martes, 30 de junio de 2015

Entre tú y yo...





Espero el momento
del silencio,
la inspiración,
el roce,
la palabra.
El arco iris derramado en pleno,
sobre la huida gris
del viento y del agua,
la quietud
del trueno,
el yermo espacio de la calma,
el estandarte
de la luna
roto al amanecer
después de la batalla.

Betty Moreno.

domingo, 28 de junio de 2015

Marie-France Estève (1953-2015)





MARIE-FRANCE ESTÈVE, considerada la mujer más tatuada de Francia por los cientos de dibujos de 44 artistas y 584 horas de trabajo sobre su cuerpo, falleció a los 62 años.

Estève, quien se hizo su primer tatuaje a los 15 años falleció hace unos días en la localidad de Saint-Martory, en el sur de Francia y cerca de Toulouse.

En una entrevista dijo que su cuerpo era un lienzo para contar sus historias; sin embargo, le pedía a sus tatuadores que no tocaran la zona en que había sido sometida a terapia de rayos durante la curación de su enfermedad (un tumor de mama).

En 2010 publicó su autobiografía, "Marie-France Estève o cuando la vida te endurece la piel", donde daba cuenta de una existencia sórdida, abandono, violación, cárcel, alcohol, droga y enfermedad.

Marie-France tuvo una vida difícil que sobrellevó como pudo en medio de infiernos personales de los que no salió bien parada. Su paso por la cárcel la marcó de manera indeleble y las drogas y el alcohol le dieron una endeble línea para sostenerse.

Recientemente, recordó que comenzó a tatuarse a los 15 años en los brazos, y luego no pudo detenerse.
Era la musa de los artistas del tatuaje y ni su cara quedó exenta de los trazos realizados en su mayoría con tinta azul, que relataba en cada zona alguna instancia de su vida.

"Mi cuerpo es como un libro: toda mi vida, que apenas ha sido feliz, está contada en tatuajes", explicaba Marie-France, quien intentaba en no convertirse en un atractivo frívolo a pesar de ofrecerse para espectáculos en salas y cabarés. 

Fue sepultada el 29 de diciembre en el cementerio de Monségur, próximo a la localidad de Fumel.

viernes, 26 de junio de 2015

Vivien Leigh y Laurence Olivier




Vivian Mary Hartley conocida como Vivien Leigh fue una actriz de teatro y cine británica.

Galardonada con dos premios Oscar, es principalmente recordada por su papel como Scarlett O´Hara en "Lo que el viento se llevó" (1939) y como Blanche Dubois en "Un tranvía llamado deseo" (1951).

Su primer marido fue Herbert Leigh Holman.
Más tarde, se casó con el actor y director Laurence Olivier(1940); Vivien incursionó en teatro, se destacó desempeñando los papeles de Ofelia, Cleopatra y Julieta.


La fama mundial llegó cuando David O. Selznick se fijó en ella para que protagonizara la versión cinematográfica de la novela de Margaret Mitchell "Lo que el viento se llevó"

Es considerada como una de las actrices más bellas de la pantalla por sus finas facciones y sus ojos que deslumbraron a más de un hombre.

En 1951 Leigh y Olivier actuaron juntos en dos obras teatrales Antony and Cleopatra de Shakespeare y Cesar y Cleopatra de Bernard Shaw, ambas inspiradas en algunos aspectos de la vida de Cleopatra VII.


Después de una larga agonía a causa de una avanzada tuberculosis,
 Vivien Leigh falleció el 7 de julio de 1967. 
Tras arreglar sus flores y atender a sus amigos, cansada, se retiró a su cuarto.
 Tenía sólo 53 años. 
Fue hallada muerta en la habitación de su apartamento londinense en el 54 Eaton Square
 por su entonces pareja sentimental John Merivale, 
quien rápidamente llamó a Laurence Olivier.

Él relata en sus memorias que permaneció junto a ella a solas "pidiéndole perdón por el daño que se habían hecho". Siempre la recordará como el gran amor de su vida.


La sobreviven su hija Suzanne Farrington (1933), sus nietos y bisnietos, quienes permanecen en el anonimato.



jueves, 25 de junio de 2015

Aquellos objetos queridos...






LA PIPA...

