La abuela francesa

9
COM



Los bisabuelos Melanie y François conservaban con discreción
las ansias de besar a la beba de cuentos, ¡Tan lejana!

Hubieran querido conocerla para contarle a ella
sus viajes de inmigrantes por los caminos de novela.
Pero el destino les jugó la última carta
y se fueron sin poder verla, sin imaginarla siquiera...

La capota de la abuela Juana en sus tiempos
cuando viajaba rumbo al pueblo.

Los jazmines y las rosas que cultivaba mi abuelo Eduardo...



Los abuelos me amaban...
Juana, Eduardo y Juan (el papá de mi mamá).
Esas vidas sin prisa
guardaban secretos en los jazmines,
en el dulce de ciruelas y en las uvas.
Con el silencio atesoraban los sentimientos
porque sabían labrar las horas como la tierra.

Premio Literario Amazon Storyteller 2020




En mayo comienza AMAZON a recibir manuscritos (libros) para participar en el PREMIO LITERARIO 2020 STORYTELLER.

Las bases las encontrarás en este enlace⇓⇓⇓


Mucha suerte para todos.



Con estos libros participé en 2017-2018


y 2019

Para mí es una experiencia enriquecedora, sé que no puedo competir. Lo único que rescato para mí es la visibilidad del libro. Siempre fui (desde mis inicios hace como treinta años) de participar en todo lo que me ofrecían, sin tener demasiadas expectativas para no desilusionarme demasiado. Igual eso es inevitable, pero vale la pena estar... siempre. Y disfrutar con cada pequeño paso, a nuestra forma y manera. Diferente, porque no todos los autores deseamos las mismas cosas y perseguimos los mismo éxitos. Cada uno tiene su propio camino.

Gracias a todos los que compran mis libros (no muchos) pero los valoro, me emocionan... 


2020
LICIA. HERMANA MÍA
LA ÚLTIMA MUJER

premioliterario2020



Perderse...

8
COM


Aprender a ser feliz, recuperar la tibieza del ser amado, la sensación de perderse en el tiempo... Perderse... ¿Olvidarse quizá? como la resaca del mar.

Qué difícil es darse cuenta de la lejanía del hombre que creíste tu sostén y que, a pesar de todo, permanece. Es sombra que no abriga, silencio que se repliega oscuro detrás de la espalda herida, la mirada que lastima la piel...

(novela inédita)

Tierra, de Eloy Moreno

4
COM


El problema de buscar la verdad es encontrarla y no saber qué hacer con ella
Una novela que cambiará tu forma de ver el mundo
Querido lector,
Tienes en tus manos una novela que plantea preguntas difíciles de responder; una novela que habla sobre esas verdades que, a pesar de buscar, preferiríamos no encontrar. No puedo explicarte de qué trata este libro porque eso rompería su magia, pero te aseguro que, cuando acabes de leerlo, verás el mundo de forma distinta.

Tierra, de Eloy Moreno

El lenguaje de las flores, de Gill Davies y Gill Saunders

7
COM






Es un libro realmente hermoso y especial,
con ilustraciones precisas.
Podemos distinguir y clasificar perfectamente cada flor.
El texto nos lleva al lenguaje victoriano,
único, mágico...

Una parte muy importante es la que toma como referente a THE BOOK OF MEMORY obra de FANNY ROBINSON (1802-1872), la principal ilustradora de este libro. Fanny no vio nunca publicado este cuaderno manuscrito e ilustrado, fueron sus herederos quienes lo dieron a conocer en 1999. Se supone que el original data de 1840 pero fue gestándose a lo largo de los años. Por aquella época, el dibujo y la pintura eran consideradas habilidades de una joven de clase media y la botánica y la jardinería una ocupación digna de una dama. 


------------------Pasión por Jane Austen, Fanny Robinson,  Kate Greenaway, Tasha Tudor.

