sábado, 17 de marzo de 2018

La nodriza esclava---Los resucitados (1era parte)




Por la calle frente a la aldea donde vivía Isabel, comenzaron a pasar los torturados con heridas y cicatrices en sus cuerpos y en sus almas. Ella los vio desde la ventana y se atemorizó porque no asumía la vida en esa sociedad caótica. Surcos dejados por los látigos, huesos quebrados, las piernas atrofiadas y deformes, las lastimaduras causadas por los hierros al rojo vivo. ¿Qué delito habrían cometido esos hombres?.
Muchas veces, había visto sacar cadáveres de la horca cuando el mundo ya se había ido, indiferente, después de haber presenciado el espectáculo; resignados a ese destino de miedo y de corrupción o quizá de demasiado orden y rigidez.
Se sentó en el piso rústico; el bosque olía a menta y a hierbas pero, de a ratos, era maloliente. Acaso habría algún ciervo muerto a la orilla del riachuelo. Hubiera querido ir hasta la casa de su madre pero el sendero era oscuro y había soldados que eran una escoria porque vigilaban todos los sitios al mismo tiempo.
Auguste contaba monedas; sólo le preocupaba la estabilidad económica y su propio bienestar. No era malo, pero sí el ser más egoísta que Isabel había conocido en su vida. Él estaba famélico pero a ella no le importaba hacerle la comida.
De pronto, Isa escuchó unos pasos con ruidos de cadenas y pensó que era el leñador pero se acercaba el encapuchado pristino, el del cementerio, con el hacha brillante en las manos.  Corrió a llamar a su esposo y juntos recorrieron los alrededores pero no encontraron a nadie. Auguste intentó tranquilizarla; se sentía impotente ante el descontrol de Isabel. Ella hablaba incoherencias, luego se durmió en sus brazos.
Al día siguiente, fue a la residencia del rey a trabajar. Se encontró con la noticia de que habían incendiado un viejo granero y que habían matado a los guardias que custodiaban la fachada posterior donde se hallaban los establos y la guarnición.
La reina Catalina, abstraída por su universo de Biblias y misal, no escuchaba las quejas de sus damas ni las del primer lord Chambelán, el conde de Ormonde. Podían ejecutar a cincuenta de las ciento sesenta personas a su servicio y maltratar a otras fieles españolas que ella no se iba a dar cuenta. Pensaba constantemente en ese hijo que debía nacer; Isabel se sentía igual porque actuaba como si fuera parte de ese cuerpo frágil y desmantelado por los sucesivos embarazos. Sin embargo, existía una distancia abrumadora que la hundía en los abismos.

Sobre la pared capital, un lienzo de Ricardo lll de 1483 miraba igual que si tuviera vida. ¡Qué raro!. Isa pensaba que ese oscuro rostro debería estar oculto en un altillo al amparo de los siglos o en una gruta de lobos hambrientos. Para ella, esos señores era bribones de jerarquía que podían humillar sin inmutarse; la esclavitud existía todavía y se dibujaba con cercanos antifaces y bullicio de trovadores. Por eso se sentía negra en ese mundo absurdo de blancos, por el desprecio de aquellos que se consideraban próceres sólo por haber pertenecido a dinastías.

De---La nodriza esclava


Amazon España
Amazon América

10 comentarios:

  1. Estos parrafos que nos regalas son fantasticos. Un abrazo preciosa

    ResponderEliminar
  2. Junto a la abuela francesa son las historias que más me gustan. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola, he leído mucho sobre estos personajes históricos, pero tu interesante entrada me engancha, Estoy espectante para la próximma entraga.
    Hasta pronto, espero.
    Un nbeso.

    ResponderEliminar
  4. Lo bonito de tus novelas es la mezcla de la historia y de la novela, un feliz domingo.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado este trocito. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Estupendo relato nos has comenzado Luján, me encanta la historia pasada.

    Besos de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
  7. Excelente!!.
    Un placer lo bien que escribes.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hermoso lo que he leído. No conocía este blog, o estoy equivocada...¿?

    Feliz día de la poesía, querida Lujan.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Rosa. Este es el blog principal que siempre tuve con mi nombre. Ahora lo transformé en sitio para mis novelas porque es en realidad lo que quiero mostrar. Los otros quedan y voy escribiendo de vez en cuando pero éste es el que más me interesa mostrar. Gracias María Rosa. Besos

      Eliminar

Free background from VintageMadeForYou

Etiquetas

Buenas y Santas... (Cap I Madre Tierra 1era parte) Buenas y Santas... (Cap I Madre Tierra 2da parte) Buenas y Santas... (Cap I Madre Tierra 3ra parte) Buenas y Santas...---Luján Fraix Buenas y Santas...-Los hijos olvidados (Prólogo) convocatorias cuarta parte) El silencioso grito de Manuela (Cap I tercera parte) El silencioso grito de Manuela (Cap I-primera parte) El silencioso grito de Manuela (Cap I-segunda parte) El silencioso grito de Manuela (Cap II El silencioso grito de Manuela (Cap II quinta parte) El silencioso grito de Manuela (Introducción) El silencioso grito de Manuela---Luján Fraix GRACIAS VIVIANA RIVERO La abuela francesa---Luján Fraix La abuela francesa. De Suiza a América--Francisca y Juan José---1865 (1era parte) La abuela francesa. De Suiza a América--Francisca y Juan José---1865 (2da parte) La nodriza esclava Introducción La nodriza esclava---Luján Fraix La nodriza esclava--Juana de Arco (1era parte) La nodriza esclava--Juana de Arco (2da parte) La nodriza esclava--Juana de Arco (3ra parte) La nodriza esclava--Juana de Arco (4ta parte) La nodriza esclava--Los fantasmas de la Torre de Londres (1era parte) La nodriza esclava--Los fantasmas de la Torre de Londres (2da parte) La nodriza esclava--Los fantasmas de la Torre de Londres (3ra parte) La nodriza esclava--Los resucitados (1era parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (10ma parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (1era parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (2da parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (3ra parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (4ta parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (5ta parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (6ta parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (7ma parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (8va parte) La novia ¿Ella regresó por amor? (9na parte) La novia---Luján Fraix lecturas Libros Los duendes de la casa dulce---Luján Fraix Maestros---Luján Fraix mi prosa poética mis cuentos mis ensayos Molinos de viento---Luján Fraix personajes de novela primera parte) Querida Rosaura (Cap I 1era parte) Querida Rosaura (Cap I 2da parte) Querida Rosaura (Cap I 3era parte) Querida Rosaura (Cap I 4ta parte) Querida Rosaura (Cap I 5ta parte) Querida Rosaura (Cap II 1era parte) Querida Rosaura (Cap II 2da parte) Querida Rosaura (Cap II 3ra parte) Querida Rosaura (Cap II 4ta parte) Querida Rosaura (Introducción) Querida Rosaura---Luján Fraix Reportajes segunda parte) tercera parte)