domingo, 12 de julio de 2015

Katharine Hepburn y Spencer Tracy







Rebeldes dentro y fuera de la pantalla. Su energía era un grito de vitalidad allá por donde iban. Y se conocieron. Las circunstancias no eran las más idóneas –él estaba casado, desde 1923, con Louise Treadwell-, pero algo les dijo que estaban hechos el uno para el otro y se lanzaron a la aventura de amarse. Uno de los legados más maravillosos que dejó el cine norteamericano de los años 40, 50 y 60 fueron las nueve películas que rodaron juntos Katharine Hepburn y Spencer Tracy. 

Para entonces él se había convertido en el mejor actor de cine del momento. Louise Treadwell, su mujer, con la que tuvo dos hijos, se conformaba con su papel de señora de Tracy y trataba de mirar para otro lado ante las aventuras de su marido con actrices como Myrna Loy, Joan Crawford o Ingrid Bergman, pero le perdió para siempre, aunque nunca llegaran a divorciarse, cuando se inició el rodaje de "La mujer del Año", una comedia romántica con tintes feministas en la que Tracy y Hepburn estaban tan espléndidos como enamorados.

Spencer nunca se divorció de su esposa, que padecía una enfermedad de la que el actor se sentía responsable, pero aún así vivió una apasionada historia de amor con Katharine. Ella lo cuidó durante sus últimos años de vida, soporto la adicción al alcohol de Spencer y lidió con sus bajones profesionales. Él la adoraba, pero nunca pudo estar sólo con ella. "¿Qué podía hacer? Lo amaba y lo único que quería era estar con él", dijo en una ocasión Katharine, que nunca pudo formar una familia por este amor.

Cuando lo ingresó en un hospital sabiendo que la muerte de Tracy era inminente, telefoneó a su esposa y se retiró discretamente. Ella nunca visitó la tumba de su gran amor. 

Lo más interesante de esta pareja es cómo dos actores tan diferentes fueron capaces de crear una unión tan perfecta, una compenetración tan deliciosa que, aún hoy, sus interpretaciones siguen estando tan vívidas, frescas y sorprendentes como entonces.


Sin embargo, una nueva biografía que publicaron de Katharine Hepburn dice que ese amor tan apasionado como imposible (Tracy estaba casado y era católico) era pura comedia, según revela William J. Mann en su biografía. «Kate: La mujer que fue Hepburn» asegura además que la actriz, fallecida el 29 de junio de 2003, era lesbiana. 

Khatarine Hepburn, conocida por todos como «La eterna soltera» o «La otra», jamás tuvo una relación amorosa o mucho menos sexual con Tracy. La razón, según escribe William J. Mann, es obvia : Hepburn era lesbiana. La pasión demostrada hacia Tracy era una cortina de humo que ocultaba sus relaciones homosexuales. Las afirmaciones del autor sobre el tema, que van más allá de todo lo escrito hasta ahora, son tan audaces que apuntan que Tracy, católico y casado (excusa que usó la pareja para no contraer matrimonio) también era homosexual además de demasiado aficionado al alcohol.

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados
Free background from VintageMadeForYou