Reina Roja, de Juan Gómez-Jurado

1
COM


No has conocido a nadie como ella...
Vuelve el autor español de thriller más leído en todo el mundo.
Antonia Scott es especial. Muy especial.
No es policía ni criminalista. Nunca ha empuñado un arma ni llevado una placa, y, sin embargo, ha resuelto decenas de crímenes.
Pero hace un tiempo que Antonia no sale de su ático de Lavapiés. Las cosas que ha perdido le importan mucho más que las que esperan ahí fuera.
Tampoco recibe visitas. Por eso no le gusta nada, nada, cuando escucha unos pasos desconocidos subiendo las escaleras hasta el último piso.
Sea quien sea, Antonia está segura de que viene a buscarla.
Y eso le gusta aún menos.
NO HAS LEÍDO NUNCA UN THRILLER COMO ESTE
La crítica ha dicho:
«Los lectores van a caer rendidos ante Antonia Scott. Este personaje es, sin duda, lo mejor que le ha ocurrido al thriller internacional en los últimos diez años.»

ABC

«A Juan Gómez-Jurado le leen en cuarenta países y ha vendido millones de libros. Diviértanse y lean a muerte.»

El País

«Juan Gómez-Jurado atrapa irremediablemente al lector.»

Booklist

«Respira hondo antes de empezar a leer. No volverás a tener tiempo hasta el final.»
Javier Sierra

«Gómez-Jurado es el mejor escritor de thriller de Europa.»
Gorka Rojo, Zenda

Reina Roja, de Juan Gómez-Jurado

El mago Merlín

3
COM



Hace muchos años, cuando Inglaterra no era más que un puñado de reinos que batallaban entre sí, vino al mundo Arturo, hijo del rey Uther.

La madre del niño murió al poco de nacer , y el padre se lo entregó al mago Merlín con el fin de que lo educara. El mago Merlín decidió llevar al pequeño al castillo de un noble, quien, además, tenía un hijo de corta edad llamado Kay. Para garantizar la seguridad del príncipe Arturo, Merlín no descubrió sus orígenes.

Cada día Merlín explicaba al pequeño Arturo todas las ciencias conocidas y, como era mago, incluso le enseñaba algunas cosas de las ciencias del futuro y ciertas fórmulas mágicas.

Los años fueron pasando y el rey Uther murió sin que nadie le conociera descendencia. Los nobles acudieron a Merlín para encontrar al monarca sucesor. Merlín hizo aparecer sobre una roca una espada firmemente clavada a un yunque de hierro, con una leyenda que decía:
"Esta es la espada Excalibur. Quien consiga sacarla de este yunque, será rey de Inglaterra"

Los nobles probaron fortuna pero, a pesar de todos sus esfuerzos, no consiguieron moverla ni un milímetro. Arturo y Kay, que eran ya dos apuestos muchachos, habían ido a la ciudad para asistir a un torneo en el que Kay pensaba participar.

Cuando ya se aproximaba la hora, Arturo se dio cuenta de que había olvidado la espada de Kay en la posada. Salió corriendo a toda velocidad, pero cuando llegó allí, la puerta estaba cerrada.
Arturo no sabía qué hacer. Sin espada, Kay no podría participar en el torneo. En su desesperación, miró alrededor y descubrió la espada Excalibur. Acercándose a la roca, tiró del arma. En ese momento un rayo de luz blanca descendió sobre él y Arturo extrajo la espada sin encontrar la menor resistencia. Corrió hasta Kay y se la ofreció. Kay se extrañó al ver que no era su espada.

Arturo le explicó lo ocurrido. Kay vio la inscripción de "Excalibur" en la espada y se lo hizo saber a su padre. Éste ordenó a Arturo que la volviera a colocar en su lugar. Todos los nobles intentaron sacarla de nuevo, pero ninguno lo consiguió. Entonces Arturo tomó la empuñadura entre sus manos. Sobre su cabeza volvió a descender un rayo de luz blanca y Arturo extrajo la espada sin el menor esfuerzo.

Todos admitieron que aquel muchachito sin ningún título conocido debía llevar la corona de Inglaterra, y desfilaron ante su trono, jurándole fidelidad. Merlín, pensando que Arturo ya no le necesitaba, se retiró a su morada.

Pero no había transcurrido mucho tiempo cuando algunos nobles se alzaron en armas contra el rey Arturo. Merlín proclamó que Arturo era hijo del rey Uther, por lo que era rey legítimo. Pero los nobles siguieron en guerra hasta que, al fin, fueron derrotados gracias al valor de Arturo, ayudado por la magia de Merlín.

Para evitar que lo ocurrido volviera a repetirse, Arturo creó la Tabla Redonda, que estaba formada por todos los nobles leales al reino. Luego se casó con la princesa Ginebra, a lo que siguieron años de prosperidad y felicidad tanto para Inglaterra como para Arturo.

"Ya puedes seguir reinando sin necesidad de mis consejos -le dijo Merlín a Arturo-. Continúa siendo un rey justo y el futuro hablará de ti"


Desconozco quién es el autor de esta versión del cuento.
Muchos autores han escrito sobre el mago Merlín: Robert de Borón, Néstor Barron, entre otros.

En tiempos de la Revolución francesa...




Alizee sabía de gramática y de verbos irregulares, de matemáticas y de los sueños cuando el día parece noche dentro del alma. Conocía los ruidos de las calles solitarias, decía que el viento lloraba por las rendijas de las puertas; escuchaba, de lejos, los cascos de los caballos que pasaban arrastrando los pesados coches, se inquietaba con el crujido de los muebles y el sonido del péndulo del reloj. Era bella con sus ojos como luceros pero algo, que no podía manejar y que no entendía, la llevaba a buscar, a caminar delante de sus propios pasos. Amaba, era cariñosa, abrazaba con empatía los hombros doloridos de la señorita Louise que no conocía otra vida. Su existencia entera empezaba y terminaba en Alizee: el regalo del Supremo. Su risa, sus manos, aquel primer día, la fantasía y el amor eran un solo universo. ¿Podía pedir más?


💚(Novela inédita)

La esperanza

10
COM



La poesía llega desde el silencio como jirones de la noche y deja rayos de versos en la quietud.
Me quedo inmóvil con la ausencia, su murmullo, y ordeno mis finales con el principio de las horas. La nada me devuelve su mensaje, la afirmación del ser, el vértigo borroso de la realidad, el cielo dentro del alma que, con su infinitud, me sostiene.

A lo lejos, suena una guitarra y oigo el llanto de un bebé...
Mis ojos tristes sonríen frente a ese espejo vivo; la esperanza me contempla, no es sólo una palabra.

L.Fraix


Mi novela nº 10

6
COM





Ayer terminé de escribir mi novela nº 10.

Me emocioné y lloré como si estuviera leyendo un libro que escribió otro autor. No porque la haya terminado sino porque me suele pasar que me interno en la trama como si fuera yo misma, y lo que estoy narrando me emociona. Son mis palabras pero las siento ajenas.

💖

Me sucedía cuando estaba escribiendo "La abuela francesa". Cuando iba al campo pasaba en el auto por delante de la casa (ya destruida) donde vivió mi abuela y mi padre y se me llenaban los ojos de lágrimas porque yo les estaba dando vida a esos seres que ya habían partido... Veía sus alegrías, la risa, sus pasos en el surco, alguna Navidad, el llanto de mi abuela, mi papá andando a caballo, su niñez sufrida, mi abuelo vestido de gaucho... Toda la dicha y también el sacrificio, la lucha por hacer de Argentina un país mejor.

ENLACE👇👇👇

LA ABUELA FRANCESA

Arthur John Elsley (1860-1952)

3
COM



Arthur John Elsley fue un pintor inglés de finales de los períodos victoriano y eduardiano,
famoso por sus idílicas escenas de niños juguetones y sus mascotas.
Alcanzó gran popularidad durante su vida
y gran parte de su trabajo apareció en calendarios, revistas y libros.



