lunes, 19 de enero de 2015

Té de Enero




  El té de enero viene con todo el calorcito
de esta estación llena de color.
No tuve tiempo de hacer mis propias fotografías
entonces tuve que pedir las tazas prestadas
para compartir nuevamente el té de los martes.


Les cuento que yo casi no conozco el mar
pero siempre me ha inspirado...
De niña nunca iba de vacaciones
porque mis padres eran agricultores
y siempre tenían que estás pendientes de las cosechas
de sus campos.
A mí nunca me importó...


Mi mundo interno me alcanzaba demasiado,
yo diría que me sobraba...


Mientras mis amigas se iban a las piscinas a disfrutar del calor
yo me quedaba leyendo libros,
escribiendo... soñando
y eso me llenaba el alma:
era la felicidad.
No necesitaba ir a buscar afuera lo que necesitaba
para vivir.


Quizá si el mar hubiera estado cerca...
me hubiera sentado en la ribera
a leer 
"Cien años de soledad"


Qué bella carpeta!!!
Se parece a una que tenía mi madre,
todo rosa y blanco
como le gustaba a ella.


Recuerdo también que en aquellos veranos
me iba al patio de árboles frutales
de mi abuelo Eduardo.
Juntos dibujábamos letras con un palito en la tierra.
Él me contaba cosas que ya ni recuerdo...


Después me daba uvas de su parra,
y jazmines y rosas de su jardín.


Mis veranos eran muy alegres como la infancia
de toda niña feliz.




Ahora que la tarde desteje soledades
y camino lejana y olvidada
la senda de la vida.
Siento que es histórico el recuerdo
y el vagar de este infortunio.
Un camino blanco me espera
del otro lado del desierto,
con espuma, mágico,
de corolas enlazadas...
Tengo miedo de volar
hacia un cielo despierto y sin cansancio,
tengo miedo de quedarme dormida
en esos rieles de cristales empañados.
Sólo el tiempo recoge las huellas,
veladas, leñosas,
de un adiós y de un "te quiero" que renace...
Ahora la luz es memoriosa
trae lluvia, heridas, sonidos de alas...
que parecen campanas de colores,
brillos de luciérnagas cansadas,
fragmentos de sueños
y manos aprisionadas como cruces.
Ahora es temprano,
el sol no ha salido a ver el día,
las lágrimas huyen con los grillos
al costado de la noche,
es Enero todavía...

Luján Fraix






Las pinturas son de Severin Kroyer


Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

Recommendations by Engageya

Free background from VintageMadeForYou