Ir al contenido principal

A la mañana siguiente...


Robert Duncan



La abuelita Juana vivía en una hermosa casa de campo. Los trabajadores cultivaban trigo y soja y había árboles frutales: naranjas, higos, mandarinas... Las ovejas eran gordas como vacas y un molino murmuraba cuando el viento lo movía. El nieto de la abuela tenía una jaula con pajaritos de todos los colores que cantaban junto a una cotorra tan verde como los pinos que rodeaban la granja.

Juana tejía en la galería de piso colorado. Estaba haciendo una bufanda para el abuelo Eduardo mientras la gata Lola llevaba a sus criaturas peludas a dormir sobre las camas.

El abuelo se iba al campo a trillar o a recorrer los sembrados, a veces estaba enojado por algo, pero después se le pasaba. Comía mandarinas en el living y tiraba las semillas entre las macetas.

Los perros ladraban siempre cuando llegaba algún comprador de lana o vendedores ambulantes de ropa: calzoncillos, camisetas y pañuelos...

La abuelita Juana era muy miedosa.

Un día, se quedó sola porque el abuelo no estaba y los peones tampoco. Ya era de noche y nadie regresaba, entonces les ordenó a los perritos que entraran al comedor; todos se acostaron en el piso, eran ocho: uno grande y otro pequeño, el más travieso Sultán, la más tierna Jackie... La abuela tejía en medio de los animalitos y la gata Lola dormía sobre un almohadón de plumas con sus hijos.

Pasaron las horas...

Juana de tanto esperar se durmió en el sillón hamaca y las respiraciones casi ni se escuchaban. Cuando el abuelo Eduardo regresó no vio a los perros en el camino junto al portón; todo estaba desierto, sintió terror porque pensó en los ladrones o en alguna desgracia. Su esposa estaba allí, junto a los guardianes, esperando su llegada. El abuelo se enojó y gritó con su voz ronca de viejito fumador:
- ¡Cómo puedes tener los perros dentro de la casa!¿Y si venían a robar, mujer..., cómo te ibas a enterar?.
-Yo tenía miedo y...-dijo la abuela temblorosa.

A la mañana siguiente, cuando se levantaron, los caballos no estaban en el establo y las tranqueras se encontraban abiertas.
El abuelo desesperado dijo:
-¿Y los caballos... dónde están?. ¡Me los robaron, Dios mío!. Yo te dije que dejaras a los perros afuera para que ladraran por si aparecían ladrones. ¡Qué voy a hacer!.
-¡No!-dijo Juana.-A los caballos les abrí la puerta para que no relincharan por si venían extraños, deben estar en el campo.

Luján Fraix
Cuento de  1998

De--- Los duendes de la casa dulce (en e-book y papel)

Amazon España
http://amzn.eu/4bE8lyp

Amazon América
http://a.co/0dbylgd

Hoy me dejaron un mensaje nuevo en amazon.com
La verdad que me alegró el día.

Besos a todos.

Comentarios

  1. uy pobre señora ademas los perritos le cuidan Buen relato

    ResponderEliminar
  2. Una bonita historia que me ha dejado con las ganas de saber cómo continúa.Besicos

    ResponderEliminar
  3. Espero que los caballos volviesen al hogar, bonito relato, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. bonito finsl por lo inesperado y la accion del abuelo , muy ameno tu relato lujan .recibe mis saludos. jr.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja... tierno e ingenioso relato. Me encantó. Beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Libros eternos

Muy pronto por EDITORIAL DUNKEN de Buenos Aires, estoy muy ilusionada.

Por ahora en AUTORES EDITORES-- en papel desde cualquier país.
 https://www.autoreseditores.com/…/el-silencioso-grito-de-ma… En formato e-book en Amazon y algunos capítulos en: lujanfraix.blogspot.com

y en Amazon en formato e-book.




Yo soy asidua defensora de los libros en papel porque perduran con el tiempo, porque quedan en las bibliotecas de generaciones esperando ser compartidos, porque enriquecen la cultura de los que vendrán...
Compren libros eternos porque nos dejan sueños. De niña los adoraba, más que los juguetes.
Se los digo de corazón... No porque quiera ganar dinero. No tengo regalías por las ventas. De verdad. Es por otra causa, mucho más importante. Es por vocación y permanencia.
Muchos besos.

Publicación en el Diario Canelones de Uruguay

Hoy recibí el Diario Canelones de Uruguay con una publicación mía. Son dos cuentos:
VENGAR EL AGRAVIO-2da MENCIÓN DE HONOR-Sociedad de poetas y escritores de La Matanza-Buenos Aires.
DOCTRINA DEL PENSAMIENTO. 1er PREMIO LIRA DE BRONCE del Conservatorio Lírico de Rosario-Santa Fe-Argentina.

En la página siguiente una breve biografía y POEMA I.

Gracias Gerardo Molina por enviarme también tus libros: ODA AL ÁBOL Y ALMAFUERTE que leeré con mucho gusto. ----
Los intercambios enriquecen la cultura. Ya publicaré en mi blog de poemas 
Árbol de Diana
Una reseña o comentario de tus libros mi querido amigo. Muchísimas gracias nuevamente. Estos gestos para mí son abrazos al alma.

Ese silencio de la madrugada...

Hola a todos.

Hasta mañana pueden adquirir GRATIS en formato e-book en amazon La novia-¿Ella regresó por amor?

Amazon América http://a.co/eM0tEnI Amazon España http://amzn.eu/9ESa4qi

Ustedes dirán que me he puesto un poquito pesada con esto y es que me apasiona tanto, me tienen que comprender... Me conocen desde hace casi diez años. La vida nos va llevando por diferentes caminos y cada uno tiene sus prioridades; necesita poder encontrar el sendero y yo tengo la convicción de que alguien me lleva de la mano como La Novia.

Seguro que la vocación está en el ADN y contra eso no se puede ir porque hace mal a la salud diría Gabriel García Márquez. 

También sé que mis libros no son comerciales pero llevan mi esencia; no puedo cambiar mi manera de escribir ni quiero... Dicen que Van Gogh quería copiar los cuadros de Millet. No podía, claro: le salían sus terribles soles y árboles que no eran otra cosa que la descripción de su espíritu alucinado.

"Cada creador debe buscar y encontrar su prop…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...