lunes, 24 de marzo de 2014

Mafalda, tomamos un té?





Hoy vamos a compartir este té con
Mafalda y Quino, su creador.




"Gracias Quino", 
el grito se distinguió en medio de una ovación cuando el creador de Mafalda
apareció el sábado ante el público en el Salón del Libro de París
para recibir La Legión de Honor,
máxima condecoración de Francia y protagonizar
un homenaje que hizo llorar a muchos de emoción.


El dibujante argentino era uno de los autores más esperados en el Salón del Libro,
que tiene a Argentina como invitado de honor.
Este año se cumplen 50 años de la primera tira de Mafalda,
un mito para lectores de todo el mundo.


Esos lectores desbordaron el sábado el escenario principal de la feria
para escuchar al dibujante de 81 años 
respondiendo en francés preguntas sobre la génesis de Mafalda,
la inspiración para sus personajes, la censura en Argentina
y su amor por Francia.

"Yo quería ser Picasso. Estoy contento con el resultado de Mafalda.
Pero no tanto."


Quino contó el origen conocido de su personaje más célebre: Mafalda
nació como un encargo para una tira que sirviera como publicidad
encubierta de una marca de electrodomésticos.
Terminó siendo una niña durante nueve años (1964-1973).

También reveló la inspiración de otros personajes:

"Felipe salió de un amigo admirador de la revolución cubana.
Manolito es un "tipo" que existe en todas partes: 
una persona a la que le gusta el dinero.
Susanita también está en todas las sociedades. 
Mafalda es el más inventado. Libertad es un personaje 
que me gusta mucho."


Cuando llegó el turno de las preguntas, la mayoría se centró en cómo sería Mafalda
en sus 50 años.
"Todos preguntan cómo seria todo hoy, si Miguelito se habría casado
con Susanita... no me hago ese tipo de preguntas".

Quino sí respondió cuando alguien del público quiso saber
qué le preocuparía hoy a Mafalda:
"La estupidez humana."

El dibujante cuyo nombre real es Joaquín Salvador Lavado,
ya fue homenajeado en la feria de Oaxaca
y va a inaugurar la Feria del Libro de Buenos Aires en abril.
Pero el sábado recibió un reconocimiento
que consideró especial: La Legión de Honor.


"Desde que era chico, cuando leía que le daban a alguien
La Legión de Honor,
me daba muchísima envidia", dijo al recibir la máxima
condecoración de Francia.
"Pensaba.  A lo mejor si me porto bien
algún día me la darán". 
Estoy muy emocionado".


La distinción se conocía desde principios de marzo,
cuando la embajada francesa en Buenos Aires decidió entregarla
a tres mujeres ilustres de la Argentina:
la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo,
a la cantante de tango Susana Rinaldi y a Mafalda.

El embajador francés, Jean-Michel Casa entregó el premio
junto al secretario de Cultura argentino,
Jorge Coscia.
Alicia, la esposa del dibujante Quino,
estuvo entre el público.

***

Gracias por alegrar tanto mi infancia
y la de tantos niños.



Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados