jueves, 28 de julio de 2016

Personajes de novela: Manuela



MANUELA era una mujer sumisa y agradable, demasiado dadivosa y consagrada a los rezos como resultado de su estructurada educación religiosa.

En las tardes de invierno, tejía ponchos de oveja o de llama para cubrir las camas. Ella cocinaba bien; servía los platos mirando el piso o las hendiduras del cielo raso, los sabores de la vida no le atraían porque a la hora de demostrar sus pasiones aparecían los ojos azules de niña-grande. Su mirada hipnótica desconcertaba a su marido Julián que sentía que el corazón se le aceleraba en el pecho porque no alcanzaba a entender el aturdimiento de Manuela y sus ceremoniales. En ese rostro se pintaba el candor y la suavidad, la sonrisa pura y confiada, la sabiduría de la resignación.

Las hojas de palma de su altar improvisado eran un testimonio, tal vez un mensaje encubierto, que esa mujer trataba de ocultar; sus cruces y rosarios con esmaltes y perlas escandinavas aparecían tras los muros de palomas.

¿Por qué Manuela se abandonaba a las eternas oraciones en su reducto de novicia con ventana de barrotes altos?. ¿Por miedo?.

Ella sabía que algo iba a ocurrir en su vida, por eso acumulaba frascos con ungüentos balsámicos, redomas, tisanas y flores de peonía. Su ingenuidad no era tal a la hora de escuchar los designios del Supremo que, con la voz de su padre Pedro, le decía:

-No juegues con el destino, el dolor da experiencia y te permite crecer. Acepta los mandatos sin cobardía porque existen acontecimientos inevitables.

Manuela se agitaba y se escapaba con los síntomas propios del desvanecimiento; ella no podía explicar esas visiones que la atormentaban desde siempre cuando su piel lucía como nácar en los años juveniles y corría por los cañaverales con cotorras en las manos. Sumida en un mar de dudas, conocía la fatiga y el descanso, aceptaba toda clase de límites y de condicionamientos. Su obligación era obedecer.



MANUELA
Retrato del personaje protagónico de mi novela:

EL SILENCIOSO GRITO DE MANUELA.

Disponible en esta dirección:

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados
Free background from VintageMadeForYou