La Institutriz, de Gabriela Margall


Tras casi quince años de trabajar como institutriz en Argentina Elizabeth Shaw está decidida a volver a su pueblo natal en Inglaterra. Cuando su regreso es casi un hecho, una familia -a la que está unida por fuertes lazos- requiere de sus servicios y se reencontrará con Tomás Hunter, su amor de la juventud. ¿Podrá el amor vencer una red de secretos y un oscuro pasado?


¿A qué lugar pertenecemos? ¿Al lugar donde nacimos o a donde viven nuestros amores? ¿Al lugar con el que soñamos todas las noches? Elizabeth Shaw desea volver al pueblo donde nació, el puerto de Fowey, en el sur de Inglaterra. Huérfana desde los dieciséis años, su existencia ha transcurrido en casas ajenas, educando niños y jovencitas de alta sociedad en Buenos Aires. Disciplinada y dueña de firmes convicciones, su trabajo le permitió hacerse un nombre y convertirse en una institutriz apreciada y respetada.

Cuando su regreso a Inglaterra es casi un hecho, una familia -a la que está unida por fuertes lazos- requiere su experiencia.

La lealtad y sus sentimientos todavía vivos la llevarán a entrar en un hogar donde todas sus convicciones serán cuestionadas: un antiguo amor volverá a su vida, dos niños desamparados pondrán a prueba su capacidad y Elizabeth deberá lidiar con la pregunta sobre su verdadero origen.


La Institutriz, de Gabriela Margall


OPINIÓN


Terminé de leer, por fin, soy lerda me gusta ir despacio para disfrutar de la lectura, La Institutriz. Me gustó mucho el libro, la protagonista tiene ese halo de misterio, de ternura, de una sensación de carencias y de desprotección, pero al mismo tiempo una capacidad de amar extraordinaria. Me gustó mucho saber de la época y sus costumbres, también la parte de suspenso e intriga y la dulzura de esos niños a quienes el amor les fue negado. Una preciosa historia: serena, tierna, que me transmitió mucha paz. 

Felicitaciones

 

Gabriela Margall

RESPUESTA DE LA AUTORA

¡Qué hermosa reseña! Me encanta que tengas esa lectura de miss Shaw, no es un personaje fácil de querer (es muy disciplinada y toma decisiones raras XD). Muchísimas gracias por tus palabras. ¡Un abrazo!

💢



-----------------------------Lecturas: Viviana Rivero, Kate Morton, Jane Austen, Cristina Bajo, Isabel Allende, Gloria Casañas, Emily Brontë, Rosa Montero, Pilar Quintana, Pilar Muñoz Álamo, Marta Abelló, Clara Fuertes.

El silencioso GRITO de Manuela

 



Entre calvarios de ausencia y pianos que arrancaban lágrimas, la vida de Manuela se llenaba de fantasmas, de precarias lucernas del amor y es allí cuando buscaba en algún recodo, la PAZ.

El pasado era su morada para protegerse; llamaba a su madre y luego al padre para que tomaran sus decisiones. No sabía cómo continuar andando por la vida. Ellos no le habían enseñado a ser valiente.

----------------El silencioso GRITO  de MANUELA (Gratis en amazon hasta el viernes)

💞

-------------------------Mis novelas: Licia. Hermana mía, Puerto soledad, La abuela francesa, La nodriza esclava, La novia, Querida Rosaura, La última mujer, Buenas y santas...


Puede que te interesen:

Las hadas de Ida Rentoul



Ida Rentoul Outhwaite,
también conocida como Shervourne Rentoul e Ida Sherbourne Outhawaite,
fue una ilustradora australiana de libros para niños.

9 de junio de 1888, Carlton, Australia
25 de junio de 1960, Melbourne, Australia.




La Pascua aquella...

 




La Pascua aquella... La que perturbaba y disfrazaba los momentos, la que acallaba los retos y depositaba en los sueños la única alegría. La original.

Recuerdo verla llegar algodonada en su traje de liebre blanca, enredada en su morral pesado. En el silencio de la noche, no era incierto su paso errante y podía modelar a la distancia, cada uno de los deseos infantiles. Era sabia y valiente. Necesitaba huir en el artificioso paisaje con la convicción de regresar fielmente a cumplir su misión y dejar en suspenso el milagroso enigma de la felicidad. Nadie pedía explicaciones porque la alegría justificaba el misterio, el sumo grado de espejismo, su linaje y su memorable paso por las escalinatas, cuartos y zaguanes.

Su fecundidad quedaba a la vista en un nido que podía ser venturoso o humilde pero enfundado con el goce de una obra perfecta.



La Pascua aquella... 


L.Fraix


------------------Pasión por Los hermanos Grimm, El Principito de Antoine de Saint-Exupéry, Han Christian Andersen, Mark Twain, Perrault.

Abril

 


Llega Abril con su gris-oro.

La magia que la tarde nos devuelve es manto de latidos, abrazos a tiempo, serenatas y suspiros.


