viernes, 26 de junio de 2015

Vivien Leigh y Laurence Olivier




Vivian Mary Hartley conocida como Vivien Leigh fue una actriz de teatro y cine británica.

Galardonada con dos premios Oscar, es principalmente recordada por su papel como Scarlett O´Hara en "Lo que el viento se llevó" (1939) y como Blanche Dubois en "Un tranvía llamado deseo" (1951).

Su primer marido fue Herbert Leigh Holman.
Más tarde, se casó con el actor y director Laurence Olivier(1940); Vivien incursionó en teatro, se destacó desempeñando los papeles de Ofelia, Cleopatra y Julieta.


La fama mundial llegó cuando David O. Selznick se fijó en ella para que protagonizara la versión cinematográfica de la novela de Margaret Mitchell "Lo que el viento se llevó"

Es considerada como una de las actrices más bellas de la pantalla por sus finas facciones y sus ojos que deslumbraron a más de un hombre.

En 1951 Leigh y Olivier actuaron juntos en dos obras teatrales Antony and Cleopatra de Shakespeare y Cesar y Cleopatra de Bernard Shaw, ambas inspiradas en algunos aspectos de la vida de Cleopatra VII.


Después de una larga agonía a causa de una avanzada tuberculosis,
 Vivien Leigh falleció el 7 de julio de 1967. 
Tras arreglar sus flores y atender a sus amigos, cansada, se retiró a su cuarto.
 Tenía sólo 53 años. 
Fue hallada muerta en la habitación de su apartamento londinense en el 54 Eaton Square
 por su entonces pareja sentimental John Merivale, 
quien rápidamente llamó a Laurence Olivier.

Él relata en sus memorias que permaneció junto a ella a solas "pidiéndole perdón por el daño que se habían hecho". Siempre la recordará como el gran amor de su vida.


La sobreviven su hija Suzanne Farrington (1933), sus nietos y bisnietos, quienes permanecen en el anonimato.



jueves, 25 de junio de 2015

Aquellos objetos queridos...






LA PIPA...

La pipa del bisabuelo François de 1870 aproximadamente
es muy importante para mí porque es el recuerdo
más lejano que tengo de mis antecesores
que lucharon tanto por sobrevivir en estar tierras argentinas
para ellos desconocidas.
Mi abuelo Eduardo me la regaló un tiempo antes de morir;
de sus nueve nietos me eligió a mí
y eso es realmente un misterio que nunca podré develar.





MI LIBRITO DE CUENTOS...

Con respecto al librito de cuentos "El gallito Crestita",
yo diría que es mi comienzo con la literatura,
el primer contacto que tuve
con las letras apenas cumplidos los 3 años.
Como no sabía leer le pedía a mis padres que lo hicieran por mí.
Y ahí me veo
escuchando el relato sobre la falda de mi tía Catalina,
que era soltera y que tenía poca paciencia.

Siempre quería que me leyera el mismo
y yo repetía:
"Otra vez," "otra vez" y "otra vez"...
porque yo no quería otros cuentos, 
debía ser ése y sólo ése.
Cuando me quedaba sola
inventaba lo que decía debajo de las imágenes
porque ya lo sabía de memoria.

Con mi papá Alberto y mi mamá Nydia a los 6 meses.




LAS FOTOGRAFÍAS...

Las fotos me acompañaban cuando estaba enferma con gripe
y me quedaba en la cama de mi mamá
rodeada de todos los libritos y de las fotos,
especialmente las del bautismo...
Miraba la mueca de payaso que había hecho
y preguntaba y preguntaba...

Luján Fraix


miércoles, 24 de junio de 2015

"Almanegra", de Florencia Bonelli






Florencia Bonelli presenta la segunda parte de la Trilogía del Perdón. Aquí se pregunta:

¿Puede el amor verdadero perdonar una traición?

Emanuela se refugia en Buenos Aires desilusionada de su único amor, Aitor Ñeenguirú. Allí intenta reconstruir su vida sin saber que en la ciudad la acechan peligros, como el del Santo Oficio de la Inquisición que la perseguirá por sus dotes de sanadora.

