lunes, 7 de septiembre de 2015

Té... en la piel de los abrazos




Hoy el té lo vamos a compartir
con las escenas de la vida diaria,
aquellos momentos que son parte de nosotros:
la felicidad.


Yo siempre digo que se puede volar dentro de cuatro paredes,
porque me ha pasado
de ser dichosa escribiendo,
leyendo libros antiguos,
de grandes maestros...


Quería aprender... mucho...


 Luego estaban mis amigas con las que compartía
un té, un café... un chocolate
o el clásico mate argentino.


En ese intercambio todo era válido,
poder llenar vacíos del alma.
A veces, una palabra alcanzaba
para sanar alguna herida.


Y volver a darle de comer a mis gatitos,
según la época:
Peter, Teobaldo, Catalina, Albertina, Milagros...
que se fue hace dos años.

Ahora Suri.


En esta vida diaria está el presente como un espejo
que nos muestra el camino recorrido,
lo que hemos logrado,


y también el pasado que es parte de nuestra historia,
la que fuimos construyendo con nuestros pasos,
los afectos, los consejos de una abuela que llegaba
por la calleja de tierra,
los encuentros postergados,


Las conversaciones con mi mejor amiga:
 mamá.

***

Despedimos el invierno con el abrazo
para volver
 en una siesta de primavera
a sembrar, con la infinitud del amor,
una sonrisa.




IMPERFECCIÓN DE LO SENCILLO



Yo quiero que el hombre sea más humano,
yo quiero ser testigo y juez del cambio.

Quiero vivir el camino de un sueño
en el latido triste de mis ojos,

que la vida muestre sus milagros,
que los años se queden de regreso,

que las estrellas derramen fulgores
y los luceros gobiernen la noche.

Puedo ver sombras recorrer las tapias
luchando junto al dolor de las almas.

Resisto al tiempo que trae añoranza,
a la felicidad que se deshoja.

Pero no quiero sentirme vencida,
es prematuro recoger cenizas.

Luján Fraix





Feliz tarde de té para todos!!!


Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados