domingo, 30 de septiembre de 2012

El cuerpo grita... lo que la boca calla



La enfermedad es un conflicto entre la personalidad y el alma.

Muchas veces...
El resfrío "chorrea" cuando el cuerpo no llora.
El dolor de garganta "tapona" cuando no es posible
comunicar las aflicciones.
El estómago "arde" cuando las rabias no consiguen salir.
La diabetes "invade" cuando la soledad duele.
El cuerpo "engorda" cuando la insatisfacción aprieta.
El dolor de cabeza "deprime" cuando las dudas aumentan.
El corazón "afloja" cuando el sentido de la vida
parece terminar.
El pecho "aprieta" cuando el orgullo esclaviza.
La presión "sube" cuando el miedo aprisiona.
La neurosis "paraliza" cuando el niño interior tiraniza.
La fiebre "calienta" cuando las defensas explotan
las fronteras de la inmunidad.
Las rodillas "duelen" cuando tu orgullo no se doblega.
El cáncer "mata" cuando te cansas de vivir.

¿Y los dolores callados?.
¿Cómo hablan en tu cuerpo?

La enfermedad no es mala, te avisa que estás equivocando
el camino.

El camino a la felicidad no es recto.
Existen curvas llamadas equivocaciones.
Existen semáforos llamados amigos,
luces de precaución llamadas familia.
Y todo se logra si tienes:
una llanta de repuesto llamada decisión,
un potente motor llamado amor...
un buen seguro llamado fe
y abundante combustible llamado paciencia...

Nelson Torres
Doctor en psiquiatría. Venezuela.


sábado, 29 de septiembre de 2012

Maestros en busca de la inmortalidad


EL ARTE ANTIGUO Y MEDIEVAL

Palacio de Darío

Con los mismos dogmas, los persas brillaron en su  fastuoso mundo
junto a los palacios de Darío y Jerjes en Persépolis
y de Artajerjes en Susa.
Con simplicidad y robustez tallaban la gracia a través de la influencia griega;
empleaban ladrillos esmaltados de colores vivos con figuras en relieve
formando magníficos frisos multicolores.
Hoy son admirados los frisos de los Arqueros 
y de los Leones en el Museo del Louvre en perfecta conservación.

Palacio de Jerjes


Los persas creían en la eterna lucha entre el bien (Ormuz)
y el mal (Arhimán)
hasta la completa victoria del primero sobre el segundo.
Una manera de dominar la suprema autoridad del poder de la memoria
contra los enemigos visibles e invisibles.

"El deber del hombre es triple:
hacer amigo al enemigo, hacer justo al perverso y hacer docto al ignorante".

Soldados con escudos, túnicas de colores y corazas de hierro,
que formaban escamas de pez, luchaban en las guerras médicas
con sus eternas convicciones y en auxilio de sus más afamadas ideas de superación.
No imaginaban lo que vendría después porque sólo miraban el presente
que debían derrotar para salir airosos.


Cada uno buscaba la manera de vencer a las leyes porque la muerte no los asustaba;
los convertía en batalladores que se enriquecían con ideas genuinas y de alto
contenido filosófico.
Eran profetas representantes de dinastías fuertes o débiles pero perseverantes;
la máxima finalidad era llegar a la gloria con sus cánones impuestos
y el poder como instrumento de desarrollo.

"Los que han salido a andar en la noche nos ayudan a explorar las miserias
de quienes no valoran las dimensiones de una creación nueva,
que con ella va el corazón, las dudas,
los complejos, el amor, la humanidad entera..."




***

Por otra parte,
con el invento del alfabeto,
los fenicios enseñaron al mundo a leer.
Esta civilización tenía características definidas y eran muy conocidos
por los pueblos antiguos. Imitaban las producciones y los gustos de los vecinos.
Carecían de originalidad en sus estatuas y amuletos
pero construyeron edificios de inspiración egipcia como el templo de Jerusalén.



Hacia el año 1000 nació el primer alfabeto que fue el gran aporte dado a la civilización humana.
Veintidós dibujos fundamentales que representaban cada uno
un sonido; con su combinación se podían formar las palabras,
facilitando así la expresión de la cultura.
Eran hacedores mecánicos con una faceta diferente que los hizo eternos,
más allá de los abalorios y adornos mezclados con marfil labrado y metales preciosos.


"El arte se eleva sobre el arte que lo ha precedido"

Pero los fenicios fueron auténticos y revolucionarios porque marcaron un antes
y un después y encontraron su propio instrumento: una verdad esculpida con manos maestras.

Así cada historia es venerada o aborrecida pero nadie
se siente capaz de reprimir los impulsos creadores porque saben que el futuro
se les acerca a paso agigantado como un guerrero
que puede enviarlos a la fosa. Ellos tienen que dejar huellas en la arena
caliente para seguir con vida mientras la humanidad
los mira con su velo blanco.
Descubrir en las angustias las verdades supremas y en la originalidad
la victoria.
En la última noche,
morir con la convicción de haber colaborado y enriquecido parte de la historia
para que los creadores que vienen detrás puedan conquistar
la intensidad del infierno con la calma de sus obras.

Continuará


Arte de los fenicios


Ensayo sobre Historia del Arte
Luján 2009

viernes, 28 de septiembre de 2012

Plenitud

Obras de Vladimir Gusev


Un lugar donde vivir,
bello refugio, paraíso...
Una escalera muda y sin retorno
y una voz que se escapa del silencio.


Espejismo desierto,
ecos de sílabas que dispersan su agonía...
Un lugar donde vivir,
de fuego, de risas,
de sueños que dibujan sus siluetas espigadas.


Pequeño edén, revelación que clama,
tallado en ese océano de islas celestiales.
Viento que hiere y resucita...


Y tu voz resuena, el mar se la lleva,
el alma brota de tus ojos sombríos
y me trae, cautiva,
a morir a esta soledad de cuentos
sin testigos ni puerto, vacía...

Un lugar donde vivir,
eclipse y espuma,
melodía de alas
y palmeras que musitan sus odas.
Allá en el horizonte imposible,
entre las caracolas y las gaviotas,
sin la prisión de tus palabras.

Luján 1997


*"Mención especial" concurso de poemas de Acebal.Bs. As.
*Publicado en "Imágenes y Poemas"
*Publicado en "Cuadernillo Poético" "Alas del Alma".
*Publicado en "Septiembre".


jueves, 27 de septiembre de 2012

A un jacarandá



Ese jacarandá que derribado
en la calle, sus pétalos desliza,
esas flores que tiemblan con la brisa.
¡Cuánto azul en mis ojos ha dejado!

Aunque busquen su tronco, doblegado,
para hacerlo fugaz llama y ceniza,
el color de su copa, que agoniza,
vivirá, por mi sueño rescatado.

Ni una flor llevaré. Yo, ni lo toco;
pero mis días teñirán de a poco
sus ramas, como niebla florecida.

No quiero verlo arder para mi lumbre,
sólo guardo su azul para que alumbre
en las horas opacas de mi vida...

Irma Díaz


De mi blog

El amor platónico de Bécquer



Bécquer se enamoró platónica y apasionadamente
de la más hermosa,
la más culta y refinada,
la más coqueta y seductora...
la que hoy nos parece la más becqueriana
de las mujeres que pasaron por su vida:
Julia Espín.


La conoció en 1858 cuando paseaba con Julio Nombela,
por la calle de la Justa, asomadas dos muchachas al balcón...
"Las jóvenes de extraordinaria belleza... diferenciándose  la que parecía mayor,
diecisiete o dieciocho años,
aquella tenía la expresión de sus ojos y en el conjunto de sus facciones algo de celestial.
Gustavo se detuvo admirado,
y aunque proseguimos la marcha-cuenta Nombela-
por la calle de la Flor Alta,
no pudo menos que volver varias veces el rostro
extasiándose al contemplarla."


Desde aquel momento,
se desencadenaría una pasión arrolladora en el poeta.
Bécquer mantenía frías relaciones sociales con ella
y su refinado círculo,
pero Julia siempre lo trataba con desdén y altivez.
Sus amigos tuvieron que intervenir para que se desengañara
y Bécquer,
sumido en la tragedia,
dejaría de verla. 
Sería el fin de un imposible amor Quijotesco,
creado en el ensueño de la imaginación 
y en su latente pasión.


Los invisibles átomos del aire
en derredor palpitan y se inflaman;
el cielo se deshace en rayos de oro,
la tierra se estremece alborotada.
Oigo flotando en olas de armonía.
Rumor de besos y batir de alas.
Mis párpados se cierran... ¿Qué sucede?
¡Es el amor que pasa!

G.A.B


Sólo después de muerto pudo comprobar
la propia Julia Espín, el inmenso amor que había inspirado su belleza
y su arte lírico
y descubrir que sin ella no hubiera
existido el más grande poeta 
de amor de la época moderna.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Romanticismo en la mirada





Alas del alma,
ligero impulso que gobierna el cuerpo,
agitado devenir de ese futuro,
silencioso camino de lo eterno.

Oscar Avellaneda







Consuelo Parra es una artista de Sevilla, España,
especializada en retoque fotográfico.


Esta es una muestra conmovedora
de las obras de arte vintage romántico
por Consuelo Parra.


lunes, 24 de septiembre de 2012

Té primavera




Entre pétalos chinos y duendes blancos
voy por el camino del encuentro...
Esta sensación de ser y de estar...
me trae hasta aquí para tomar
el té primavera
que en realidad no es té sino café para quienes 
gustan de él.


Esta tacita alemana es muy querida por mí
y me acompaña desde "Cien años de Soledad"...


...con la esperanza en un futuro que se detiene en el presente,
con la felicidad de compartir algo de aprendizaje...


