Followers

jueves, 27 de agosto de 2015

Diario de Pablo Neruda: Gabriela Mistral





Por ese tiempo llegó a Temuco
una señora alta, con vestidos muy largos y zapatos de taco bajo.
Era la  nueva directora del liceo de niñas.
Venía de nuestra ciudad austral,
de las nieves de Magallanes.
Se llamaba Gabriela Mistral.

(Isla Negra, casa de Neruda en Chile)



Yo la miraba pasar por las calles de mi pueblo con sus ropones talares
y le tenía miedo.
Pero, cuando me llevaron a visitarla la encontré buenamoza.
En su rostro tostado en que la sangre india
predominaba como un bello cántaro araucano,
sus dientes blanquísimos 
se mostraban en una sonrisa plena y generosa
que iluminaba la habitación.


Yo era demasiado joven para ser su amigo
y demasiado tímido y ensimismado.
La vi muy pocas veces.
Lo bastante para que cada vez saliera 
con algunos libros que me regalaba.
Eran siempre novelas rusas
que ella consideraba como lo más extraordinario
de la literatura mundial.
Puedo decir que Gabriela me embarcó
en una serie y terrible visión de los novelistas rusos
y que Tolstoi. Dostoievski, Chejov...
entraron en mi profunda predilección.
Siguen acompañándome.


Se llamaba Gabriela Mistral.


Esta vez dejadme
ser feliz,
nada ha pasado a nadie,
no estoy en parte alguna,
sucede solamente
que soy feliz,
por los cuatro costados
del corazón, andando,
durmiendo o escribiendo.
Qué voy a hacerle,
soy feliz...

Pablo Neruda.




Texto extraído de la revista "Proa"
fundada en 1922 por Jorge L. Borges,
Norah Borges, Macedonio Fernández, entre otros.


miércoles, 26 de agosto de 2015

"La Madriguera", de Tununa Mercado



EL ITINERARIO DE LA MEMORIA

La memoria, la experiencia del exilio, el erotismo y la práctica intensa de la literatura y el periodismo son hitos reconocibles en la obra de Nilda Mercado, la escritora nacida en Córdoba (Argentina) y que es conocida con su apodo de Tununa.

"La Madriguera" refleja su niñez en su casa natal, cuando todavía dormía en cuna y su posterior precocidad del despertar amoroso, a los 7 años, a través de su pasión por el profesor de inglés quien, ella lo confiesa, "despertaba el costado edípico que sentía por mi padre, el "negro" Mercado, un político de raza, demócrata..."

Éste no es un libro de memorias sino de la memoria. Y se ofrece como prueba de lo que la literatura argentina puede dar de sí: goce de la palabra, fuerza de la imagen, intensidad de una recreación tan profunda como verdadera.

El texto no tiene género determinado y solamente se atiene a lograr la buena literatura con protagonistas de carácter universal, lo que también es una faceta muy interesante.


martes, 25 de agosto de 2015

Mary Cathleen Collins y John Derek




Mary Cathleen Collins nació en 1946.
Es actriz y modelo estadounidense, nominada al Globo de Oro y ganadora de tres premios Golden Raspberry (anti-Oscar)


Bo empezó a trabajar como modelo en la adolescencia y en una audición de Hollywood conoció al director John Derek, treinta años mayor. Se casaron en 1976 y siguieron unidos hasta que él falleció en 1998.
La carrera de Bo Derek en el cine fue encauzada por su marido que explotó más su atractivo físico que su talento, elevándola a categoría de sex-symbol.
Bo fue criticada por sus actuaciones y prueba de ello fue que ganó tres veces el infausto premio Golden Raspherry (el anti Oscar) como peor actriz.
Su exitosa comedia "10, la mujer perfecta" protagonizada por Dudley Moore y Julie Andrews, fue el mejor trabajo de Bo Derek.


Participó también en¨
*"Change of Seasons" (1980)
*Tarzán, el hombre mono" (1981)
*"Bolero" (1984) rodada en España.

En 1989 los Derek estrenaron una comedia erótica protagonizada por Bo "Los fantasmas no pueden hacerlo" con estrellas con Antony Quinn, Don Murray y Julie Newmar.

Reapareció en 2003 en la comedia "Malibu´s Most Wanted" y en 2006 participó en cuarenta capítulos de la serie de televisión Fashion House.

Posó para la revista Playboy (1980) y en 2004 fue jurado del concurso de Miss Universo.


Vive en el rancho de Santa Ynez Valley en California, Estados Unidos, junto a su hermana, el marido de ésta y sus dos hijos.
Es fan de la equitación y de la Fórmula 1.



lunes, 24 de agosto de 2015

Un té de novela




Hoy para recrear el té de los martes traje un fragmento de mi novela publicada
"El silencioso grito de Manuela"
como una manera de recordar mis 15 años
de Taller de Literatura,
cuando nos reuníamos a hablar de los grandes escritores y maestros:
Jorge L. Borges, Cortázar, García Márquez...
Gracias Susana (profesora y amiga)
por  los lindos momentos que pasamos y por todo lo que nos enseñaste.
Fue la época más feliz de mi vida.





I




En la comunidad autónoma de Aragón, al norte de España, junto a los Pirineos, en la provincia de Huesca, se hallaba Barbastro, la capital de la comarca de Somontano, en una ciudad que guardaba tesoros en medio de las montañas. Cada calle pedregosa mostraba la tortuosa vida de los habitantes, entre anticuarios y artistas, que estaban dispuestos a fingir y a esconder sus retorcidas ideas.

En la iglesia de San Francisco, templo original del siglo XVI, se casaron en el año 1960, Manuela y Julián Costa Río en una ceremonia sobria y sin la presencia de demasiados familiares porque a ella no le interesaban los escenarios ni el glamour de los atuendos y menos la hipocresía que demostraban algunos que decían ser sus amigos. Podían concurrir a la boda viñadores, vendedores de madera, toneleros, posaderos y gente de alta sociedad; Manuela no los veía porque su preocupación no eran los intereses terrenales.

El edificio reproducía los portales propios de su folclore en los muros utilizando ladrillos rojos y en las galerías arquillos de medio punto que culminaban con un vértice o esquina original de la arquitectura histórica. Era una visión especial de siglos marcados por el genio y la sabiduría de grandes cultores del arte. La luz llegaba a una especie de antro donde los novios se entregaban a la gloria del campanario.

Manuela era una mujer sumisa y agradable, demasiado dadivosa y consagrada a los rezos como resultado de su estructurada educación religiosa. Julián se dedicaba al comercio de automóviles en un negocio que tenía ubicado frente al palacio de Argensola. Él era ambicioso y le gustaba demostrar más de lo que poseía pero puertas adentro porque envolvía con un velo su casa de picaporte herrumbrado para ocultar sus finos muebles, los trajes caros que nunca usaba y las joyas que le regalaba a Manuela. Ella no sabía ni quería lucirlas pero las admiraba acariciándolas dentro de la caja de música de su madre. Daba la imagen de una mujer poco elegante y tímida ocupada en reparar sus medias y remendar el guardarropa.

Los esposos eligieron la Costa del Sol para ir de luna de miel por sus características mediterráneas. La región se dividía en dos sectores: el occidental, desde Málaga hasta Estepona y el oriental, que se hallaba entre Málaga y Nerja. Existían kilómetros de playas y de vegetación exótica cerca de puerto Banús, de Marbella, de la Benlamádena o Torremolinos.

Justamente en ese año la Costa del Sol se había transformado en zona turística, con los mejores campos de golf de toda España.
Manuela y Julián recorrieron los “Pueblos Blancos” que se asentaban en las montañas o sobre las colinas con su típica arquitectura morisca.


Continuará
Hasta mañana




Feliz té de los martes para todos!!!



domingo, 23 de agosto de 2015

"El silencioso grito de Manuela", Luján Fraix


Christian Schloe



INTRODUCCIÓN


Maestra del autoengaño, Manuela vivió siempre a la sombra de los demás porque le resultaba fácil y cómodo. Su carácter esquivo y sus rasgos de niña la transformaban en una discípula de sus propios miedos. Entre paradojas no supo criar a sus hijas: Rocío murió cuando era pequeña, esa desaparición la marcó para siempre; Encarnación: enérgica, impulsiva e inadaptada en una sociedad prejuiciosa y teatral, falleció a los veintiún años dejando un hijo; Letizia: dócil, sensible, ajustada a las convenciones sociales y a los reclamos absurdos de los padres, nunca pudo crecer lo suficiente como para afrontar los avatares de un destino demasiado infausto.

En alguna letanía se dormían los sueños en un idioma lato que dilataba la llegada de las sentencias. No era equitativo ese camino hierático para quienes oraban por un poco más de oxígeno.
La familia se desdibujaba por la niebla ante un fracaso, porque vivían pensando en el futuro que los apuñalaba cual rival y los despertaba de algún letargo transitorio. No había enlace entre los tiempos y cada uno era artífice y víctima de su propia condena.

Manuela imaginaba violaciones, asesinatos y saqueos de conventos en un ambiente con pasajes huidizos que se llevaban la vida. El ritmo era vertiginoso y los arrastraba a todos al sacrificio con sus estampas bíblicas, entre retamas, narcisos y teas encendidas. El miedo procesaba las ideas con vigilancia; era el principio y el fin de los delirios.
La reveladora visión del mundo reprimía los impulsos de ser feliz. ¿Para qué?. Después vendrían los hechos con toda su magnitud a reírse con hipocresía de sus pobres almas. La resignación era la única vía de salvación.

Dios era el sostén que exaltaba los ruegos frente a los sentimientos piadosos, pero existía un sendero escrito de antemano por alguien que, desde la gloria, los iba a llevar a todos y cada uno a los extremos.
                                                                  
Continuará
Hasta Mañana


viernes, 21 de agosto de 2015

Entre tú y yo...




"El verdadero dolor es indecible.
Si puedes hablar de lo que te acongoja,
estás de suerte.
Eso significa que no es tan importante.
Porque cuando el dolor cae sobre ti sin paliativos,
lo primero que te arranca es LA PALABRA.


Hablo de ese dolor que es tan grande
que ni siquiera parece que te nace desde dentro,
sino que es como si hubieras sido sepultada por un alud."

Rosa Montero



jueves, 20 de agosto de 2015

Frida Kahlo y Diego Rivera





En 1913, una niña de seis años sufre un ataque de poliomielitis. No es más que el comienzo de una larga lista de desgracias que tendrá que vivir. Queda con una pierna más delgada que la otra y, ya en la adolescencia, se inscribe en la Escuela Nacional Preparatoria de la Ciudad de México, la más prestigiosa del país. Es el año 1922. 

Unos años después, en 1925, cuando ya ha estudiado técnica de grabado porque le atraen las artes plásticas, sufre un accidente con el tranvía. Se le rompe la columna vertebral; varias costillas, el cuello, la pelvis y un pie se quiebran. A partir de entonces, su vida queda ligada a la enfermedad. Para que pueda sostenerse en pie, en los próximos años y hasta el último de sus días, será operada más de treinta y cinco veces.
Pero es una muchacha de carácter enérgico. No se deja vencer muy fácil. En la cama, casi sin poder moverse, se dedica a pintar. Con los años, llegará a ser una pintora famosa en todo el mundo y su vida se convertirá, casi, en una leyenda. Ella es Frida Kahlo. 

Grandes amores de la historia 

Mientras a Frida le pasan estas cosas, un pintor llamado Diego Rivera recorre el mundo aprendiendo pintura y conociendo a gente como Picasso o Valle Inclán. Como es muy enamoradizo, en París se casa con una pintora rusa talentosa, Angelina Petrovna Belovna, que obtendrá fama con el seudónimo Angelina Beloff. Diego tiene un hijo con ella. Le ponen su mismo nombre. Pero, también él, pasa sus malos momentos: el niño muere al año de nacer. 

Rivera no es la clase de hombres que se caracterizan por ser fieles. Estando casado, mantiene relaciones con otra pintora rusa muy destacada, Marevna Vorobe-Stebelska y tiene una hija con ella. Marevna es una mujer adelantada a su tiempo. Al terminar su romance con Rivera, no dejará de repetir el resto de su vida que él ha sido el gran amor de su vida. 

Después de acabar con sus apasionados romances europeos, Diego regresa a México. En 1922 lo contratan para pintar el que será su primer mural en la Escuela Nacional Preparatoria. Justamente, la escuela donde estudia Frida. 

amores 

Rivera tiene 36 años y Frida 15. No es mucho lo que pasa entre ellos. Apenas algunas conversaciones mientras él pinta. Hacia fines de ese año, Diego se casa por segunda vez. Ahora, la esposa es Guadalupe Marín, una indígena de largos cabellos negros y enormes ojos oscuros, a la que llaman "La Gata Marín". Tiene dos hijos con Guadalupe pero no dura mucho con ella. Diego se reencuentra con Frida. Se casan en 1928. 

El matrimonio tiene bastantes altibajos. Frida no puede tener hijos por sus problemas de salud y las operaciones que ha tenido. Diego siempre ha sido un hombre de andar detrás de las mujeres. Así que tiene unos cuantos amoríos, incluida la hermana de Frida. Por supuesto, Frida no los ignora. Algunas veces, se enoja y, en otras, es tan infiel como él. Ella es muy amplia: tiene relaciones sexuales tanto con hombres como con mujeres. 

monroe

El matrimonio, llamado "el de un elefante con una paloma" por el voluminoso cuerpo de Rivera y la pequeñez de Frida, fue exitoso en el arte. Diego ya se había hecho muy famoso en todas partes, especialmente en Estados Unidos. 

Frida, entre tanto, es considerada como una pintora surrealista. Sobre esa clasificación, ella les responde:

 "Me consideran surrealista y jamás pinto mis sueños. Solamente pinto mi vida".

Aceptando los consejos de su marido pasa el tiempo vestida como él quiere: de mexicana típica y sin depilarse las cejas ni las axilas. Rivera sabía hacer publicidad con sus productos: los vestidos largos y coloridos, los collares y las cejas cejijuntas forman parte de la imagen característica de Frida. 

mussolini 

Cada día se hacían más famosos mientras la salud de Frida desmejoraba sin pausas. Para los comienzos de los años 50, los problemas de Frida comenzaban a ser bastante graves. En todos los años de su vida, desde su parálisis infantil y el accidente de tranvía, había entrado y salido de los hospitales. Había tenido suficiente temple para soportar todo. Pero, tarde o temprano, se llega al límite. 

En 1953, Frida está en un hospital. Una pierna sufre de gangrena. Le cortan la pierna. Después, ya no es la misma. Por primera vez, en público, se la ve deprimida. Rivera se mantiene en todo momento a su lado, por lo menos, en todos los momentos en los que puede. La lleva a "Casa Azul", en Coyoacán, y la ve dedicándose a escribir poemas. Ella no tiene ganas de hacer otra cosa. Para esos días, Rivera, en una conversación privada, le dice a una vieja amiga:

 "La veo sufrir tanto que, a veces, pienso en matarla para acabar con ese sufrimiento". 

Escribiendo poemas sobre el dolor y el remordimiento, Frida parece saber su final. Escribe: 

"Espero alegre la salida y espero no volver jamás". 

No era la clase de mujer que hubiera vacilado en suicidarse. En esos días, lo intentó un par de veces. Quizás, logró hacerlo. O no. A lo mejor, todo fue natural y el mismo destino que decidió para ella una vida de sufrimiento decidió acabar con eso. 
Frida murió en julio de 1954. No se hizo ninguna autopsia y su cuerpo fue rápidamente incinerado. 
Diego Rivera, al otro año, se casó con Emma Hurtado. No duró mucho el matrimonio. Rivera falleció en 1957. 

lunes, 17 de agosto de 2015

Gracias Verónica



Christian Schloe
´

Quiero agradecer a Verónica del blog "Tinta de sueños" que ha publicado en su sitio mi poema "Quedarse sola".