Por su parte, Aitor quiere recuperarla; la esperanza del reencuentro es el motivo para levantarse cada mañana. Pero los meses pasan y se convierten en años... y ella no aparece.





lunes, 22 de junio de 2015

El invierno llegó con su té blanco




Ahora sí... llegó el invierno
por estos lugares, mi tierra... Argentina.


Hoy los invito a tomar este té blanco
cincelado de rojo
en un paisaje soñado para mí


pues nunca lo he vivido,
casi lo imagino
y me resulta de cuentos de hadas,
donde los sueños se hacen realidad


con una pincelada de color,
de aire de fresco,
de juegos y risas.


Es la vida que nos permite trasladarnos
en las estaciones a los lugares
teniendo sólo alas
en nuestro mundo de cuatro paredes,


ese universo que nos hace felices también...
porque nos da la calidez de la compañía y el sabor de las sencillas cosas
que son GRANDES
cuando podemos valorarlas.

Estar lejos nos da esa oportunidad...


Muchos besos.
Feliz tarde de té queridos amigos.


FUENTE







sábado, 20 de junio de 2015

Mi padre: un niño-grande





En un sulky parecido al de la pintura
mi padre recorría los caminos agrestes y pedregosos
para ir al colegio todos los días
cuando era chico.

También iba a buscar al médico
cuando mi abuela estaba enferma
y regresaba entre las sombras de la noche,
solo, indefenso, pequeño,
con medicamentos
que el médico le recetaba.

Era un niño-adulto.

***

Siempre fue un hombre solitario,
como yo,
sufrido y responsable.

Educaba con el ejemplo,
gracias papá!!!
Hace 6 meses que partió a reunirse con mamá.

***

Hoy es el día del Padre en Argentina.
Felicidades para todos los que están presentes físicamente
y para aquellos que han dejado
hondas huellas de amor en el corazón.



Luján Fraix






viernes, 19 de junio de 2015

La casa de Sherlock Holmes




Si bien el detective
más famoso del mundo
es un personaje de ficción,


el novelista Arthur Conan Doyle
le eligió un domicilio real de residencia.


Sherlock Holmes vivía
junto al doctor Watson y la señorita Hudson
en el 221 de Baker Street, en Londres.


Hoy,
en la casa victoriana emplazada en esa dirección
funciona un museo dedicado a las historias del gran investigador de la literatura.


Fue inaugurado en 1990 y es una visita elegida
por muchísimos turistas.

En esta fotografía se ve la casa del autor del personaje Sherlock Holmes
Arthur Conan Doyle


jueves, 18 de junio de 2015

Helena Diakonova (Gala) y Salvador Dalí






Salvador Dalí se casó con Gala en 1958.
Ella había sido mujer de Paul Éluard, el poeta. Nacida en Kazan (Rusiacomo Helena Diakonova, Gala conoció a Éluard en una clínica para tuberculosos, cerca de Davos, de los alpes suizos. Se casaron un año más tarde, a mediados de febrero de 1917.


Gala fue amiga y luego amante del pintor alemán Max Ernst pese a que todavía compartía techo con Éluard. En el verano de 1929, junto a su marido, Magritte y Buñuel, y durante un viaje a Cadaqués y Figueras, residencia familiar de los Dalí, Madame Éluard supo que dejaría de serlo. El pintor, que ya tenía sus bigotes característicos, confesó que era virgen y se temía homosexual.


Cinco años después, el flechazo se tradujo en unión civil y la pareja se instaló en el estudio que el pintor tenía cerca del parque de Montsouris, al sur del círculo metropolitano de un París atravesado por el rumor de los ismos. Dalí empujó su carrera desde los antros y subterráneos cafés de una ciudad que, en el reducto surrealista de Montparnasse, dio sentido al término mundano. Aquel primer artista, ante la permanente mirada de una Gala que pronto asumiría tareas de musa y agente se codeaba con pintores de vanguardia: Tzara y Ernst, Ray o Breton.