...mucha magia, el niño que llevamos dentro, la calidez...


Las espero, con la inseguridad de saber,
más allá de las distancias,
cuál es el motivo que nos une...


...y descubro un lazo imaginario que irrumpe
en el alma para poblarla de mariposas...


que vuelan hasta un otoño de poemas.


Este cafecito del encuentro de todos los martes
es real y transporta la esperanza,
en un cielo que nos mira...


El 21 de septiembre es en Argentina el día de la primavera,
pero también se celebra el día del estudiante.


Detrás de todos estos libros:
"El amor en los tiempos del cólera",
"De amor y de sombra",
"La dama de las camelias,
entre otros...
están mis humildes laureles.


Este premio es el último que me otorgó
el Conservatorio Literario de Rosario-Santa Fe-Argentina.
por un poema clásico.
Le agradezco al profesor Rossi
todo lo que he aprendido en el curso
de Preceptor Literario.


MIS DÍAS DE PRIMAVERA

Era muy feliz por aquellos tiempos...
La esperanza invadía un mundo en donde la música
encontraba sus horarios,
era sensible y humilde,
espiritual...
Yo me abandonaba a las ideas intelectuales
con mi mirada pulcra de joven rebelde y solitaria.
Soñaba con una de mis grandes obras:
cincelar un amor verdadero
que llenara los huecos vacíos 
con la sabiduría del equilibrio.
Dibujaba poemas,
pintaba cuentos...
con un sentimiento único e irrepetible
y con el íntimo deseo de permanecer a la vera de los días,
razonablemente feliz...

Existía una historia demasiado adulta
que me esperaba entre libros y patios,
con un jardín de pétalos chinos y golondrinas.
Yo trazaba los recodos de mi casa colonial
y en la periferia de un arca
poblada de gatos me dormía 
para soñar junto a ellos...

Luján 1980


Mientras...


Obras de Irina Karkabi


Mientras tu mirada ilumine mi destino,
mientras hundas mi nariz en tu cabello,
mientras te rías cada vez que me sonrío,
mientras sigas causando mi desvelo,
seguiré soñando contigo.

Mientras tus manos se conviertan en caricias,
mientras tu voz se transforme en mis latidos,
mientras tu encanto se asemeje al de una niña,
mientras tus palabras endulcen mis oídos,
seguiré soñando contigo.

Mientras tu presencia me baste para admirarte,
mientras tu silueta se dibuje en mi retina,
mientras tu paciencia me conduzca a valorarte,
mientras tu carácter me inyecte valentía,
seguiré soñando contigo.

Mientras tus besos desahoguen mis mejillas,
mientras tus lágrimas se conviertan en rocío,
mientras tu magia se encienda en fantasía,
mientras tu cuerpo respire junto al mío,
despertaré soñando contigo.

Mariano Muscari



domingo, 23 de septiembre de 2012

La casa de Cristóbal Colón



EL PUERTO DE LOS SUEÑOS


Hay que atreverse a recorrer los mares, surcar los cielos,
atravesar las tierras más allá de la tinta y el papel.
Hay que tener coraje y osadía y, lo más importante,
hay que tener un sueño.
Eso es lo que querían las maestras
que sus alumnos aprendieran cuando les contaban
que hubo un marino que convenció a su reina
para que le costeara un viaje que revelara su verdad:
que si se partía de un punto
y se navegaba siempre en dirección Occidente
se llegaría a Oriente.


Ese marino se llamó Colón y nació en Génova,
en una casa humilde,
en una familia más humilde aún,
y así y todo llegó hasta los pies del trono
y pudo dar vueltas a un huevo
que por un instante fue un mundo y una revelación y la gran aventura.
De pie frente a la pequeña casa en ruinas
que presume de ser el lugar donde nació el gran navegante,
aunque nadie puede acreditarlo a ciencia cierta,
es inevitable sentir la excitación de la aventura.


Está en  la plaza Dante Alighieri, con las banderas de Italia y de Génova,
con la cruz de San Jorge roja y blanca,
flameando orgullosas en el frente.

Cuenta la leyenda que ese pequeño edificio de paredes descascaradas
y de ladrillos desnudos Colón vivió allí de niño junto a su padre.
Sin embargo,
la verdad es que la construcción original fue derrumbada
después de sufrir daños durante los bombardeos franceses en 1684
y lo que hoy se visita es un remedo levantado en el siglo XVIII.


La silueta del barco
que evoca las historias de corsarios que alimentaron la imaginación
de generaciones,
no deja que se olvide cómo y por qué Génova
se convirtió en lo que es hoy, una leyenda de
artistas, locos y soñadores.
También de viejos lobos de mar,
como Colón,
que seguramente tantas veces miró el horizonte
de ese mismo muelle,
con la esperanza de alguna vez probarles al mundo
y a sí mismo que no estaba equivocado.
Y lo hizo.

Ricardo Luque

Réplica de las tres Carabelas

Cristóbal Colón

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados