lunes, 25 de octubre de 2021

"Amor no es lo que dices, amor es lo que haces... "

 


"Amor no es lo que dices,
amor es lo que haces... "
-

“Son muy pocos los hombres que pueden leer los archivos de su vida con objetividad. Me siento humillado por las cosas incorrectas y por el tiempo perdido.

Cuántas horas dedicadas al egoísmo, a destrabar mis propias puertas sin pensar en el otro, sin preguntar siquiera… Y ahora que lo he perdido todo me doy cuenta de que no soy nada.

No somos nada sin los afectos. Puedo morir ya.
¿Quién me recogerá? ¿Alguien preguntará por Elías Fischer?

Pasarán las horas y los días y nadie buscará los restos: esta montaña de huesos será escombro sin identidad. Ya estoy viejo, y del otro lado no hay nadie. La culpa es mía, mil veces me golpeo el pecho hasta que duela, hasta que se abra y se rompa, mil veces pido perdón.

Hanna, querida, te amo, hija. ¿Por qué? Por mi maldita culpa, por querer explorar los infiernos donde nadie quiere poner un pie, porque saben que ese monasterio se convierte en tumba con el sol y el viento, con el trueno y la lluvia”, pensó Elías angustiado con el retrato de su hija apoyado en el pecho y con el deseo de terminar con sus tormentosos pensamientos antes del alba.