Si alguien desea adquirir mi novela en papel desde cualquier país.

Si alguien desea adquirir mi novela en papel desde cualquier país.
Click en la imagen

Lo más visitado

sábado, 27 de julio de 2013

"La dama oscura"




Retrato de Mary Fitton (1595)
supuesta "Dark lady"
de los sonetos de Shakespeare.


La belleza atormentadora de la mujer de ojos y pelo negros, tal como la describió William Shakespeare en sus afamados sonetos, sería por fin identificada como una prostituta de un burdel de Clerkenwell llamada Lucy Negro o Black Luce.

Una investigación realizada por Duncan Salked hace foco en la procedencia de la Dama Oscura, como se ha conocido siempre a la enigmática mujer de los sonetos del dramaturgo y poeta inglés.

Desde George Bernard Shaw y Oscar Wilde hasta el novelista James Joyce, muchos han intentado develar la identidad de la oscura dama. 

Shakespeare que se refiere a ella como "mi malvada mujer o mi ángel del mal", dejó sin resolver la identidad de su misteriosa o misterioso amante, puesto que también anteriormente se había apuntado a una posible relación homosexual.

martes, 23 de julio de 2013

Un té con Thomas Kinkade





Hoy voy a compartir este té con ustedes
y con los sueños que todos tenemos,
los que se nutren del pensamiento
buscando respuestas
en la vastedad de los secretos.

(esta imagen me la regaló Juan Carlos
un amigo de facebook porque sabe que me encantan
las tacitas de té)


Al ver estas pinturas de Thomas kinkade
imagino la casa de mis sueños
en una campiña inglesa,


 rodeada de flores, de recuerdos queridos,
de plantas, y de gatos...


El portón a la felicidad...

Y dentro,
la candela encendida invitando a leer
cuando la lluvia callada me dice que es temprano
para esperar:
el beso eterno,
el amor postergado,
las voces...


y sentir que todavía es tiempo
de esperanzas,
de claroscuros milagros,
de ver una mano tendida
y de sentir el abrigo de un cariño.

***

Como agua,
como nieve,
como luz...

La magia vuela 
y entrega su corazón niño
con la brillantez
de un cielo
que sabe que el alma
observa,
más allá de la razón,
la mirada de los sueños.

Luján 2013




lunes, 22 de julio de 2013

La edad de la inocencia





Bariloche (argentina) es el destino con el que sueñan los estudiantes cuando terminan la secundaria. Para muchos es su primera vez en el sur, pero no la última. Sus paisajes, el encanto de ser una ciudad con ambiente de pueblo y la adorable levedad de la adolescencia hacen que su recuerdo sea para siempre.


Ese sueño, ese repiqueteo impensante de tambores, el brillo de los haces de luz que se hacían añicos contra la bola de los espejos que daba vueltas y vueltas en el aire... las montañas heladas, el cielo protector... eso fue, es y será Bariloche. Aunque hayan pasado mil años y no haya nada que festejar.


Hay que volver al pueblo como todavía llaman los lugareños a Bariloche, dejarse tentar por los chocolates que ofrecen las tradicionales fábricas artesanales de la región, para darse cuenta cuánto ha cambiado todo y cómo aquello que resultó deslumbrante la primera vez sigue siéndolo, acaso más ahora que la excitación de la juventud, el más divino de los tesoros, quedó atrás.


Los paisajes de Bariloche no se repiten, 
no importa cuántas veces se haya ido a la ciudad.

Frente a los ojos siempre hay colores nuevos, formas que por la noche
son amarillas, marrones, verde musgo
y por la mañana, después de una silenciosa nevada,
son blancas.



Son maravillosos los paisajes de ensueño
que se ven desde la ladera del cerro.


Las vivencias, ese vértigo de noches y días sin descansos, sin sueño, quedarán grabados en su memoria para cuando vuelvan.

Y volverán.

Por Ricardo Luque


Yo no fui por aquellas épocas al viaje de estudio a Bariloche
como todos mis compañeros,
me quedé porque sentía que aturdirme con aquello
no iba a compensar las horas de vacíos 
que sufrí en mis años escolares.

Tenía pocas amigas
y ellas tampoco fueron...


EL EDÉN PERDIDO

Abrí mis ojos
y una luz con destellos mágicos
inundó mis entrañas.
El cielo diáfano
cubrió cálidamente mis párpados
y la brisa sin movimiento
sonó dentro de mi corazón.
Engañosa ilusión
que nubló mis ojos...
ante tu luminosa figura
mientras los corazones esperaban
vivir esa sabia sensación de plenitud
entre ficción y realidad.

No sé adónde conduce la razón
que ondea soberana
tras la nitidez del gesto,
que transforma en hechizo las palabras.
Es como un invierno de luces,
como un copo de nieve blanca...
como el clímax del amor intenso
que vive en el fondo mismo de la entraña.

Con frenesí trato de escapar
pero quedo acorralada por tu fuego,
entre la niebla de mis ideas
y la fascinación, casi obsesiva,
de mis ensueños.

Poema que escribí en mi adolescencia.


domingo, 21 de julio de 2013

Yo sólo pensaba en ti...




Arthur Hughes


Si has muerto
mi pena enlutará la alcoba levemente
y estrecharé tu sombra hasta apagar mi cuerpo
y en el silencio ahondado de tiniebla,
y en la tiniebla ahondada de silencio,
nos velará llorando, llorando hasta morirse
nuestro hijo: el recuerdo.

Delmira Agustini

***

Este poema apareció al final del libro "Un amor imprudente" de Pedro Orgambide, en  donde se evocan la peripecias vividas por la poetisa uruguaya Delmira Agustini.


Como sabemos todos, Delmira  contrajo matrimonio con Enrique Job Reyes el 14 de agosto de 1913, pero por desavenencias conyugales lo abandonó un mes y medio más tarde, divorciándose el 5 de junio de 1914. En junio del mismo año muere asesinada por su ex-esposo, quien después se suicidó.

"Después llegó la absurda luna de miel...
Yo sólo pensaba en ti...
Lo que sufrí esa noche no podré decírtelo nunca."


martes, 16 de julio de 2013

Té en silencio





Hoy voy a compartir este té de los martes con todos ustedes. 
Les pido disculpas por no abrir los mensajes,
eso forma parte de mi silencio
y de pedir las tacitas prestadas porque no he tenido
tiempo de fotografiar las mías.


Yo sé que están allí, aún en mis silencios,
cuando pongo esta distancia necesaria para que mi alma
encuentre su lugar.



Hoy frente a los caminos mi corazón muestra
su acostumbrado temple
pero necesita un espacio
donde habitar lejos de las voces.


Puedo refugiarme entre mis plantas que a pesar del invierno
todavía tienen vida propia
y buscar algún cariño demorado.


Quisiera tener las llaves de algunas puertas 
para alejarme de la traición de los segundos pero siento
que pesan las ausencias,
los grises, las palabras no dichas...


Suelo sentirme sola
cuando la muchedumbre me rodea
porque no soy yo quien elige,
porque los silencios dicen más que las palabras.


Es la vida que camina dibujando sentimientos
que ahondan los sentidos,
es la vida que aprisiona el pasado
y no deja sentir el latido de un presente que está
esperando una respuesta.


El corazón se desdobla por completo
buscando espejismos y fragmentos,
consume imágenes olvidadas,
recobra la conciencia


pero sabe que el tiempo
es sólo un efímero desliz que arrastra dichas,
huellas perdidas,
milagros postergados, 
libertad...


SILENCIO

En este letargo invernal
te busco
como la fría languidez de la tarde.
Te necesito...
contigo me siento acompañada,
encuentro tus mensajes.
El sosiego
trae pausas de llovizna
cuando las horas no me dicen nada.

Guarda mi secreto
en tu mitad entera
porque eres el cielo que busco...
la respuesta.

Luján 2013






miércoles, 10 de julio de 2013

Escritura sanadora




Obras de Von Bremen


Narrar cura.

Poner por escrito una vivencia dolorosa causa alivio: ayuda a superar el sufrimiento que a uno puede haberle dejado una separación, la pérdida de un ser querido, un accidente trágico, un terremoto, un incendio devastador o un asalto violento.


