domingo, 19 de agosto de 2018

Buenas y Santas...-Los hijos olvidados (Prólogo)



Regreso siempre a la inquietante paciencia de verme reflejada sosteniendo la mano de alguna protagonista que camina por los ojos del sauce en la pampa argentina. Y es por eso que vuelvo, para quedarme… Así lo quisieron mis antepasados que dejaron su vida en el surco como huella de una memoria que crece con los años.

Puedo ver a doña Emma con su traje de invierno, descubriendo infinitos en la inocencia de una mirada e intentando reprimir el vuelo de su hija Felicitas que ama y sueña junto al fogoncito para el mate de Antonio, el capataz.

En esa quietud se desata la batalla y cada uno es artífice y víctima de los prejuicios sociales de un pueblo que todo lo mira porque vive y delira, señala y absorbe… Doña Emma escribe el último libro con pluma de adolescente que busca la oscuridad porque la abriga, pero sabe, en el fondo, que no merece el perdón.
La dirección del viento es el mejor camino pero todos van en sentido contrario porque prefieren enredarse con las raíces de un suelo que los empuja hacia los aciertos y errores, con idilios inconclusos, ausencias y preguntas retóricas.

La niña Felicitas, tímida y osada, es una discípula que se enamora, pero no sabe si puede o debe porque existe alguien que ordena su vida desde los umbrales de la estancia La Candelaria.
La Madre Tierra se encarga de elevar muros pero Felicitas siempre encuentra atajos para huir en busca del amor.
Son los hijos de la criada los que tienen la última palabra.
                                                          Luján Fraix



💚💛💚💛💜

Amazon.es
http://amzn.eu/d9iqcOj
Amazon.com
http://a.co/6pIZVun







Gracias Gemma García Veiga por tu generosidad.


Llevo el 70% de tu novela y me intriga. Primero fue descubrir el secreto de Felicitas, ahora quiero averiguar por qué Emma está tan amargada, seguirá Remedios dejándose llevar por los intereses de otros...







😻Quizá te interese

😀LA NOCHE SIN HIJOS
😗LA NODRIZA ESCLAVA (Introducción)
😛QUERIDA ROSAURA (Cap I, primera parte)
😛LA NOVIA-¿Ella regresó por amor? (Cap I primera parte)


sábado, 18 de agosto de 2018

La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón




Un amanecer de 1945,  un muchacho   es conducido por   su padre  a un misterioso lugar oculto en el corazón de ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados.

Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambiará el rumbo de su vida y lo llevará a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad.

LA SOMBRA DEL VIENTO es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, desde los esplendores del Modernismo hasta las tinieblas de la posguerra. Aunando las técnicas del relato de intriga y suspenso, la novela histórica y la comedia de costumbres, esta novela es sobre todo una trágica historia de amor cuyo eco se proyecta a través del tiempo.

Con gran fuerza narrativa, el autor entrelaza tramas y enigmas a modo de muñecas rusas en un inolvidable relato sobre los secretos del corazón y el embrujo de los libros cuya intriga se mantiene hasta la última página.


Es un libro que me ha gustado mucho no solamente por la historia que es atrapante; me ha fascinado su forma de narrar. Tiene un estilo que se parece mucho a los autores clásicos, de allí que muchos dicen que Ruiz Zafón se convertirá, con los años, en un autor inolvidable, de los que dejan huella, que son eternos. Es un libro que recomiendo totalmente porque es de esas historias que llegan hondo, de las que se aprende mucho y que no dejan de cautivar.


👼Quizá te interese



viernes, 17 de agosto de 2018

La separación



Eduard Charlemont 



               “La tendieron en el ataúd negro envuelta en el sudario
              blanco. Estaba muy bella, aunque tuviera los ojos cerrados.

                                                   Hans Christian Andersen







  En los largos días en que la niña navegó en su cuna alba, la abuela rezaba. Su cara tenía el color de las fotos antiguas, el gris opaco y el polvo del tiempo a sus pies. En su andar recorría cajones, vitrinas, roperos… y destejía abrigos en la soledad contando los segundos de llanto y de espera. Su vista se empañaba porque temía el adiós.

De lejos, la luna miraba la calle donde Julia daría los primeros pasos, la muñeca junto con el perro, el oso Felipe… y la abuela. Abandonada en su hamaca, dormitaba. Lo sufría todo con paciencia; dejaba los años y la mitad de su energía para dedicarse a ella.