La pipa del bisabuelo François de 1870 aproximadamente
es muy importante para mí porque es el recuerdo
más lejano que tengo de mis antecesores
que lucharon tanto por sobrevivir en estar tierras argentinas
para ellos desconocidas.
Mi abuelo Eduardo me la regaló un tiempo antes de morir;
de sus nueve nietos me eligió a mí
y eso es realmente un misterio que nunca podré develar.





MI LIBRITO DE CUENTOS...

Con respecto al librito de cuentos "El gallito Crestita",
yo diría que es mi comienzo con la literatura,
el primer contacto que tuve
con las letras apenas cumplidos los 3 años.
Como no sabía leer le pedía a mis padres que lo hicieran por mí.
Y ahí me veo
escuchando el relato sobre la falda de mi tía Catalina,
que era soltera y que tenía poca paciencia.

Siempre quería que me leyera el mismo
y yo repetía:
"Otra vez," "otra vez" y "otra vez"...
porque yo no quería otros cuentos, 
debía ser ése y sólo ése.
Cuando me quedaba sola
inventaba lo que decía debajo de las imágenes
porque ya lo sabía de memoria.

Con mi papá Alberto y mi mamá Nydia a los 6 meses.




LAS FOTOGRAFÍAS...

Las fotos me acompañaban cuando estaba enferma con gripe
y me quedaba en la cama de mi mamá
rodeada de todos los libritos y de las fotos,
especialmente las del bautismo...
Miraba la mueca de payaso que había hecho
y preguntaba y preguntaba...

Luján Fraix


miércoles, 24 de junio de 2015

"Almanegra", de Florencia Bonelli






Florencia Bonelli presenta la segunda parte de la Trilogía del Perdón. Aquí se pregunta:

¿Puede el amor verdadero perdonar una traición?

Emanuela se refugia en Buenos Aires desilusionada de su único amor, Aitor Ñeenguirú. Allí intenta reconstruir su vida sin saber que en la ciudad la acechan peligros, como el del Santo Oficio de la Inquisición que la perseguirá por sus dotes de sanadora.

Por su parte, Aitor quiere recuperarla; la esperanza del reencuentro es el motivo para levantarse cada mañana. Pero los meses pasan y se convierten en años... y ella no aparece.





lunes, 22 de junio de 2015

El invierno llegó con su té blanco




Ahora sí... llegó el invierno
por estos lugares, mi tierra... Argentina.


Hoy los invito a tomar este té blanco
cincelado de rojo
en un paisaje soñado para mí


pues nunca lo he vivido,
casi lo imagino
y me resulta de cuentos de hadas,
donde los sueños se hacen realidad


con una pincelada de color,
de aire de fresco,
de juegos y risas.


Es la vida que nos permite trasladarnos
en las estaciones a los lugares
teniendo sólo alas
en nuestro mundo de cuatro paredes,


ese universo que nos hace felices también...
porque nos da la calidez de la compañía y el sabor de las sencillas cosas
que son GRANDES
cuando podemos valorarlas.

Estar lejos nos da esa oportunidad...


Muchos besos.
Feliz tarde de té queridos amigos.


FUENTE







domingo, 21 de junio de 2015

Mary Pickford (1892-1979)




Fue una actriz cinematográfica canadiense, máxima figura del cine mudo durante el período 1915-1925; como intérprete de un tipo popular de ingenua romántica llegó a ser la actriz más poderosa de aquella época.

Entre el público, se la conoció como "pequeña Mary" o "La chica del cabello dorado" y la original "novia de América".


Su verdadero nombre era Gladys Louise Smith; tempranamente desarrolló una personalidad bipolar, arriesgada y depresiva que la afectaría toda la vida.

Owen Moore fue su primer marido.


"La pobre niña rica" y "Rebecca la de la granja del sol" fueron sus primeros éxitos como largometrajes en 1917. Fue por esa época que conoció a Douglas Fairbank, famoso actor por sus papeles de galán exótico, casado y con una hija.

Se enamoraron, causando impacto en la opinión pública. Se casaron en 28 de marzo de 1920 tras conseguir ambos divorcios.

En 1933 "Secrets" se convirtió en su última película. Su matrimonio se desmoronaba y la muerte de su hermano Jack y de su madre crearon en ella un estado de depresión absoluta aumentada con la dramática muerte de su hermana en 1936.


