utilizado como cerco.


ACHIRA

Su floración comienza en verano hasta otoño.
Prefiere el sol de la mañana.
Es una planta muy noble y resistente.


SALVIA ROJA

Herbácea, con floración casi todo el año,
menos los meses de mucho frío.
Le gusta el pleno sol.


CEIBO

Este árbol es nuestra flor nacional.
Florece en primavera-verano,
y alcanza una altura de 12 metros.
Sus flores son de un rojo fuerte y suavemente perfumadas.


DALIAS

Su floración en verano y en otoño.
Le gusta mucho el sol.


Si al rojo le agregamos un porción de azul, surge el violeta en su infinidad de matices. Se asocia con la realeza y simboliza el secreto y lo consciente. Es complementario del amarillo y sus tonalidades son de claras a oscuras, como el lila y el púrpura. 


TUMBERGIA

Enredadera de floración primavera, verano, otoño. 
Trepa hasta 4 metros, en sol pleno. 
Con bajas temperaturas pierde el follaje.


HARDENBERGIA

Trepadora cuya floración es a fines de invierno
y principios de primavera.
Es de sol y su intensa floración la convierte en una enredadera
muy ornamental.


RUELLA

Es una planta subarbustiva que florece todo el año.
Sus flores atraen los colibríes.


JACARANDÁ

Este árbol es de follaje tardíamente caduco y llega a los 12 metros de altura.
Florece en octubre cuando no tiene hojas
y una segunda floración en enero con hojas.


VIOLETA

Florece desde el invierno hasta la primavera.
Crece bien debajo de los árboles y en lugares luminosos
pero sin sol.
Sus flores sobresalen entre el follaje con forma de corazón.


Patricia López y Roxana Wolojviansky


jueves, 10 de octubre de 2013

Analía Gadé





María Esther Gorostiza Rodríguez más conocida como Analía Gadé (Córdoba, Argentina, 28 de octubre de 1931) es actriz argentina afincada en España. Es hermana del conocido dramaturgo y secretario de cultura, Carlos Gorostiza.



De origen español por su padre, en 1948 ganó un concurso de belleza que la premió con la aparición en la película "La serpiente de cascabel". Tan sólo dos años después debutaba en teatro.

Formó entonces compañía propia con su esposo Juan C. Thorry, de quien acabaría divorciándose. Llegó a España en 1956 y comenzó a trabajar en cine y en teatro, al tiempo que se unía sentimentalmente con el actor y director Fernando Fernán Gómez.



Durante esa etapa compaginó apariciones en películas rodadas por su marido como "Muchachas de azul" (1957) o "Una muchachita de Valladolid (1958) de Luis César Amadori.

También apareció como presentadora de televisión en el magazine de TVE "Analía Gadé nos cuenta" (1961-1962).

Con Alberto Closas y Nati Mistral, entre otros



A partir de los años 70 optó por las películas de registro dramático para finalmente cerrar en el teatro con incursiones en televisión "La señora de García se confiesa" (1976), "Compuesta y sin novio" (1994), "Carmen y familia" (1996).


Por su carrera cinematográfica en 2004 
la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina
le entregó el premio Cóndor de Plata
a la trayectoria.

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados