Entradas

Publicación en el Diario Canelones de Uruguay

La Novia por Maite Lorenzo Molina

A la mañana siguiente...

El silencioso grito de Manuela por Belén Rodríguez y Lucía Falçao

Querida Rosaura--¿Cuánto dura el amor? La eternidad

La abuela francesa por Gerardo Molina

La novia por Verónica Calvo

La nodriza esclava---Los resucitados (1era parte)

La nodriza rebelde

Busquen a mi hijo, de Ada García

Cristales rotos

Contra viento y marea

La Novia regresa cada noche...

Día de la mujer

La nodriza esclava

Diario Sophie

Querida Rosaura-¿Cuánto dura el amor?--La eternidad

La magnolia

Vestida de terciopelos, con mangas amplias, doña Emma se sintió envuelta como en una brisa, por un murmullo de palabras. Dejó en el armario sus papeles de dibujo y bordado y revivió un poco el fuego antes de partir hacia la iglesia.

‒El auto está listo‒dijo Jeremías.

Cuánta era su tristeza los domingos por la tarde. Hundida en un extraño sopor, escuchaba el revuelo de las hojas. Por los tejados se deslizaban los gatos que buscaban el último rayo de sol. El viento, en la carretera, arrastraba nubes de polvo. En la llanura ladraba a veces algún perro vagabundo y las campanadas proseguían con su repique que se perdía en la soledad del campo.

💗💗
Buenas y Santas...-Los hijos olvidados.
Amazon España.
Amazon Estados Unidos
Amazon México.

Ediciones Renacer

Que su autora este orgullosa de su obra. Todo llega, muy lento pero llega y cuando eso pasa, debería ser el día mas feliz de nuestras vidas pero: los celos, la envidia, el dinero, acomodos y tantas cosas muchas veces, opacan las obras y a los artistas. Es una lucha permanente, quijotesca, todos los días. Como entiendo esto! Abrazo y fuerza!...

GRACIAS!!!

Banner de Stefi Cabello

Banner de Stefi Cabello
Siempre le angustió crecer, el tic tac del tiempo...

"El secreto de la serenidad es aceptar lo inevitable y aprender a caminar en medio de la tormenta."

Ella hablaba sentada a la orilla del crepúsculo sobre el amor de su vida, el hombre que la sostenía... mientras seguían pasando cosas.

La casa como un barco a la deriva era su refugio. El sol dibujaba las horas en el silencio de la calle y escribía un libro cuyas páginas eran bellos tulipanes. Parada en medio de la vida, una mujer que lo tenía todo para ser feliz, se quedó como una niña huérfana esperando la ternura, el abrigo, con un reloj detenido en las manos.

---De El silencioso grito de Manuela.

Amazon América
http://a.co/bgKD3Rr
Amazon España
http://amzn.eu/40XUPwK