Cada vez más recluida en su mansión, siguió produciendo películas hasta 1956, pero jamás volvió a actuar.

El 24 de junio de 1937 se casó con Charles Rogers, doce años menor que ella con quien adoptaría a dos niños: Ronald y Roxanne.


El 29 de mayo de 1979 falleció de una hemorragia cerebral en su casa de Santa Mónica a los 87 años, después de haber caído en el alcoholismo y haber vivido durante décadas en total reclusión con su marido e hijos.


sábado, 20 de junio de 2015

Mi padre: un niño-grande





En un sulky parecido al de la pintura
mi padre recorría los caminos agrestes y pedregosos
para ir al colegio todos los días
cuando era chico.

También iba a buscar al médico
cuando mi abuela estaba enferma
y regresaba entre las sombras de la noche,
solo, indefenso, pequeño,
con medicamentos
que el médico le recetaba.

Era un niño-adulto.

***

Siempre fue un hombre solitario,
como yo,
sufrido y responsable.

Educaba con el ejemplo,
gracias papá!!!
Hace 6 meses que partió a reunirse con mamá.

***

Hoy es el día del Padre en Argentina.
Felicidades para todos los que están presentes físicamente
y para aquellos que han dejado
hondas huellas de amor en el corazón.



Luján Fraix






Lina Cavalieri (1874-1944)




Lina Cavalieri fue una cantante italiana de opera soprano conocida por su gracia y belleza.

Nació en Roma; perdió a sus padres a la edad de quince años y fue enviada a un orfanato católico. Lina no estaba conforme con la disciplina de las monjas y se escapó con un grupo de gira teatral.


Se dirigió a París; por su aspecto consiguió trabajo como cantante en cafés-conciertos. A partir de allí actuó en variedad de salas de música, tomó clases de canto e hizo su debut en la opera de Lisboa, Portugal, en 1900. El mismo año se casó con su primer marido, el príncipe ruso Alexandre Bariatinski.


En 1904 cantó en la opera de Monte-Carlo, a continuación en el teatro Sarah Bernhardt en París. Se convirtió en la estrella más fotografiada de la época.

Su matrimonio terminó y volvió a casarse, esta vez con Robert Winthrop Chanler; sin embargo, esa unión duró poco tiempo y Cavalieri regresó a Europa donde se convirtió en una estrella muy querida.


Durante su carrera cantó con Giuseppe Anselmi, Ruffo Tita, Chaliapin Fiódor, Scotti Antonio, entre otros.

En 1913, se casó nuevamente con Luciano Muratore.
Filmó por esa época en Estados Unidos cuatro películas mudas.



Finalmente, después de este nuevo fracaso sentimental, se unió a Paolo d`Arvanni y regresó a Italia. Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó de enfermera voluntaria.


Fue asesinada el 7 de febrero de 1944 durante un bombardeo que destruyó su casa en el campo de Fiesole, un pequeño pueblo cerca de Florencia.
Ella, el marido y los sirvientes decidieron correr al refugio antiaéreo en el mismo terreno pero se retrasaron para recoger las joyas valiosas de tenían en la casa y allí fueron sorprendidos por los ataques aéreos.

Ella fue pintada por el artista Giovanni Boldini y por Adolfo Müller-Ury. La suya es la cara que aparece en Piero Fornasetti diseños`s.



viernes, 19 de junio de 2015

La casa de Sherlock Holmes




Si bien el detective
más famoso del mundo
es un personaje de ficción,


el novelista Arthur Conan Doyle
le eligió un domicilio real de residencia.


Sherlock Holmes vivía
junto al doctor Watson y la señorita Hudson
en el 221 de Baker Street, en Londres.


Hoy,
en la casa victoriana emplazada en esa dirección
funciona un museo dedicado a las historias del gran investigador de la literatura.


Fue inaugurado en 1990 y es una visita elegida
por muchísimos turistas.

En esta fotografía se ve la casa del autor del personaje Sherlock Holmes
Arthur Conan Doyle


jueves, 18 de junio de 2015

Helena Diakonova (Gala) y Salvador Dalí






Salvador Dalí se casó con Gala en 1958.
Ella había sido mujer de Paul Éluard, el poeta. Nacida en Kazan (Rusiacomo Helena Diakonova, Gala conoció a Éluard en una clínica para tuberculosos, cerca de Davos, de los alpes suizos. Se casaron un año más tarde, a mediados de febrero de 1917.


Gala fue amiga y luego amante del pintor alemán Max Ernst pese a que todavía compartía techo con Éluard. En el verano de 1929, junto a su marido, Magritte y Buñuel, y durante un viaje a Cadaqués y Figueras, residencia familiar de los Dalí, Madame Éluard supo que dejaría de serlo. El pintor, que ya tenía sus bigotes característicos, confesó que era virgen y se temía homosexual.


Cinco años después, el flechazo se tradujo en unión civil y la pareja se instaló en el estudio que el pintor tenía cerca del parque de Montsouris, al sur del círculo metropolitano de un París atravesado por el rumor de los ismos. Dalí empujó su carrera desde los antros y subterráneos cafés de una ciudad que, en el reducto surrealista de Montparnasse, dio sentido al término mundano. Aquel primer artista, ante la permanente mirada de una Gala que pronto asumiría tareas de musa y agente se codeaba con pintores de vanguardia: Tzara y Ernst, Ray o Breton.

Y Gala seguía allí, junto a él y junto a tantos otros. Era el comienzo de una tortuosa relación que reposaba sobre la fascinación que ejercía Gala sobre Dalí. Ella coleccionó amantes mientras el pintor comenzaba a parecerse a su obra y su obra a Dalí. Diez años mayor que él, la rusa era el producto de una educación esmerada; recitaba con soltura a Baudelaire, a Apollinaire... fue la novia de una vanguardia.


Fueron ocho años en Nueva York, y luego en París, el regreso a la España franquista, a la cabaña que se transformó en villa con piscina cerca de Port Lligat. A finales de los sesenta, Dalí le prometió a ella un castillo. Y Gala tuvo así el suyo, el de Púbol, sobre la planicie del Bajo Ampurdán, del valle del Ter. Allí, al otro lado de las almenas, sería sepultada ella, en una cripta excavada bajo los pilares de la fortaleza. Dalí se refugió entre los muros de Púbol hasta 1986. Murió en Figueras tres años más tarde, casi un fantasma de su propio museo.






lunes, 15 de junio de 2015

Té con los amigos lejanos





Hoy voy a compartir el té con los amigos lejanos, ustedes,
que tienen la sabiduría, el encanto y el tiempo...
para acompañar, enseñar y dar.


Cuando no existían las redes sociales,
yo solía leer mis cuentos a mis amigas al aire libre


o en la sala de mi casa.
Algunas de ellas se aburrían muchísimo
con mis historias de princesas y de brujitas malas
en altos torreones.


Pasaba también calurosos veranos
escribiendo novelas en la soledad
con la convicción de que algún día alguien pudiera leer mis escritos.


Hoy estamos más cerca,
la distancia se acorta y la palabra bendice
este medio tan querido que no podemos abandonar.

Alguien dijo que el buen uso de las redes sociales otorga una felicidad eudaimónica
que se relaciona con la autogratificación
y el consumo.
Por ejemplo, la compra de productos y marcas,
la comida y la bebida
y todos sus excesos, por lo que puede hacer daño.


La buena felicidad la llama hedónica y es la verdadera
y tiene relación con el espíritu y las causas personales,



es decir tener un propósito en la vida que tiene sentido para ti,
poder compartirlo con otras miradas y con distintas ideas.
Este tipo de dicha
hace amigos, alarga la vida y nos pone de buen humor.
Y si nos hace bien...
bienvenida sea.

***


Quiero saludar también a todos los amigos de siempre,
a los nuevos, a quienes solamente leen,
y a aquellas amigas con las que  comparto la publicación del té:
Tracy, Sandi, Terri y Martha.
Me han cambiado la vida.
Encontré a alguien que me leyera... yo lo sabía!!!
y eso no tiene precio para mí.


Gracias por seguir caminando este sendero, por la paciencia...
Ya volveré con los mensajes y comentarios;
necesito tiempo, un intervalo,
para ordenar mi vida.

Mucho cariño para ustedes.

Las pinturas son de Wilhelm Amberg
y de Charles Wilson





Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados