viernes, 29 de enero de 2016

Ann Margret




Nacida (1941) con el nombre de Ann Margret Olsson en Valsjöbun, Jämtland, Suecia, se trasladó a Estados Unidos en su juventud y creció en Wilnette, Illinois donde acudió a la North Western University.

Como cantante fue descubierta en un club nocturno por el actor y cómico George Burns. Comenzó a grabar discos con la compañía RCA en 1961. Su voz era considerada como una de las más sexys y se la comparaba con la de Earthe Kitt o Nancy Sinatra.


Aunque su labor musical quedaría eclipsada por la actoral, a principio de la década de 1980 siguió actuando en Las Vegas, donde grabó en 1982 un spot publicitario para la firma de cava Española Freixemey.

Su primera experiencia en cine fue en la película "Un gángster para un milagro" en 1961, pero fue su papel como protagonista en "Un beso para Birdie" (1963) el que la lanzó al estrellato.


Después de rodar "Cita en Las Vegas" con Elvis Presley ambos comenzaron una relación que provocó un enfrentamiento con la esposa de Elvis, Priscilla. Aunque la relación terminó poco después, siguieron siendo grandes amigos. Ann fue la única estrella que asistió a su funeral.


En 1975 participó en "Tommy", papel por el que fue candidata al Oscar a la mejor actriz además de haber sido postulada para 10 Globo de Oro, ganando 5 de ellos, incluyendo el de mejor actriz de comedia o musical por "Tommy"

En 1994 publicó su autobiografía "Ann Margret: My Story".

En 1995 fue elegida por la revista "Empire" como una de las 100 estrellas más atractivas de la historia del cine.

Ann Margret tiene una estrella en el "Paseo de la fama de Hollywood"


Ha estado casada con el actor Roger Smith desde 1967. Smith sufre de miastenia gravis y ella ha dedicado parte de su vida a su cuidado.


Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados