viernes, 20 de mayo de 2016

Norah Borges (1901-1998)



Norah y Jorge

"En todos nuestros juegos era ella siempre el caudillo, yo el rezagado, el tímido, el sumiso, trepaba a los árboles y a los cerros yo la seguía con menos entusiasmo que miedo." Así describía el escritor Jorge Luis Borges, la personalidad de su hermana, la artista plástica Norah, con quien se mantuvo unido por el lazo familiar y la cultura.

Leonor Fanny Borges Acevedo nació en 1901 (Buenos Aires) y fue apodada por su hermano mayor Jorge, NORAH.


Desde joven tuvo inclinación por las artes plásticas e inició sus estudios de bellas artes a los 14 años en Ginebra (Suiza), con Maurice Sarkisoff. En 1915, ilustró un libro de poemas de su autoría "Notas Lejanas" mientras continuaba estudiando con escultores clasicistas y expresionistas alemanes exiliados.

Norah se quedó en Europa a lo largo de cuatro años. Más tarde, se dirigió a España, continuó estudiando en Barcelona y en Palma de Mallorca (1919) con el pintor sueco Sven Westman.

Con Jorge L. Borges



También fue colaboradora junto con su hermano en la revista "Baleares", antes de dirigirse a Sevilla e ingresar en el Movimiento Ultraísta, publicando trabajos en las revistas "Ultra", "Grecia" o "Reflector" y transmitiendo a Hispanoamérica a través de Prisma.

Se inició primero con imágenes ultraístas para enseguida potenciar EL CUBISMO que había captado de sus pares franceses en España. Restableció en las revistas "Mural", "Proa" y "Martín Fierro", ilustraciones con balcones de casas porteñas que habían sido dejadas de lado.


En 1928 se casó con el escritor español Guillermo de la Torre y en 1932 se establecieron en España. Huyendo de la Guerra Civil Española, se radicó luego en París donde nació su hijo Luis (1937) hasta que volvió a Argentina donde nacería en 1939, su segundo hijo, Miguel.


Los hermanos Borges nacieron y vivieron en un clima de alta cultura. Si bien Norah no alcanzó la fama de Jorge Luis, los críticos afirman que sus cuadros expresan esa ternura particular que ella irradió a lo largo de su vida.


Su pintura es fresca y sus personajes, seres angelicales que han sido inventados "para dar alegría al pintor y al espectador", según se supo decir.


Experimentó el grabado y las técnicas de la acuarela, dibujos a tinta y lápiz, xilografía, témpera, etc. mostrando una sublime sensibilidad.


Abandonó su pincel sólo tres años antes de morir. 
Falleció en Buenos Aires en 1998.


jueves, 19 de mayo de 2016

Jeanne Hèbuterne (1898-1920)



Singularmente hermosa, Jeanne conoció la comunidad artística de Montparnasse gracias a su hermano André, entonces pintor de ciernes. Trabó relación con algunos artistas de barrio y posó para Tsugubaru Foujita.

Fue allí que en 1917 conoció a Amedeo Modigliani a través de la escultora Chana Orloff, quien acudía a la academia. Surgió el romance con el pintor, se mudó a vivir con él pese a la oposición estricta de su familia que era católica.


A pesar de las contradicciones, Jeanne se instaló con Modigliani en la rue de la Grande-Chaumière, en Montparnasse (París).



Ella era una mujer amable, tímida, tranquila y delicada y se convirtió en el tema principal de la pintura de Modigliani.
El 29 de noviembre de 1918 Jeanne trajo al mundo a una niña a quien daría su mismo nombre. La pequeña fue entregada al nacer a una institución para asegurarle unos cuidados que sus padres no podían darle (el pintor estaba muy enfermo), pero no fue dada en adopción.


Permaneció en la institución hasta la muerte de su madre, momento en que la hermana de Modigliani quien vivía en Florencia acogió a la niña y la crió.
El estado de salud de Modigliani no cesaba de agravarse.


Falleció de meningitis tuberculosa, a los 35 años, en 1920. Esa madrugada Jeanne, en el noveno mes de su embarazo, saltó por la ventana del quinto piso de su habitación en el apartamento de sus padres.
Modigliani fue sepultado en el cementerio Père-Lachaise, ella en secreto por sus progenitores en el cementerio de Bagneux.


Diez años más tarde, Emannuele Modigliani, hermano mayor del pintor, convenció a la familia de Jeanne para trasladar sus restos a la tumba junto a la de Amedeo. Desde 1930, reposan juntos bajo el epitafio:


"Compañera devota
hasta el sacrificio extremo"


domingo, 15 de mayo de 2016

Jane Burden (1839-1914)




Ella fue modelo y musa de los artistas William Morris, con quien se casó, y de Dante Rossetti.