Y Gala seguía allí, junto a él y junto a tantos otros. Era el comienzo de una tortuosa relación que reposaba sobre la fascinación que ejercía Gala sobre Dalí. Ella coleccionó amantes mientras el pintor comenzaba a parecerse a su obra y su obra a Dalí. Diez años mayor que él, la rusa era el producto de una educación esmerada; recitaba con soltura a Baudelaire, a Apollinaire... fue la novia de una vanguardia.


Fueron ocho años en Nueva York, y luego en París, el regreso a la España franquista, a la cabaña que se transformó en villa con piscina cerca de Port Lligat. A finales de los sesenta, Dalí le prometió a ella un castillo. Y Gala tuvo así el suyo, el de Púbol, sobre la planicie del Bajo Ampurdán, del valle del Ter. Allí, al otro lado de las almenas, sería sepultada ella, en una cripta excavada bajo los pilares de la fortaleza. Dalí se refugió entre los muros de Púbol hasta 1986. Murió en Figueras tres años más tarde, casi un fantasma de su propio museo.






lunes, 15 de junio de 2015

Té con los amigos lejanos





Hoy voy a compartir el té con los amigos lejanos, ustedes,
que tienen la sabiduría, el encanto y el tiempo...
para acompañar, enseñar y dar.


Cuando no existían las redes sociales,
yo solía leer mis cuentos a mis amigas al aire libre


o en la sala de mi casa.
Algunas de ellas se aburrían muchísimo
con mis historias de princesas y de brujitas malas
en altos torreones.


Pasaba también calurosos veranos
escribiendo novelas en la soledad
con la convicción de que algún día alguien pudiera leer mis escritos.


Hoy estamos más cerca,
la distancia se acorta y la palabra bendice
este medio tan querido que no podemos abandonar.

Alguien dijo que el buen uso de las redes sociales otorga una felicidad eudaimónica
que se relaciona con la autogratificación
y el consumo.
Por ejemplo, la compra de productos y marcas,
la comida y la bebida
y todos sus excesos, por lo que puede hacer daño.


La buena felicidad la llama hedónica y es la verdadera
y tiene relación con el espíritu y las causas personales,



es decir tener un propósito en la vida que tiene sentido para ti,
poder compartirlo con otras miradas y con distintas ideas.
Este tipo de dicha
hace amigos, alarga la vida y nos pone de buen humor.
Y si nos hace bien...
bienvenida sea.

***


Quiero saludar también a todos los amigos de siempre,
a los nuevos, a quienes solamente leen,
y a aquellas amigas con las que  comparto la publicación del té:
Tracy, Sandi, Terri y Martha.
Me han cambiado la vida.
Encontré a alguien que me leyera... yo lo sabía!!!
y eso no tiene precio para mí.


Gracias por seguir caminando este sendero, por la paciencia...
Ya volveré con los mensajes y comentarios;
necesito tiempo, un intervalo,
para ordenar mi vida.

Mucho cariño para ustedes.

Las pinturas son de Wilhelm Amberg
y de Charles Wilson





sábado, 13 de junio de 2015

Día del escritor





 Goya



EL COLUMPIO



El columpio miraba de lejos en los jardines de la casa de piedra. No podía convocar a su paraíso a la niñez blanca que le hablaba desde algún cuento de tilos y moluscos. Componía su madrigal con magnificencia frente al madroño sembrado de matices y suspiraba tras la gracia de soñar un día más con el adagio del destino.

Balanceaba su rosario de eslabones grises en la soledad, como fantasma que cuidaba la llanura o centinela de milenios que movía sus cadenas y ahuecaba el silencio. Jamás dejó que lo tocaran porque él era dueño de sí mismo y, cual sabio monacal, permanecía inmaculado. Era un maestro de ciencias y cabalgaba sin instrumentos ópticos por las sombras de los Jueves Santo, en el canto de los mirlos o en el aura que dejó la nostalgia cuando la fiesta de la infancia se fue del escenario.