Necesitamos tanto de la naturaleza con sus brillos sanadores que ya no miramos si es verano o invierno, nos quedamos a la vera de los días con la sabia enseñanza de sus colores.

Somos nuestros propios pasos, los que nos llevaban a la escuela en otros tiempos cuando la vida parecía larga, interminable...

Cuánto camino recorrido, cuánto sol en la cara... son los años contando surcos en las tardes retratadas con su bohemia.

Hoy busco la esperanza entre esas hojas doradas para que me escriba su mejor soneto.

Feliz comienzo.

Cuídense mucho.

Buenas y Santas... Los hijos olvidados

 

Estancias argentinas


ARGENTINA, 1912
SANTA FE DE LA VERA CRUZ

Me gusta imaginar los lugares físicos de mis historias.

Buenas y Santas... Los hijos olvidados (esta semana gratis en amazon para descargar)

Me imagino a doña Emma recorriendo los alrededores de la estancia con el capataz buscando a Felicitas que suele escapar con su caballo en busca de libertad, y es ahí cuando se da cuenta que debe ponerle límites a esa niña caprichosa.

Doña Emma no sabe querer y piensa que todo lo arregla haciendo abuso de su poder cuando es totalmente contraproducente. Felicitas es dueña de sus actos y de su vida, o cree serlo, y entonces toma decisiones desafortunadas. Su madre, quien asegura tener la verdad, guarda demasiados secretos. Tal vez, porque se equivocó no quiere que su hija sufra por sus malas elecciones.


---------------Esta historia está inspirada en mi bisabuela que se llevó a Europa a su hija para que se olvidara de un enamorado que, según ella, no le convenía. Cuando regresaron, él estaba esperando a mi tía-abuela Francisca para casarse.


---BUENAS Y SANTAS...

(click en el enlace)


-------------------Mis lecturas: Ruiz Zafón, Gabriel G. Márquez, Kate Morton, Osvaldo Soriano, Gloria Casañas, Verónica Calvo, Aurora García Rivas, Cristina Bajo, Viviana Rivero, Ada García, Isabel Allende.

La nodriza esclava. Dinastía Tudor-1510-


 

Gracias lectores de México
nº2 en Fantasía Histórica (Tienda Kindle)
nº9 en Fantasía Histórica (Libros)
nº12 en Literatura Hispánic
--------------
INGLATERRA.
REINADO DE ENRIQUE VIII, LAS SEIS ESPOSAS, SUS EJECUCIONES Y LOS FANTASMAS DE LA TORRE DE LONDRES.

La Mansión, de Anne Jacobs

 


Una casa señorial. Una aristocrática familia. Un amor inalcanzable...

Tras el éxito internacional de La villa de las telas, Anne Jacobs vuelve con la nueva y emocionante saga familiar que 2.500.000 lectoras están esperando.

Franziska no puede creer que sea cierto: finalmente está de regreso en la casa familiar de los Von Dranitz. Durante el caos de la Segunda Guerra Mundial tuvo que renunciar a la majestuosa mansión en el este de Alemania, pero el anhelo de retornar siempre la persiguió. Jamás pudo olvidar los tiempos gloriosos previos a la guerra, sus ilusiones y sus deseos de una vida al lado de su gran amor, Walter Iversen. Fue una época feliz hasta que la guerra los separó y destruyó sus sueños. Su amor parecía perdido para siempre... pero Franziska nunca abandonó la esperanza.

La crítica ha dicho...
«Anne Jacobs deja que las emociones se agiten de nuevo y, sobre todo, cautiva totalmente a sus lectoras.»
Hellweger Anzeiger

«¡El lector no estará libre de emociones!»
Frankfurter Stadtkurier

«"Tiempos gloriosos" es el subtítulo, ¿quién no los anhela? Por eso una historia como La mansión es perfecta.»
Nürtinger Zeitung

«Con la primera parte de la saga La mansión, Jacobs ha logrado un gran comienzo. ¡No te la pierdas!»
Dolomiten

«Esta novela tan emocionante habla de un amor perdido en la confusión de la guerra y es el exitoso primer libro de una conmovedora saga familiar.»
Frau von Heute

«¡Una conmovedora historia de amor!»
plus Magazin

-------------Autora de La villa de las telas, La Mansión, La hija de la villas de las telas, El legado de la villa de las telas.

Como reinas del Nilo

 


La bruja Maruja se paseaba por el torreón con hollín y humedad; no sabía si ardía o ya estaba quemado. Sus hermanas cosían un sombrero de alas anchas con un cordoncillo de seda vegetal y reían, como brujas que eran, en medio de la alegría propia de sus malos pensamientos. Algunas otras envolvían pañuelos con esencias de jazmines, violetas y leche para mantener la piel blanca.