Elsley nació en Londres. A los once años ya se notaba su amor por los animales durante sus visitas frecuentes al zoológico de Londres en Regent Park. A los catorce, se matriculó en la Escuela de Kensington Sur de Arte (más tarde, en el Royal College of Art). En esa época su vista quedó dañada por un ataque de sarampión.



Gran número de sus cuadros fueron inspirados por bocetos realizados en viajes
en bicicleta frecuentes al campo.
En 1878 expuso su primer cuadro "Un retrato de un viejo Pony"
en la Royal Academy.
Se quedó en las Escuelas de la Academia hasta 1882 y luego comenzó a aceptar comisiones
de hacer retratos de niños y perros,
con énfasis en los caballos.
Muchos de sus retratos vinieron de la familia Benett-Stanford.



El 11 de noviembre de 1893 Elsley se casó con Emily Fusedale, su prima segunda que había modelado para él durante diez años. Tuvieron un hija, Marjorie, nacida en 1903, quien posó para muchas de sus pinturas posteriores. 

Después de la muerte de Charles B. Barber, Elsley se transformó en su sucesor natural como el pintor más importante de los niños y sus mascotas.


Arthur John Elsley falleció en su casa en Tunbridge Wells
el 19 de febrero de 1952.



Anécdota sobre Jorge L. Borges

1
COM



En aquellos tiempos publicar un libro era una especie de aventura privada. Nunca pensé en mandar ejemplares a los libreros ni a los críticos. La mayoría los regalé. 

Recuerdo uno de mis métodos de distribución. Como había notado que muchas de las personas que iban a las oficinas de Nosotros —una de las revistas literarias más antiguas y prestigiosas de la época— colgaban los sobretodos en el guardarropa, le llevé unos cincuenta ejemplares a Alfredo Bianchi, uno de los directores.
 Bianchi me miró asombrado y dijo:

 -¿Esperás que te venda todos esos libros?. -No —le respondí—. Aunque escribí este libro, no estoy loco. Pensé que podía pedirle que los metiera en los bolsillos de esos sobretodos que están allí colgados”. Generosamente, Bianchi lo hizo. Cuando regresé después de un año de ausencia, descubrí que algunos de los habitantes de los sobretodos habían leído mis poemas e incluso escrito acerca de ellos. De esa manera me gané una modesta reputación de poeta.

❤❤


Esta anécdota la contaba siempre Susana mi profesora del Taller de narrativa, lectura y poesía. Era una forma de decirnos: "el libro tiene que circular". Lo recuerdo siempre y lo cumplo... Eso no quiere decir que vaya a tener la misma suerte que Borges pero es un estímulo, una posibilidad y un aliciente más en este camino de las letras.


Mundo interno... Deepak Chopra

5
COM




"Presta atención a la riqueza de tu vida interior.
Sueña despierto, imagina y reflexiona.
Es la fuente de la creatividad infinita"

Deepak Chopra

Buenas y Santas... Los hijos olvidados (Cap 4 La desaparición de Felicitas 2da parte)

4
COM


Él la miró perturbado por un raro sentimiento. No podía creer que aquella niña le gustara tanto. Todavía no había olvidado sus modales groseros y el desprecio que tuvo que soportar la noche de presentaciones.
‒¿Tú sigues siendo una vagabunda?‒le preguntó con picardía.
‒Ahora soy señorita fina, ¿no se nota?
‒No‒contestó Raúl.
Entre las sementeras y los cañaverales, se filtraban los arrullos de palomas. Se sentaron sobre una piedra; el aire traía la inquebrantable sensación de culpa pero era obvio que a Felicitas ya no le importaban los riesgos ni los códigos de su madre. La emancipación había llegado para ella porque había crecido. Lo sentía así desde aquel día de la cena cuando desafió a todos los presentes con su capricho de niña rica.
‒¿Por qué me escribes tantas cartas?
‒Porque me gusta hablar contigo, a la distancia, aunque sea a través de un frío papel.
‒Tú sabes que nuestros padres organizaron el encuentro.
‒Sí y me apena pero así piensan ellos, son de otra generación. Resuelven el tema amoroso de los hijos intentando casarlos con amigos de la familia y hasta con primos.