En octubre de 1857 Jane Burden asistió a un espectáculo en Oxford. Allí fue observada por Dante Rossetti y Edward Burne-Jones, quienes pertenecían a un grupo de artistas que estaban pintando los murales de Oxford. Impresionados por su belleza intentaron persuadirla para que modelara para ellos.

William Morris, quien estaba trabajando en una obra de caballete, también solicitó su presencia como modelo para su interpretación de la reina Ginebra. Durante este período se enamoraron y luego se comprometieron.


Ella se casó con William Morris en Oxford el 26 de abril de 1859. La pareja se fue a vivir a Bexleyheath, Kent. Tuvieron dos hijas Jane (1861), María (1862).


En 1871 Morris y Rossetti llevaron a cabo una obra conjunta en la Kelmscott  Manor en Gloucestershire. Luego William Morris tuvo que irse Islandia y dejó a su esposa con el pintor Rossetti para amueblar la casa y pasar allí el verano.

Ella se convirtió en la musa favorita del autor. Su relación se dice que comenzó en 1865 y duró hasta la muerte del artista en 1882. Los dos compartieron un sentimiento muy profundo.


Jane era partidaria de la regla casera inglesa. Unos meses antes de su muerte, compró Kelmscott Manor para el futuro de sus hijas, a pesar de que no regresó a la casa después de haberla comprado.


Jane Burden falleció el 26 de enero de 1914 durante su estadía en 5 Broock Street, Bath.

domingo, 8 de mayo de 2016

Entre tú y yo...







EL LADO BUENO DE LAS COSAS



El mundo te romperá el corazón 
de todas las formas imaginables. Eso está garantizado
y yo no puedo explicarlo,
como tampoco la locura que llevo ni la locura que llevan los demás.
La vida no es justa
pero debes afrontar los golpes y seguir adelante.

Y cuando tengas el corazón roto,
tendrás que volver a confiar y ésta es la parte más difícil.
A pesar de todo,
aunque la vida te deje sin ilusiones,
debes seguir soñando.

¿Sabes por qué?

Porque si no te ilusionas,
porque si no sueñas, porque si no amas...

¿Para qué quieres una vida si no la estás aprovechando?

No hay que tener miedos,
la vida es así;
te caes, te levantas y te vuelves a caer.
Pero,
si no te mueves por temor a caerte,
en realidad,
ya te has hundido.

Anónimo


martes, 3 de mayo de 2016

Vincent Van Gogh (1853-1890)








Pintor holandés Postimpresionista;
uno de los artistas que ejerció mayor influencia
en el arte del siglo XIX.
Empezó a pintar en 1880,
cuando lo despidieron de la misión
donde predicaba en Bélgica.


Vivió en la pobreza
y en gran parte fue autodidacta,
aunque influido por los diseños de colorido mate
del Japonismo.
Después de conocer a Degas, Gauguin, Seurat
y Henri de Toulouse Lautrec en París en 1886,
Van Gogh empezó a utilizar colores vivos
y a experimentar pinceladas diferentes.


En 1888 se mudó a Arles,
en el sur de Francia,
donde pintó algunas de sus obras más importantes.
En las cartas a su hermano Theo,
Van Gogh transmite emoción
y la tensión que supone utilizar la pintura
para expresar exactamente lo que sentía.
Sufrió de soledad y depresión,
y después de una disputa con Gauguin
se cortó parte de una oreja.


Poco después fue internado 
en un hospital psiquiátrico donde,
durante sus períodos de lucidez,
sus pinturas llegaron a  ser aún más intensas.
Van Gogh
se pegó un tiro el 27 de julio de 1890
y murió dos días después.


Su obra ejerció una enorme influencia en el simbolismo,
el fauvismo, el expresionismo y el surrealismo
y allanó el camino para el desarrollo del arte abstracto,
así como muchas otras manifestaciones del arte moderno.
***
Se cree que Van Gogh
sólo vendió dos cuadros durante su vida,
entre ellos uno de su hermano.
Sin embargo,
en 1990
su obra Dr Gachet (1890)
se vendió en la cifra récord de 
82, 5 millones de dólares.


a Van Gogh

Florecen en las campanas musicales congojas...
mientras el cortejo avanza
hacia el desamparado refugio
que le da la soledad.
El ambiente mudo entibia los rostros
y se pierden a lo lejos
las delgadas figuras
en la tarde de su otoño
pintado con pálidos matices.

Luján Fraix


Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.