Maruja estaba vieja y se la veía muy fea con su lunar de espinas en esa cara seca como piel de lija.
Afuera, entre los arbustos, laureles y habas, volaban los caballitos del diablo con sus alas transparentes en busca de dulces para saciar sus cuerpecitos delgados, mientras una lechuza de plumaje muy suave, pico corto y encorvado y ojos brillantes, observaba los movimientos sobre el tronco. Atrás, a unos pasos, unos veinte búhos más esperaban alguna presa porque era la hora del almuerzo.
Maruja miró por la ventanita y vio que los campesinos del lugar se habían llevado las vacas. Se puso furiosa y comenzó a gritar…; luego se fue hacia los establos de los vecinos y revolvió los colchones de paja donde el ganado solía dormir.

Más tarde, recorrió los campos en su escobilla con una cuerda en las manos que servía para cazar conejos y perdices, pero, en definitiva, nada le importaba porque su alimento preferido no estaba a su alcance. No había burras ni cabras ni vacas…
Las hermanas se peleaban por las pulseras de Turmalina negra que tenían guardadas en un jarro fenicio de la abuela Tripatina. Eran regalos que Maruja recibió el día de su nacimiento y que ahora su familia, cumplida una edad determinada, podía lucir en un acontecimiento significativo.


A Maruja no le importaba que se llevaran sus joyas pues para ella y seguramente para todas sus hermanas lo valioso era el alimento diario. Las ollas de la cocina estaban vacías y con olor a una mezcla rara de leche, miel y huevos crudos.
El espejo le devolvió a Maruja la imagen del dolor porque le mostró su acostumbrado rostro de pergamino con un mechón de pelo colgante como los que tienen las cabras en la mandíbula inferior.
-¡No… es el embrujo, la falta de líquido…!- gritó.
Corrió a buscar una cuchilla, iba a darse un tajo en medio de la mejilla cuando escuchó la voz de la abuela Tripatina:
-No manches tu fama, deja que el hechizo pase, pero debes ser rápida para encontrar el néctar sino llevarás esa barba por el resto de tu vida. Recuerda que el abuelo Hipócrito la bebía con hidromiel: bebida hecha a base de miel y agua de lluvia que dejaba fermentar.

Maruja tapó su cara con un velo; se colocó un casco de escamas córneas y se fue a comunicarle a sus hermanas le decisión que había tomado. Rápidamente, todas se olvidaron de la fiesta de duquesas y tomaron sus escobillas para ir detrás de la manada.
Desde las alturas, emitían voces tristes y prolongadas: eran sus aullidos de reinas. Aquellos ángeles arrojados al abismo las habían abandonado y ahora morirían de sed en algún prado desierto.

De repente, Diatomea, una de las más jóvenes, avisó que entre los durazneros, detrás de la casa de Druppi el campesino más egoísta, estaban los durmientes…
Las ninfas de los bosques se preocuparon, pero no alcanzaron a avisar al dueño porque las brujitas descendieron como insectos zumbadores. La abeja machiega, hembra de los zánganos, les ordenó que se sirvieran su comida y de inmediato ella lo hizo para borrar las huellas del hechizo.



De nada le sirvieron a Druppi sus conjuros y amuletos.
Las brujas, como único requisito que debían cumplir, tomaron la leche directamente desde las vacas que estaban descansando.
Los animales no las vieron y jamás se dieron cuenta de…




------------------Pasión por Los hermanos Grimm, El Principito de Antoine de Saint-Exupéry, Han Christian Andersen, Mark Twain, Perrault.

El camino de los milagros

 




De niña,
tenía una gran imaginación que rondaba lo sobrenatural:
hombres de barba oscura,
y boina colorada,
fogatas,
bombos y cornetas 
para llamar a las almas bajo el sol alto
o la sombra de los montes.

Por "el camino de los milagros" decía yo que llegaría la liebre
para las Pascuas;
mamá quería que supiera la verdad pero me negaba
porque realmente entendía
y prefería soñar.
Decía que el animal sagrado vivía en una torre románica, 
rodeado de pinturas medievales
y cocineras con hocicos y bigotes
que preparaban manjares típicos con miel 
y sustancias puras traídas de Jerusalén.
Acomodaba la canasta en forma de nido
para recibir a la mascota más famosa del mundo.
Mamá me volvía a repetir la historia
sobre el origen de la creencia
pero yo,
con movimiento de cabeza,
le indicaba que se callara de una vez.

La noche de la Pascua,
me iba a acostar a la cama grande con mamá y papá.
Dejaba la ventana abierta
y el receptáculo tibio junto a las rejas.

...

Todos nos dormimos...
Más tarde, me desperté sobresaltada por un ruido,
me senté en la cama y estiré el cuello
para observar mejor.

Mamá me obligó a abrigarme e intentó convencerme
de que no pasaba nada.
-¡No... es ella porque vi las orejas color rosa!
-No te mortifiques, ven a descansar...
Yo la veía como un gran conejo de pelo claro
que llevaba una bolsa pesada marrón.
Mi papá no sabía qué decir y me empujaba 
a arroparme bajo las sábanas
porque le daba lástima.
-¡No...!grité y di un salto.

Me asomé a la ventana y vi que 
"El camino de los milagros"
estaba bordeado de estrellas luminosas
y la cestita repleta de huevos,
entre ellos una liebre de chocolate blanco
con ojos de rubí...

Cuento de L.Fraix