Popular Posts

jueves, 1 de junio de 2023

Los días semejantes. Por los caminos de agua...

 


🌱Gracias Sara Babi Schutt por elegirme entre tantos. No lo esperaba. Interesante tu valoración y el análisis del libro. Te mando un gran abrazo, amiga.
-------------------------
Título : Los días semejantes. Por los caminos de agua.
Autora : Luján Fraix
⭐⭐⭐⭐⭐
Opinión personal : un drama que me emociono.
La pluma de la autora exquisita.
Describe muy bien la selva amazónica.
Dolor, amor, amistad y superación.
Nos relata lo que pasa en un accidente aéreo en la selva peruana.

miércoles, 31 de mayo de 2023

Junio

 

Junio


Junio, tiempo de invierno.

Comenzó el frío, los días grises. Ahora mismo no hay sol y la ventana me muestra la imagen despoblada de una planta que yo amaba... Se la llevó el calor del verano, ¡tan ardiente!

Hoy hay otra luz aunque no alumbre, pero me quedan las huellas y la nostalgia. Las plantas, las mías sobre todo, son personas que me hablan a través de esa savia.

Mi gato Lolo está sobre un sweater rojo en el sillón, se cansó de correr aburrido por toda la casa. Se lleva mal con Suri. Es que aquella ya tiene como diez años y está cansada de mirarlo con los ojos cerrados mientras él hace tonterías.

Amo los animales.
Ellos abrigan cuando hace frío, responden con los ojos, consuelan tu llanto.
En este otoño cercano al invierno me persiguen los fantasmas interiores, el lápiz y el papel, las injusticias de algunas personas y los gestos de cariño de otras.

Hay que entender este mundo de contradicciones para no decaer del todo, hay que sostenerse con el amor que vive en las cosas simples y que nos da, sin pedirlo, sus magias atemporales.

Feliz mes de Junio
Hasta el próximo Julio.
---------------------------Sostener la esperanza con poco o con lo que hay... basta con recuperar el sol.

domingo, 28 de mayo de 2023

ALUEN. La colonización de la Patagonia argentina. Los indios tehuelches.

 


Aluen, en la iglesia, caminaba de un lado a otro con Timo en los brazos. Lo apretujaba tanto al pobre gato que la terminó mordiendo. Igual era amor del bueno. Pedro estaba por regresar para llevarla a la casa que había comprado. Ella no quería irse de la parroquia, le parecía que volvería el niño de un momento para el otro y quería estar presente. Alejarse de allí era como abandonarlo. Lo sentía así. No tenía consuelo. El padre Hilario se hallaba dando la misa de las seis de la tarde.

En el sermón habló de la dignidad y del respeto que los hombres de bien le deben a la mujer: madre, esposa, hermana… Aluen lo escuchó y un escalofrío le recorrió el cuerpo pensando en Leiva y sus abusos. Esos atropellos le habían dejado huellas profundas que se transformaban en traumas y en situaciones no resueltas. Igual no era momento para pensar en violaciones a la condición humana sino en recuperar a su hijo que estaría sufriendo lejos de ella.

“Un brujo”, pensó.

Se sentó en el camastro y miró el horizonte por el ventanuco: la Patagonia agreste y solitaria en contra del viento, y en otras latitudes el llanto de aquellos que tenían que padecer las carencias, los quebrantos, la usurpación y el desprecio.  Los grandes espacios, esos que traían aire a los pulmones, la llenaban de vida y por eso en los momentos duros solía escapar sin rumbo fijo para caer en cualquier sitio sin miedo y con resignación. Esa misma resignación que le cambiaba la cabeza, las ideas y hasta los sentimientos.

El dolor permite madurar, pero también reinventa a las personas.