Esto también se aplica a crisis personales que actúan como verdaderos cataclismos internos. La escritura ayuda a reorganizarse mentalmente, a repensar esos momentos críticos. Cuando uno escribe está solo, sin testigos ni apuros, uno puede tomarse el tiempo para elaborar los peores recuerdos y a medida que surgen las palabras para nombrarlos, es posible darles un significado distinto.


El relato escrito moviliza las emociones y la reinterpreta. Escribir lo que a uno le pasa promueve un diálogo interno que queda registrado. Se puede recurrir a él y cambiarlo cuántas veces uno quiera; actúa como una autoterapia reorganizando pensamientos y emociones.

El pensamiento es más lento que la emoción,
así como escribir es más lento que pensar.


En este cruce de tiempos, del sentir-pensar-escribir la razón libera las palabras necesarias. Escribir es dedicarse tiempo a sí mismo, detenerse sobre la existencia dolorosa y dejar que salga el miedo, el rencor, lo que fuera, sin temor al juicio de nadie.

Cristina Noble.


Etiquetas

Alexander Averin Alexander Jansson An He Anne Yvonne Gilbert Antoine Watteau autores invitados Benito Quinquela Martín Berthe Morisot Carl Larsson casas de famosos Charles White Cien años de soledad---Gabriel G. Márquez cine conmemoraciones convocatorias cuarta parte) cumpleaños. Daniel Gerhartz Diego Velázquez Duy Huynh Édgar Degas Edvard Munch Edward Lamson Henry El Greco El silencioso grito de Manuela (Cap I tercera parte) El silencioso grito de Manuela (Cap I-primera parte) El silencioso grito de Manuela (Cap I-segunda parte) El silencioso grito de Manuela (Cap II El silencioso grito de Manuela (Cap II quinta parte) El silencioso grito de Manuela (Introducción) El silencioso grito de Manuela---Luján Fraix Eleonora Grigorjeva Emilio Reato Entre tú y yo... Eugène Delacroix Eugene Lushpin Fernando Botero François M. Kavel Frida Kahlo Giotto grandes autores Gustav Klimt Gustave Moreau Hans Zatzka Henri de Toulouse-Lautrec Henri Matisse homenajes Ides Kihlen IMAGENES DE NAVIDAD imágenes de Navidad Jacek Yerka James Christensen Jan Vermeer jardines John W. Godward Juan Gris Konstantin Razumov La novia ¿Ella regresó por amor? (10ma parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (1era parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (2da parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (3ra parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (4ta parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (5ta parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (6ta parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (7ma parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (8va parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (9na parte) La novia---Luján Fraix lecturas Leonardo da Vinci Libros Louis Aston Knight Luis Scafati Maestros---Luján Fraix María Oakey Dewing Mario Sanzano Mario Testino Marta Orlawska Michael Cheval Miguel Ángel Buonarroti mis ensayos Mis poemas Mis poemas. Recordatorios. mis recuerdos mis relatos Misstigri Montmartre-La Bohemia-pintores mujeres célebres de todos los tiempos Nelly Tsenova Patrick Commecy Paul Gauguin pensamiento azul pensamientos personajes de novela poemas clásicos. Premios primera parte) Querida Rosaura (Cap I 1era parte) Querida Rosaura (Cap I 2da parte) Querida Rosaura (Cap I 3era parte) Querida Rosaura (Cap I 4ta parte) Querida Rosaura (Cap I 5ta parte) Querida Rosaura (Cap II 1era parte) Querida Rosaura (Cap II 2da parte) Querida Rosaura (Cap II 3ra parte) Querida Rosaura (Introducción) Querida Rosaura---Luján Fraix regalos Régine Mouraret retrato de mis dÍas Romances de la Historia SALUDOS... Salvador Dalí Sandro Botticelli segunda parte) Sergio Roffo Sir James J. Shannon Sir Lawrence Alma Tadema Sofonisba Anguissola sorteo tea cup tuesday tercera parte) tertulias de la abuela Tintoretto Tiziano Van Tijn Rembrandt Vincent Van Gogh Vittorio Matteo Corcos William Affeck

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.