Se abría la puerta y entraba el médico… ¡Tanta lentitud y precauciones!. La temperatura aumentaba y ella se agitaba porque estaba atrapada.
Concepción Ruiz no la dejaba sola ni de día ni de noche; palpitaba sus últimos latidos y vigilaba las medicinas a las horas exactas. Tenía los ojos transparentes y el alma dibujada; sostenía un rosario de nácar que estaba unido a su cuerpo.

Concepción pensaba que iba a morir si se alejaba de ella; hubiera preferido verla enferma toda una vida antes de soportar su ausencia. Si su corazón sangraba tenía una razón para seguir. Soportaba el dolor y escondía sus gritos mientras pasaban las jornadas.
Julia ya no lloraba; la anciana se cubría de ceniza pero estaba allí para adivinar su sed y leer un cuento de hadas. Revolvía el baúl y sacaba ovillos pero necesitaba tiempo para fabricar camperitas rosa, disfraces y títeres. Su nieta llenaba los huecos que dejaba la lucha.

“Siempre estaré unida a ti”, pensaba.
A Concepción Díaz le daba miedo salvarse porque tenía demasiado camino recorrido; hubiera querido darle su vida a la pequeña Julia. Dios le encargaba una misión que debía cumplir.
En el silencio caían sus palabras cuando negaba el presente mientras cantaba bajito en la penumbra del anochecer poblado de sombras chinescas. En ese abismo de ojos cerrados, Julia transpiraba sus lágrimas mientras sentía brazos que la acunaban y ceniza en su cuerpo.
La realidad era la separación.
“¿La abuela dónde está?

La niña buscaba la mano de Concepción como si fuera grande aunque no comprendía; intentaba encontrar su propio milagro porque ya amaba, pero era prisionera.
Concepción se había dormido…
De repente, escuchó un gemido muy fuerte, atropelló la silla y fue junto a la cama; su nieta ya no respiraba. Retrocedió. Aparecieron en su memoria imágenes fugaces, balbuceó…, suspiró profundamente y cayó como por un barranco.

La abuela caminó descalza por el túnel; había aroma a pino y a menta. Buscó a Julia desesperada… Tenía las manos vacías porque su rosario había quedado en la cabecera de la cuna alba.

La niña, inexplicablemente, comenzó a llorar.

Luján Fraix

* DIPLOMA DE HONOR------------Concurso Icthios (Mendoza, Argentina)
*3era MENCIÓN en narrativa--------Espaciarte 2003-Diploma y Medalla.

jueves, 16 de agosto de 2018

Recuerdos imborrables del Taller "Encuentros"



❤️RECUERDOS...
En el taller de lectura, narrativa y poesía "Encuentros" con la profesora Susana Cauzillo y Héctor Paruzzo (2003) Nacido en Rosario (Santa Fe-Argentina) el 24/9/1944. Poeta, escritor, ensayista y conferencista.

miércoles, 15 de agosto de 2018

Epílogo




Una mujer está sentada sola en su enorme mansión. El mutismo la envuelve con su infinito rezongo de longevo e intenta persuadirla de que ya no existe un camino para elegir. Ella sabe que no hay nadie más en el mundo, que es inútil que busque en las sombras una huella: todos los seres han muerto. Reconoce que no le devolverán las décadas y que alguna trampa la espera detrás de los tabiques mientras aúlla el viento, entre las hojas, llamando al amanecer para poder calentar sus huesos.

Golpean a la puerta... Va hacia ella temblorosa. Cuando la abre la ráfaga de aire la empuja hacia la oscuridad. Un cementerio poblado de tumbas blancas la mira y trata de enredar la tela en derredor de su figura. El borrascoso silencio se hace más incomprensible y en el vértice de las cruces se oyen los ecos de algún viacrucis. La mujer camina entre las sepulturas con dificultad tratando de liberarse de las enredadas cadenas que arrastra, hasta que se detiene delante de una ilegible inscripción.
¿Acaso no sabe que hace ya más de medio siglo que...?

Luján Fraix 1994

.........................

Este cuento fue una de mis primeras publicaciones.
"Nuevos cuentistas Argentinos"---------------Red Literaria Sur (Buenos Aires, 1995).
Antología compartida con otros autores.


👼Quizá te interese

martes, 14 de agosto de 2018

Orgullo y prejuicio, de Jane Austen






En la Inglaterra del siglo VIII,
la novela gozaba de extraordinaria popularidad,
al punto que los clérigos se quejaban
por el excesivo tiempo que a ella
le dedicaban sus feligreses.


En esta novela de la escritora Jane Austen
prevalecen los caracteres de Isabel Bennet y del señor Darcy.
La autora utiliza a la muchacha para explicar sus ideas esenciales.



Isabel a pesar de que no se siente capacitada para juzgar
a toda una sociedad,
resulta un excelente juez de la conducta humana.
Su bondad deriva de la virtud para prever
las consecuencias de sus actos;
dista mucho de poseer una conducta irreflexiva,
sabe examinar sus sentimientos y no vacila en subordinarlos
a un bien que la trasciende,
y del cual depende la armonía del orden social.


No es fría,
ama con intensidad;
por tanto, su mayor virtud estriba en que no se limita a aceptar las convenciones
por falta de sentimientos.


Nunca se ilusiona con la posibilidad de que pueda existir otra sociedad mejor
en donde las cosas se puedan disponer de otra manera.
Este difícil equilibrio de su conducta se debe,
esencialmente,
a que Jane Austen sopesa la verdad con el mayor cuidado 
en cada línea de la novela;
además, el tono de claridad y audacia con que expone 
su pensamiento no la aparta de la intimidad,
de la leve confidencia.


Charlotte Brontë despreció a jane Austen
porque solía representar a todos los hombres y mujeres
como si sólo fueran damas y caballeros;
otros la acusaron de no haber salido nunca de la sala de estar.
Esas críticas serían válidas si "Orgullo y Prejucio"
no revelara un nuevo modo de juzgar
y una lección moral de indudable trascendencia.


Es sorprendente que con tan simples materiales,
Jane Auten se haya convertido en un clásico 
al que algunos críticos suelen comparar con William Shakespeare.


Jane Austen vivió aislada del mundo literario,
no conoció a ninguno de los autores contemporáneos:
ni por carta ni por trato personal.
Pocos de sus lectores conocían su nombre.
Dudo que fuera posible mencionar
a cualquier otro escritor notable que viviera
en la oscuridad completa.
Nunca se casó...

Edward Austen Leigh

Jane Austen



👼Quizá te interese

domingo, 12 de agosto de 2018

El planeta de las alabanzas (Los duendes de la casa dulce)



"Sólo los niños saben lo que buscan"


Caminando entre los girasoles, Eva alcanza a ver a un niño de mechones rubios y de frente pálida que la mira detenidamente tratando de ver más allá de sus pensamientos.

-¿De dónde vienes?-le pregunta extrañada ante esa aparición que intenta por todos los medios comunicarse con ella. Eva tiene sus razones para desconfiar.
Él, algo indiferente y casi sin deseos de responder, alcanza a decir:
-Derecho, siempre delante de uno, no se puede ir muy lejos… Busco un amigo… Vengo del desierto de Sahara y de algunos planetas. Necesito hablar con los más necesitados y rescatar los valores espirituales.

-Yo soy una aldeana que vivo en una casa de ladrillos rojos con geranios en las ventanas y palomas en el techo. ¿Qué puedo ofrecerte?
-Tú eres pura-murmura bajito.-Tienes la luz de la alborada y seguramente sabes reconocer la justicia, la humildad, la disciplina, la lealtad…

-Yo soy una chica que simplemente ama la naturaleza porque conoce el poder de la memoria y la bendición de ser útil a la sencillez de las cosas vitales. No pregunto tanto, no cuestiono a las personas porque respeto la esencia de cada uno y sus limitaciones.
El niño se sienta sobre una piedra y levanta los ojos hacia el cielo.
-Tú te llamas Eva y te gusta el paraíso, pero debes saber también de la transitoriedad de la vida. Eres inteligente pero no tienes que dar tantas explicaciones; deja que pregunten demasiado, sólo una respuesta alcanza…

-La felicidad no tiene precio, he aquí mi secreto. Es simple: no se ve bien sino con el corazón. “Lo esencial es invisible a los ojos”-dice Eva convencida y algo molesta por los consejos del desconocido que parece ser un pequeño maestro de colegio.
-¡Hablas con mis palabras! ¡Te ha llegado mi mensaje!-grita el niño con ternura-.La afinidad espiritual ya nos une porque has descubierto el encanto de la existencia humana y el valor de los afectos.

