domingo, 6 de diciembre de 2015

La casa de Ernesto Sábato




El sombrero, la bufanda y el piloto se conservan inmaculados, colgados prolijamente en el perchero.

La biblioteca mantiene el orden exacto y los muebles son originales. Estamos en la casa de Ernesto Sábato (gran escritor argentino)


Y la sensación es que una de las mentes más brillantes de nuestro país
se fue unos minutos.
Y que, en un abrir y cerrar de ojos,
entrará por alguna puerta.



El lugar es historia pura. Allí residió desde 1945 con su gran amor-Matilde-crió a sus hijos-Mario y Jorge-ideó casi toda su obra, y permaneció hasta el día de su muerte: el 30 de abril de 2011. Ya hace más de un año que esta vivienda, construida en 1927 y situada en la calle Saverio Langeri 3135, se transformó en un espacio abierto a la comunidad que resguarda y promueve el legado del creador de "SOBRE HÉROES Y TUMBAS"



"Esta casa no es un mausoleo.
La idea es repetir la vitalidad que tenía cuando era un centro de creatividad
de discusiones, de alegría."-
explica el propio Mario (hijo)



El clima que inunda cada habitación es familiar, ya que las visitas son guiadas por los nietos de Sábato-Luciana y Guido-. Es su propio abuelo el que, por medio de filmaciones, acompaña el recorrido con un relato estremecedor.


En este rincón de Santos Lugares, la idea también es apoyar toda aquella iniciativa que aporte un granito de arena a la cultura. Por eso se organizan muestras como LA LUPA DE LA CASA.


Esta exhibición de fotos, tomadas por Flavia Tomaello
repara en detalles del hogar que los visitantes quizá pasan por alto:
la valija que llevaba en sus viajes (con una etiqueta que todavía guarda su firma),
o la paleta gastada y llena de colores
con la que despuntaba el vicio de la pintura el gran maestro.

"El objetivo es que la gente sepa que no viene a conocer un museo,
sino a una familia que le abre las puertas de su casa...
Como lo hacía Ernesto cuando alguien le golpeaba la puerta.",
define Tomaello.



Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados
Free background from VintageMadeForYou