**
ALUEN
La colonización de la Patagonia argentina.
Los indios tehuelches.
*
-------------------Patagonia rebelde, patagonia trágica.

miércoles, 24 de mayo de 2023

Enrique VIII y sus esposas

 


La Nodriza esclava
Dinastía Tudor
-1510-

Este libro lo escribí en el año 2000, hace mucho tiempo y sin embargo me parece que fue ayer.
Recuerdo que en la mesa del comedor coloqué libros de consulta, de historia, otros de temas ocultos y paranormales... Quería saber sobre esa época que me apasionaba.
--------------------❤
Yo siempre elijo una ficción, la armo en mi cabeza, sobre todo el principio porque después el mismo relato me va llevando para otro lado, totalmente impensado. Luego busco un período de la historia, que me apasione por supuesto, y allí trato de entrelazar los hechos, en comunidad completa con los personajes reales.
¿A quién no le interesó alguna vez saber el porqué de la crueldad de Enrique VIII?
¿Y sus esposas?

**Catalina de Aragón: esposa traicionada.
**Ana Bolena: la tentadora.
**Juana Seymour: la buena mujer.
**Ana de Cléves: la hermana fea.
**Catalina Howard: la muchacha mala.
**Catalina Parr: la figura materna.

----------Divorciada, decapitada, muerta... divorciada, decapitada, muerta... ése es el ritmo que sigue el orden de las esposas de Enrique VIII. En ese tiempo las mujeres eran tratadas como una simple moneda de cambio entre las distintas monarquías para crear pactos diplomáticos o estrategias.



En la escena, ya de por sí fantasmal y complicada, aparece una aldeana Isabel Law que desea trabajar para el rey como nodriza. Lo cierto, es que las reinas perdían a sus criaturas recién nacidas y ella esperaba... ¡Serás nodriza de un varón! sentenciaba el rey, pero el niño no llegaba.

¿Y los fantasmas de la Torre de Londres?
¿Y los Resucitados del  Viernes Santo?

Isabel huía de un encapuchado que la seguía por las colinas y le temía a la Inquisición porque pecaba. Era rebelde como Juana de Arco a quien admiraba...

---------------Esta novela está dedicada a mi madre Nydia quien falleció en el 2003. Yo le había puesto el título: "Memoria de los ausentes" y ella, como leía todo lo que yo escribía, me dijo: ¿Es un homenaje porque me voy a ir? Entonces, le cambié el nombre. Aunque ya no pudo leerla...
Hoy se cumplen 20 años de su partida y llueve mucho, mucho...

lunes, 22 de mayo de 2023

"No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y un camino a mis pies" Robert Louis Stevenson

 

EMILY, ANNE Y CHARLOTTE BRONTË
-1855-

BIOGRAFÍA NOVELADA

Sallie Deam es una escritora principiante que va a Haworth, la rectoría, donde vive Charlotte Brontë quien se acaba de casar. Sallie quiere escribir una biografía sobre las hermanas y recurre a ella, la única de las tres, que permanece en Yorkshire y que se ha salvado de morir.

Este breve libro es un ida y vuelta, a corazón abierto, un intercambio de sentimientos y de recuerdos, el resumen de las obras maravillosas de las hermanas Brontë y sus carencias, miedos y pasiones.

Cada una mostrará su perfil a través de la palabra de Charlotte, que intentará perpetuar la vida que se les negó...







Una biografía mirada desde el alma

Las hermanas que querían amar y ser amadas.




La Liberación
Hermanas Brontë
----------------Ahora también en tapa dura.

viernes, 19 de mayo de 2023

Los siete dones

 


Bernarda se hallaba entre las matas del patio tratando de podar un pequeño arbusto que le tapaba los alelíes. Había plantado, por orden de doña Dolores, todo tipo de flores contra el muro para cubrirlo y poder tener una vista colorida en primavera.

Milagros, apesadumbrada por la pelea con su madre, se sentó en la galería con una taza en las manos y se puso a observar los movimientos de Bernarda.

El día estaba gris. Milagros había pensado en volver al campo, pero era muy pronto. La discusión con su madre frenaba un poco el deseo de salir corriendo a buscar a Julián. Pensaba hacerlo por las calles de Buenos Aires, frente a la casa de los Guerrero o frente a la iglesia. En algún lugar debía estar nuevamente pidiendo limosnas, como un mendigo cansado que no tenía porvenir, ni sueños.

La lluvia comenzó a caer, despacio, melancólica, con el mismo ritmo y su olor a tierra, invadiendo los sentidos y buscando donde dormirse para soñar despierta con lo imposible.

−¡Llueve, Bernarda! –le gritó.

−Bajo el laurel no me mojo.

−Eres porfiada. Deja eso para mañana.

Bernarda parecía un trasto viejo con el delantal alborotado y la pollera recogida en un nudo lateral para que no le molestase mientras se ocupaba de las plantas de doña Dolores.

**
LOS SIETE DONES
Ella eligió perdonar...
------------------
SEGUIR LEYENDO

miércoles, 17 de mayo de 2023

Licia. Hermana mía

 


Rosalie, madre de Celine, era una mujer simple que entendía cuáles eran sus deberes de esposa y de progenitora. Se preocupaba por sus hijos, especialmente por la pequeña que siempre buscaba refugio como un pájaro herido bajo sus alas. Ella dejaba escapar su corazón para que se perdiera como el humo entre la espesura de las alamedas. Era consciente de su dispersión porque algo la preocupaba: su embarazo. Aquellos nueve meses de espera fueron confusos porque se sentía extremadamente frágil y extraña como si un batallón de vidas le estuviera bebiendo su sangre. El peso del cuerpo le perforaba el alma y no podía entender a qué se debía tanto desconcierto. Su cabeza, pesada, solía vaciarse de entendimiento y cuando reaccionaba escuchaba voces de niñas que la arrullaban igual que palomas azucaradas. Luego oía que corrían y saltaban felices en un jardín alpino, rodeadas de placeres y de dicha. Un sueño que la despojaba de razonamientos lógicos. ¿Eran alucinaciones febriles? No lo sabía.

Su realidad era Celine, la niña buena que la miraba incrédula desde su cama de hierro con demasiada curiosidad o con el propósito de reprenderla. La pequeña ya sabía lo que su madre pensaba y lo atesoraba en su memoria para después…

**
LICIA. Hermana mía.
La Revolución francesa
-1790-
----------------------
SEGUIR LEYENDO



lunes, 15 de mayo de 2023

Corazones rojos

 


El hastío de los hospitales a veces se parece a las estaciones de trenes: bullicio, corridas, gente apurada y con furia, poca paciencia, ruido de hierros, ascensores que bajan y suben.  Cambian con el olor a cloro, a formol, y a medicinas, a encierro y flores secas, a despedidas injustas y desgarradoras.

Las enfermeras cerraron la puerta y el silencio se volvió grito de amor y renuncia. Ella, envuelta en un manto de nubes copiosas y propensas a la lluvia, abrió los ojos. Miró la puerta, el techo, la ventana cerrada que parecía una cárcel con sus barrotes negros o una tumba sin flores. No reconocía el lugar. Quiso mover una mano, pero la sentía débil como sus brazos y piernas. La cama, ese pequeño rectángulo, aprisionaba sus huesos y tenía la triste sensación de que se hallaba en un ataúd de madera de paraíso, lejos del mundo y de la vida, cautiva del mutismo más aterrador y de la soledad sin retornos.

Pensó que eso era la muerte y se desilusionó…
No la imaginaba así sino como algo bello por donde se podría deslizar su cuerpo liviano y etéreo, un pájaro de alas enormes que se enfrentaba al viento y a las borrascas, que podía desafiar a una naturaleza enemiga y a los sueños más deseados. Ver a otros seres en la infinitud, rozarlos con la punta de los dedos o abrazarlos con la energía de las llamas: madre, padre, tíos, hermanos… ¿hijos?

**
LOS DÍAS SEMEJANTES
Por los caminos de agua...

domingo, 14 de mayo de 2023

Los días semejantes. Por los caminos de agua...

 

Caminos de agua

Magia en los cuencos
de la noche,
cuando la luna
entre monosílabos
muestra sus ojos invisibles
y vuelve
en un sol religioso,
con pétalos del trópico,
a elegir
su camino de espejos
entre sus pétalos dormidos.