-¡Lo importante es invisible, comprendes!-vuelve a decir Eva mientras el personaje  desaparece con la sonrisa grandiosa detrás de los girasoles y repite a lo lejos:
-Tú estás sola en este planeta rural que es el tuyo; conoces el sabor de lo auténtico, la dignidad y su proyección. Bautizas tus principios y buscas en ellos el fin de las verdades, pero eres una niña como tantas que estudia y juega, que respeta las diferencias pero que, con sus derechos, impone sus códigos. (Fragmento)



Del libro: "LOS DUENDES DE LA CASA DULCE". (infantil-juvenil)


Un fragmento del cuento "El planeta de las alabanzas".



👼Quizá te puede interesar



sábado, 11 de agosto de 2018

Más allá del invierno, de Isabel Allende



Hola a todos.

Más allá del invierno, de ISABEL ALLENDE.

Debo decir que me gustaron más sus anteriores libros: La casa de los espíritus, Eva Luna, Cuentos de Eva Luna, Paula, De amor y de sombra, Mi país inventado, Hija de la fortuna...

Los más recientes no los he leído pero considero a Isabel Allende una gran escritora, una maestra. La narrativa es simple pero viene cargada de recursos que embellecen las escenas, los retratos de los personajes, el ambiente. Eso hace que podamos ser parte de la historia, sintiendo empatía o identificándonos con los sentimientos y vivencias.

El amor entre dos personas mayores, hace ya una diferencia y la circunstancia del encuentro es el eje de la historia, que es lo que más me gustó.

La parte de los migrantes pobres la conocía de alguna manera porque ya ha escrito mucho de ese tema  en los otros libros. 



jueves, 9 de agosto de 2018

La soledad interior


La soledad interior puede despertar paulatinamente con los años y llegar cargada de cadenas, creando su propia identidad a través de nuestras vivencias para atraparnos con su fuego y con su aire. Es una rival astuta, sumisa y bravía, que tiene, en su paradigma, la última palabra. Intenta escuchar gritos frente a un huracán de silencios, temblores de pasos en cuartos desiertos, cuerdas rotas de violines…, pero jamás se inmuta. Es el choque inesperado entre dos fuerzas combatientes que se esfuma por los recodos áridos y por la endeblez de las sílabas: la soledad y la búsqueda del equilibrio frente al hueco existencial que parece eterno, poblado de fantasmas, pretérito y detenido.

Entre los espacios vedados, habita su miseria presa por el hálito que envuelve la libertad en sus propias redes. Vuelve la insidia de los minutos a caminar los pasos de las ausencias, entregados a ecos difusos que buscan la resurrección de la alegría.

La soledad no entiende de la fugacidad del tiempo y de nuestra lacerante sensación de desconsuelo frente a la intemperie peligrosa e irreverente. Podemos mendigar cariño con la rebelión de un ciego, pero también sabemos que no existen trampas para atrapar el afecto.

El vacío contundente y arbitrario, ése que llevamos como una sombra en el latir de nuestro cuerpo frente al espejo de un presente ilusorio, nos transporta en sus rieles infinitos a esperar las risas que se pierden detrás del frío de las miradas, de la vigilia y del vuelo de las lágrimas, nos lleva a ver pasar la vida en los demás y el vértigo en otros ojos, a ser niños nuevamente.

Ella, la moradora sediciosa, se inventa día a día para permanecer, vive con nuestros secretos, no sabe de palabras religiosas y de ruegos porque no posee historia ni aprendizaje; se nutre de nuestra savia e invade los contornos con la frivolidad de su sosiego. No conoce la batalla del alma.
La soledad interior nos adopta para siempre…

ENSAYO--------------Luján Fraix-2010

                                                                                                                                                "Es excelente su microensayo, pletórico de ideas y de lujoso vocabulario; tiene, además, una alta cuota de lo que debe abundar en el ensayo: belleza y poesía.

Prof. Raúl Rossi

Conservatorio-Literario de Rosario. "Fieles custodios del idioma". (Rosario-Santa Fe-Argentina.

miércoles, 8 de agosto de 2018

El olvido está lleno de memoria (M.Benedetti)



Cuando el día busca la noche solamente encuentra tres mil años de olvido.
La niña de los ojos rubios se oculta en las pérgolas donde anidan los colibríes y luego se escapa al monte con sus libros de cuentos para contar los tréboles, mientras una mirada la observa entre sus harapos luchando contra los vientos.
-¡Déjame ser!-grita alguien detrás de los muros de la casona oculta entre los jazmines y las glicinas.