Un día, interrumpió el susurro porque escuchó la voz de nácar  de una niña vestida de mujer...

Luján Fraix- 1995


El 13 de junio en Argentina se conmemora el Día del Escritor en homenaje al gran escritor argentino Leopoldo Lugones.

Feliz día para todos!!!


martes, 9 de junio de 2015

Jane Burden y Dante G. Rossetti





Ella fue modelo y musa de los artistas William Morris, con quien se casó, y de Dante Rossetti.



En octubre de 1857 Jane Burden asistió a un espectáculo en Oxford. Allí fue observada por Dante Rossetti y Edward Burne-Jones, quienes pertenecían a un grupo de artistas que estaban pintando los murales de Oxford. Impresionados por su belleza intentaron persuadirla para que modelara para ellos.

William Morris, quien estaba trabajando en una obra de caballete, también solicitó su presencia como modelo para su interpretación de la reina Ginebra. Durante este período se enamoraron y luego se comprometieron.


Ella se casó con William Morris en Oxford el 26 de abril de 1859. La pareja se fue a vivir a Bexleyheath, Kent. Tuvieron dos hijas Jane (1861), María (1862).


En 1871 Morris y Rossetti llevaron a cabo una obra conjunta en la Kelmscott  Manor en Gloucestershire. Luego William Morris tuvo que irse Islandia y dejó a su esposa con el pintor Rossetti para amueblar la casa y pasar allí el verano.

Ella se convirtió en la musa favorita del autor. Su relación se dice que comenzó en 1865 y duró hasta la muerte del artista en 1882. Los dos compartieron un sentimiento muy profundo.

Jane era partidaria de la regla casera inglesa. Unos meses antes de su muerte, compró Kelmscott Manor para el futuro de sus hijas, a pesar de que no regresó a la casa después de haberla comprado.



Las pinturas de los últimos años de Rossetti
 fueron expresiones palpables del amor obsesivo
 del artista hacia ella.

Jane Burden falleció el 26 de enero de 1914 durante su estadía
 en 5 Broock Street, Bath.





lunes, 8 de junio de 2015

Entre tú y yo...





Las palabras...



no las lleva el viento,
las palabras tienen poder,
curan o hieren a una persona.

Medita sabiamente antes de hablar, 
a veces
quedarse callado es la mejor opción.

Por eso,
Cuida tus Palabras,
habla de tal manera
que en tu alma y en la de los demás quede

LA PAZ.







domingo, 7 de junio de 2015

"Abzurdah", de Daniela Goggi





Historia dramática la de Abzurdah. Abzurdah es el nic que usa en el chat Cielo, la protagonista de "Abzurdah", inspirada en la autobiografía de Cielo Latini. El personaje que interpreta Eugenia Suárez, la bellísima actriz conocida como "La China", es según su propia descripción en off apenas empieza la película, "egocéntrica, arrogante y despectiva, de clase alta". Tiene 17 años, dice que se siente sola en su "familia perfecta", que no tiene amigos. Entonces chatea.


Así se enamora de un hombre 10 años mayor. Parece un hombre tierno, pero es brutal e ignorante y no tiene presente que sedujo a una menor de edad. Pero eso, en el guión, es lo de menos. Lo importante es que Cielo a partir de ese primer desengaño entra en un círculo autodestructivo que la lleva directo a la anorexia. Hasta allí la película es un thriller erótico adolescente muy bien narrado y filmado por la directora Daniela Goggi y actuado con eficacia por Suárez y Esteban Lamothe.

En la segunda parte la directora muestra la decadencia de una enfermedad grave. Y muestra con insistencia los síntomas más dolorosos (vómitos, automutilación, desmayos, delgadez, intentos de suicidio).

"El infierno es el otro",
dijo un famoso existencialista.

Y en ese infierno de incomprensiones familiares compartidas se consume
esta película desdibujando por momentos
la intensidad del inicio y la gravedad del tema que aborda.

Eugenia Suárez y Esteban Lamothe


Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.