domingo, 27 de marzo de 2016

Gene Tierney (1920-1991)




Gene Eliza Tierney fue una actriz de Hollywood, estrella de la era dorada de la Meca del Cine, famosa por su belleza.

Fue nominada para el Oscar por su papel en la película "Que el cielo la juzgue! (1945)


Oleg Cassini la llevó al altar cuando tenía 20 años. Tuvieron dos hijas: Daria ( con retraso mental, sordo-muda y ciega, hechos producidos por el contagio de rubeola que sufrió Gene de una admiradora en un acto. Este duro golpe le ocasionó trastornos psicológicos.) Su segunda hija Cristina nació fuerte y sana. 

Oleg y Gene se divorciaron en 1952, contrajo después matrimonio con el magnate del petroleo W. Howard Lee, quien la dejaría viuda en 1981.


Desde su primera película tuvo roles de protagonista. Debuta con "La venganza de Frank James", de Fritz Lang, donde comparte cartel con Henry Fonda. Al año siguiente, trabaja con Paul Muni en "El Renegado" de Inving Pichel. Con Tyrone Power actuaría en "El hijo de la furia" de John Cromwell, "El filo de la navaja" de Edmund Goulding, entre otras.


Los años cuarenta fueron muy fructíferos pues trabajó en clásicos como la comedia "El diablo dijo no", el melodrama "Que el cielo la juzgue" de John Stahl donde componía uno de sus pocos papeles de malvada.

En los años cincuenta comenzaron sus problemas de salud, así como su tormentosa relación con Ali Khan. Ingresada en un sanatorio para recuperarse de la depresión sufrida por su ruptura con Ali Khan, se recupera y vuelve al cine a principios de los sesenta para trabajar en la película "Tempestad sobre Washington".

En 1961 se casó con el magnate tejano Howard Lee y vivieron en Houston, Texas, hasta la muerte de éste en 1981; los siguientes 10 años Gene dedicó sus esfuerzos a instituciones de beneficencia en especial a las que tratan el retraso mental.


Falleció por un enfisema pulmonar en 1991 a los 70 años de edad.


Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

Recommendations by Engageya

Free background from VintageMadeForYou