‒¡Qué horror!
‒Creo que no se detienen a pensar en los sentimientos‒dijo Raúl acariciando un mechón de pelo de Felicitas que le caía, rebelde, sobre el hombro izquierdo.
Ella se estremeció al contacto de su mano y se puso de pie.
‒Perdón‒dijo él turbado por la situación‒. Ella lo volvió a mirar a los ojos con ansiedad…


Al rato…
‒Debo irme porque ya es casi mediodía y se van a dar cuenta de que falto de la casa. Espero que Antonio no se lo haya contado a mi madre‒dijo acomodándose la ropa.
‒¿Antonio?
‒El capataz.
Raúl sintió un lacerante temblor en su pecho. Los celos lo estaban dejando al descubierto con intenciones de delatar un cariño que empezaba a nacer en su corazón.
‒Adiós, nos veremos pronto‒dijo Felicitas y huyó con su caballo por la calle estrecha entre los álamos y su aliento de sombras.
Era indudable, que la influencia de doña Emma aparecía para enturbiar los ánimos. Demasiados códigos para expresar el amor parecían absurdos a los ojos de Raúl que, a pesar de que le gustaba demasiado Felicitas, pensó que como novia no le convenía.

Y entonces, por cobardía o por necesidad, por ese incalificable sentimiento que nos arrastra a las más insólitas acciones, Raúl se dejó llevar hacia la casa de doña Emma a quien encontró en el patinillo. Estaba vigilando a unos peones que hacían girar, con grandes esfuerzos, la rueda de la máquina de fabricar agua.
‒¿Qué lo trae por aquí Raúl?‒dijo asombrada por la visita.
‒Necesito hablar con su hija.
‒¡Remedios, llama a Felicitas!‒gritó doña Emma.
‒No está‒dijo la criada.


La niña, después de escapar en su caballo por aquellos caminos con aroma a sándalos, no había llegado a La Candelaria.
Raúl sintió que se había metido en un lío mayor cuando todos empezaron a buscarla sin hallar sus rastros. Llegó la noche. El reflejo del farol, que se balanceaba en el patio, sobre la copa de los árboles frutales, al penetrar en el interior de la casona por las cortinas dibujaba sombras en aquellas desconsoladas almas. Doña Emma, transida de tristeza, temblaba bajo sus ropas y sentía cada vez más frío. Felicitas había desaparecido y las horas se tornaban interminables.

2 de abril-Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de las Malvinas


JUAN LOPEZ Y JOHN WARD, de Jorge L. Borges

Les tocó en suerte una época extraña. El planeta había sido parcelado en distintos países, cada uno provisto de lealtades, de queridas memorias, de un pasado sin duda heroico, de derechos, de agravios, de una mitología peculiar, de próceres de bronce, de aniversarios, de demagogos y de símbolos.

 Esa división, cara a los cartógrafos, auspiciaba las guerras. López había nacido en la ciudad junto al río inmóvil; Ward en la ciudad por la que caminó Father Brown. Había estudiado castellano para leer El Quijote. 

El otro profesaba el amor de Conrad, que le había sido revelado en un aula de la calle Viamonte. Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara, en unas islas demasiado famosas, y cada uno de los dos fue Caín, y cada uno, Abel.

 Los enterraron juntos.  

La nieve y la corrupción los conocen. El hecho que refiero pasó en un tiempo que no podemos entender.

Jorge L. Borges

⇆⇆
PUERTO soledad, de Luján Fraix

https://www.amazon.com/Puerto-soledad-guerra-Malvinas-1982-Spanish-ebook/dp/B07TSG2H64

Cementerio de Darwin

🇦🇷🇦🇷2 de abril-Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de las Malvinas.❤️