Un gran cariño para ti amiga desde hace tanto tiempo.

Les dejo el enlace


domingo, 16 de agosto de 2015

Día del niño




El niño estuvo y estará siempre..
El niño estará en la choza, en el palacio,
en el iglú, en el rancho,
en el valle, en la montaña, en la calle, en la casa,
en la iglesia, en el orfanato... y hasta en el cielo.


El niño estará a pesar del aborto, de la pobreza,
de la desnutrición, de la droga,
de la violencia, de las guerras...


Si tú no quieres oírlo, él gritará más fuerte.
Si tú no lo aceptas, él perseguirá tu mirada.
Si tú lo criticas, él se rebelará.


Cuando penetres en su mundo, ya no podrás salir.
Él puede convertirse en tu amo, en tu juez, en tu maestro,
en tu rey y hasta en tu Dios.
No lo subestimes nunca: él te escuchará siempre,
aunque creas que no te presta atención.
Él imita tus gestos, tus palabras.
Él ama u odia como tú lo haces.
En un segundo puede transformarse de ángel en demonio.


Sí, es verdad, no es fácil manejarlo, entenderlo, corregirlo...
Pero tú no olvides que tienes un arma poderosa
en tus manos, y es seguro que él sucumbirá ante ella:
tu arma... es tu amor.

Ada García


¡FELIZ DÍA A TODOS LOS NIÑOS!

***
Obras de Emile Munier


jueves, 13 de agosto de 2015

"El silencioso grito de Manuela", mi primera novela publicada



Hola queridos amigos.
Quiero contarles algo muy importante para mí. Acabo de publicar en una librería virtual mi libro "El silencioso grito de Manuela", que fue editado por segmentos o capítulos hace como dos años en este blog y que me dio muchas alegrías, ya que sus personajes se prestaban a debates y discutíamos mucho sobre la conducta de la protagonista.

Es una historia basada en hechos reales y en personas que estuvieron cerca de mí y que he conocido mucho. Por supuesto que la novela tiene algo de elementos propios de este tipo de narración que se requieren para poder enlazar las secuencias.

No sé si es una buena historia pero es un sueño, la escribí con mucho amor y vocación como todo lo que hago desde que tenía 8 años; cuando mis amigas se iban a divertir en el verano yo me quedaba escribiendo cuentos o leyendo libros.



De grande, me pasaba lo mismo. Todos los principios de enero, en pleno verano, yo me compraba un cuaderno para escribir una novela. Me sentaba en aquella mesa de comedor llena de enciclopedias, diccionarios y todo lo que me pudiera servir para crear la historia que ya tenía en mente desde el principio al final.

Esta novela es la cuarta, la empecé en 2006 y la terminé en 2008. Todos los días escribía una página y era tal la felicidad que sentía, inexplicable. Aquellos que tienen esta vocación saben de qué estoy hablando.

Primero se llamó "La última noche" pero en internet existen muchas novelas con el mismo nombre, entonces le tuve que cambiar el título. Acá hace poco publiqué el perfil de la protagonista, una mujer-niña, educada por padres severos y posesivos que, a pesar de haber creado una familia, jamás pudo crecer y enfrentar con valentía un destino demasiado triste. 

Hoy estoy feliz por haber dado este pequeño paso, me daba lástima que después de haber escrito cinco novelas, que no sé si serán buenas o malas, quedaran en el olvido. Por eso les he dado la oportunidad a una de ellas. Ya tengo tres libritos publicados en papel con mis ahorros, esta edición es diferente. En la biblioteca virtual se puede comprar, no importa el país, se pide un libro y allí se publica. Lo hacen por pedidos. Por eso para aquel que guste o que quiera leer algunas páginas que están habilitadas o dejar un mensajito allí o acá. Bienvenido.
Les dejo la dirección


Gracias por compartir siempre mis sueños. Un beso grande. Los quiero mucho.

Ya responderé los comentarios que me dejaron, es que estuve un poco ocupada en estos días.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...