domingo, 8 de mayo de 2016

Entre la fama y la desdicha



Muchas mujeres lo tienen todo en la vida
pero aún así no logran ser felices.


Janis Joplin fue una figura del rock lisérgico y la primera mujer que amparó al movimiento hippie después de haber llevado una vida totalmente convencional. En 1970 regresó a la ciudad donde había nacido y no pudo soportar el rechazo de sus antiguos compañeros. Murió por sobredosis de heroína en un hotel.


Amy Winehouse rebelde y talentosa cantautora británica de variados géneros (soul, jazz, rock) tras muchas tentativas de recuperación en clínicas privadas, vergonzosos escándalos y suspensiones de recitales, fue hallada muerta en su piso de Londres en julio de 2011, poco antes de cumplir 28 años. Estaba en la cima de su popularidad.



Christina Onassis fue una de las mujeres más ricas del mundo. Era la heredera de la fortuna de Aristóteles Onassis aunque en sus últimos años ni el dinero ni el cariño de su hija Athina llegaron a combatir la impotencia frente a la falta de armonía de su cuerpo y el dolor por las tragedias familiares: Alexander el hermano fallecido en un accidente; el suicidio de su madre y el decaimiento de su poderoso padre.

Mientras visitaba a unos amigos en Tortuguitas (Buenos Aires) murió bajo misteriosas circunstancias.


Daul Kim era una acreditada modelo coreana de famosas marcas como Dolce Gabbana y H&M. Fue tapa de Vogue en reiteradas ocasiones. No resistió la presión del mundo de las pasarelas y se ahorcó en su lujoso departamento de París. Sólo tenía 20 años.


Whitney Houston tenía una extensa trayectoria. Había estado en el tope de su éxito entre los años 85 y 95, cuando fue titulada "la voz" por su particularidad vocal. Interpretó junto a Kevin Costner el film "El guardaespaldas" y su banda sonora con la canción "Siempre te amaré" batió record de ventas. Su gloria se fue al descenso cuando comenzó a consumir drogas y alcohol.


Judy Garland, actriz estadounidense y madre de Liza Minelli, sufrió de insomnios y melancolías durante toda su vida. Intentó numerosos suicidios hasta que en 1969, mediante una sobredosis de narcóticos, lo logró.


La cantante Lucha Reyes solía salir al escenario con una botella de tequila y bebía durante las actuaciones. Sufría de grandes depresiones que no la llevaron a dimensionar la gravedad de uno de sus últimos actos: enviar a su pequeña hija a comprar los somníferos con los que se suicidaría.


Lupe Vélez, actriz también mexicana, triunfó en Hollywood donde filmó más de 45 películas. Se la conoció por sus varios romances con actores célebres como Gary Cooper.

En 1948, después de una fiesta donde bebió demasiado, tomó una dosis letal de barbitúricos.


La lista es interminable: Lady Di, Romy Schneider (actriz), Alejandra Pizarnik (poetisa), Anna Smith (ex conejita de Play Boy), Erika Ortiz (hermana de la princesa Letizia de España) y Virginia Woolf (escritora); sin olvidar el ícono universal de esta secuencia de mujeres que han malogrado su vida: Marilyn Monroe.


Quizá afianzarse en la fama lleva a esfuerzos que cuesta demasiado mantener. O la fama, vista a lo lejos, crea una aureola de ideales alrededor que al alcanzarla se desvanece y permite ver una siniestra realidad de competencias en las que se debe abandonar hasta la autenticidad.

Estela Parodi.

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados
Free background from VintageMadeForYou