**

LOS DÍAS SEMEJANTES
Por los caminos de agua...
------------------------

------------------------
Leer los primeros capítulos



viernes, 12 de mayo de 2023

La última mujer

 


Amelie agitaba sus manitas con la intención de juntar el sol entre sus dedos. Cada día estaba más bella y se parecía a su progenitora: una mujer especial, sufrida, transparente, como una hoja de papel. Rebeca imaginaba que aquellos ojos grises la miraban desde algún lugar y la hacían sentir una ladrona, alguien que había sido despiadada. Era una sensación espantosa que ella misma se encargaba de disipar porque en verdad así no habían sido los hechos, pero…

¿Quién es la persona que puede someter a juicio a un condenado? No existe.

Rebeca sabía que había hecho lo único que, en ese momento tan drástico, era posible. Renunciar a Amelie era como negar la vida. Ella la tomó así como Dios se la daba: despojada, libre, pura y misericordiosa.

‒¡Ya llegamos a casa!‒gritó eufórico el tío Arthur.

**
LA ÚLTIMA MUJER
-1912-
Un naufragio
El baúl de perlas.
---------------
SEGUIR LEYENDO

miércoles, 10 de mayo de 2023

"Un verdadero espíritu de rebeldía es aquel que busca la felicidad en esta vida" Henrik Johan Ibsen

 


En medio de la noche, Felicitas creyó oír la voz de un moribundo. Se envolvió con una cofia, especie de ropón con capucha, y quiso salir del cuarto. Una luz que pasaba por las rendijas de su puerta le dio temor, pero se tranquilizó al escuchar los pasos de Bernardino y su voz que se mezclaba a lo lejos con el relincho de los caballos. Bajó los escalones y salió a la oscuridad. Necesitaba hablar con Antonio. La puerta estaba abierta, la empujó. El capataz dormía con la cabeza inclinada sobre una butaca; su mano había dejado caer la pluma y un papel.

“Debe estar cansado, pensó.

El papel decía: Querida… Su corazón palpitó y sus pies se clavaron en el suelo pero al mismo tiempo le pareció mejor dejarlo dormir. La horrible realidad no debía perturbarlo porque era sólo de ella. Huyó por el jardín al oír unos pasos. Sentía los efectos de un profundo dolor y de aquello que nos hace creer que los pensamientos están grabados en la frente. Al darse cuenta, por fin, de la fría desnudez de su casa, Felicitas se sintió pobre. El rancho de Antonio tenía lo que le faltaba a cada ladrillo de su lujosa estancia.

La joven había temblado cerca de él, apenas pudo tenerse sobre sus piernas cuando llegó a aquel cuarto.

**

BUENAS Y SANTAS...
Los hijos olvidados
-----------------
SEGUIR LEYENDO


martes, 9 de mayo de 2023

La Novia. ¿Ella regresó por amor?


 

Se fue para el cuarto de servicio para tratar de descansar la mente pues esos demonios interiores estaban siempre alertando los silencios y tenían voz y formas inquietantes. En el sueño, vio a la mujer de las botitas blancas y sus ojos llenos de lágrimas. No la conocía pero algo de ella le llegaba al corazón. Tal vez estaba muerta. Él le dijo:

−No debes querer a nadie que va a morir pronto.

El tiempo nos quita muchas cosas y cuando más amamos, más perdemos. Tenemos que renunciar para ser libres, morir para que otro tenga vida −le contestó ella como desdibujada por un velo.

Salvador se despertó bruscamente y, con melancolía, miró la hora. El mundo para él era gris, y pronto llovería sobre su cuerpo. Lo sabía. Se hallaba a la intemperie.

A la mañana, Dolores le comentó que quería poner un negocio porque tenía la necesidad de hacer algo: estaba aburrida.

−No seas egoísta, te pido por favor. Nunca me apoyas en nada porque piensas que soy una inútil. ¿Hasta cuándo me vas a boicotear las ideas?

−Nada, mujer, está bien.

−¡Magnífico!

Tenerla lejos era lo mejor que le podía pasar a Salvador; aunque sentía que ella lo manipulaba no podía hacer otra cosa. No quería discutir más. La vida a fuerza de golpes le había enseñado mucho, cada cual tenía su propia idea de la moral y de lo que impone la sociedad.

*

LA NOVIA
¿Ella regresó por amor?
---------------------
SEGUIR LEYENDO