L.Fraix


✍️BUENAS Y SANTAS...Los hijos olvidados

📚Amazon España.
http://amzn.eu/csFSOv3
📚Amazon Estados Unidos.
http://a.co/68bSdR2
📚Amazon México.
http://a.co/gTTqYCr

GRATIS
Jueves y viernes

martes, 7 de agosto de 2018

La Revistita, de Florencio Varela (Buenos Aires)





Nº 23 de "La Revistita"

La publicación de LA REVISTITA circula en papel solo en Florencio Varela (Centro-Argentina) a partir de este número (23) va digital a los contactos de Jorge R. Fernández (casi 2000) y a las casas de cultura de las provincias, y en especial al Valle de Punilla en Córdoba.


Lo que La Revistita lleva como objetivo es mostrar los artistas de distintas partes de nuestra Argentina. Algo así como un intercambio cultural entre esta Buenos Aires gris que hasta el Río de La Plata huele a Riachuelo y el resto del País -no se si es correcto el concepto- en el cual cientos y cientos de artistas trabajan y hacen a la cultura, más allá el horizonte perdido en la visión de edificios que parecieran acariciar las nubes. Así, que cuando tu quieras estoy a tu disposición. Gracias por tu paciencia. 

❤Gracias por incluir mi libro en esta publicación y por añadirme al staff de colaboradores. Estoy feliz.
Desde este enlace se puede leer...




💗Quizá te interese

Free background from VintageMadeForYou

Etiquetas

Buenas y Santas... (Cap 2 Astuta y rebelde 1era parte) Buenas y Santas... (Cap 2 Astuta y rebelde 2da parte) Buenas y Santas... (Cap 2 Astuta y rebelde 3ra parte) Buenas y Santas... (Cap 3 Atilio 1era parte) Buenas y Santas... (Cap I Madre Tierra 1era parte) Buenas y Santas... (Cap I Madre Tierra 2da parte) Buenas y Santas... (Cap I Madre Tierra 3ra parte) Buenas y Santas...---Luján Fraix Buenas y Santas...-Los hijos olvidados (Prólogo) convocatorias cuarta parte) El silencioso grito de Manuela (Cap I tercera parte) El silencioso grito de Manuela (Cap I-primera parte) El silencioso grito de Manuela (Cap I-segunda parte) El silencioso grito de Manuela (Cap II El silencioso grito de Manuela (Cap II quinta parte) El silencioso grito de Manuela (Introducción) El silencioso grito de Manuela---Luján Fraix GRACIAS VIVIANA RIVERO La abuela francesa---Luján Fraix La abuela francesa. De Suiza a América--Francisca y Juan José---1865 (1era parte) La abuela francesa. De Suiza a América--Francisca y Juan José---1865 (2da parte) La nodriza esclava Introducción La nodriza esclava---Luján Fraix La nodriza esclava--Juana de Arco (1era parte) La nodriza esclava--Juana de Arco (2da parte) La nodriza esclava--Juana de Arco (3ra parte) La nodriza esclava--Juana de Arco (4ta parte) La nodriza esclava--Los fantasmas de la Torre de Londres (1era parte) La nodriza esclava--Los fantasmas de la Torre de Londres (2da parte) La nodriza esclava--Los fantasmas de la Torre de Londres (3ra parte) La nodriza esclava--Los resucitados (1era parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (10ma parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (1era parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (2da parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (3ra parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (4ta parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (5ta parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (6ta parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (7ma parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (8va parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (9na parte) La novia---Luján Fraix lecturas Libros Los duendes de la casa dulce---Luján Fraix Maestros---Luján Fraix mi prosa poética mis cuentos mis ensayos Molinos de viento---Luján Fraix personajes de novela primera parte) Querida Rosaura (Cap I 1era parte) Querida Rosaura (Cap I 2da parte) Querida Rosaura (Cap I 3era parte) Querida Rosaura (Cap I 4ta parte) Querida Rosaura (Cap I 5ta parte) Querida Rosaura (Cap II 1era parte) Querida Rosaura (Cap II 2da parte) Querida Rosaura (Cap II 3ra parte) Querida Rosaura (Cap II 4ta parte) Querida Rosaura (Introducción) Querida Rosaura---Luján Fraix Reportajes segunda parte) tercera parte)