lunes, 1 de febrero de 2016

Mary Quant




Figura del "Swinging London" y audaz creadora de la minifalda, la británica Mary Quant celebra mañana sus 80 años con una mirada entusiasta sobre la moda actual "dedicada a las piernas" y sobre la condición femenina.

Aunque confiesa cierta nostalgia de "la efervescencia y la innovación" del Londres de los años 60, la creadora conocida también por su corte de pelo bob, considera que "hoy en día es maravilloso ser una mujer".

"Las mujeres aprovechan más que nunca sus vidas", asegura
quien revolucionó la moda femenina popularizando la minifalda,
las medias de colores y el maquillaje,
en una respuesta por escrito a la AFP.


"Una nueva especie de superwoman ha hecho su aparición",
exclama con admiración en su última autobiografía publicada en 2012.
"Evolucionan como atletas y se sienten como hombres,
con las rodillas separadas.
Sus hijos adoptan el apellido de las madres (...)
Ellas tienen el control".


Mary Quant es viuda, tiene un hijo Orlando, tres nietos y vive en Surrey (Suroeste de Londres). En el año 2000 vendió a unos japoneses su firma de cosméticos, identificada por un logotipo en forma de flor.

Sus inicios en el mundo de la moda los compartió con quien sería su marido, Alexander Plunket Greene. Lo primero que le llamó la atención fue el estilo excéntrico del atuendo del joven que conoció en los bancos de la facultad de arte de Goldsmiths en Londres.

En 1955, la pareja lanza con un amigo la primera tienda, Bazaar, en el barrrio de Chelsea entonces en plena ebullición. La tienda de ropa y accesorios, junto con el restaurante abierto en el sótano, se convierte en el punto de encuentro de jóvenes y artistas. Y atrae a celebridades como Brigitte Bardot, Audrey Hepburn, los Beatles y los Rolling Stones.


Mary Quant crea faldas y vestidos cortos, líneas simples y colores vivos, que expone en vidrieras extravagantes.

"Las señoras con sombrero hongo golpeaban nuestro escaparate
con el paraguas y gritaban inmoral y asqueroso
al ver nuestras minifaldas y las medias,
pero los clientes se agolpaban para comprar, escribe en su autobiografía.

Kings Road, donde abrió la tienda, se transformó en lugar de desfile para las muchachas con minifalda en un ambiente de fiesta permanente característico de este "Swinging London" que tenía en Carnaby Street otro punto neurálgico.

Adepta a las formas geométricas, círculos, contrastes de colores e incorporación de materias como el PVC, Mary Quant promueve una moda desempolvada, lúdica y sin esnobismo.


"Resultaba que mis prendas se correspondían exactamente
con la moda adolescente, el pop, los bares de café expreso
y los clubes de Jazz",
comenta en "Quant by Quant",
su primera autobiografía.


"Estaba en el lugar apropiado en el momento adecuado",
sostiene Jenny Lister,
comisaria encargada de la moda de Victoria and Albert Museum,
establecimiento que posee un centenar de piezas:
ropa, maquillaje, prendas interiores, patrones,
de la modista.

***



Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

Recommendations by Engageya

Free background from VintageMadeForYou