sábado, 21 de enero de 2017

Los ángeles de Hans Zatzka







Y yo me iré. Y se quedarán las golondrinas
como cada año
a la sombra de mis rosas
con sus pétalos chinos y sus duendes blancos. 


Todas las tardes con sus benditas gracias
bautizarán como siempre
las voces del campanario.


La ausencia de los que me amaron
será raíz de mi huerto claro
y en el rincón de mis glorias pasadas
mi alma caminará llorando.


Estaré sola sin pino verde
y en la penumbra de mis aplausos
seré pluma que vuela lenta,
cuna de la nostalgia.


Y yo me iré con mi naufragio,
sin libro, sin carrusel,
sin un abrazo...
Y se quedarán las golondrinas
como todos los veranos.

Luján Fraix



Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.