Followers

Lo más visitado

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

martes, 24 de mayo de 2016

Tomamos un té con María Socorro?






Y ERA ABRIL

De aquel día tan triste,
amor,
recuerdotuimpaciencia.
Tus argumentos
para consolarme,
en aquel bar del puerto
con ventanas al mar.

Recuerdo que era abril.
Que era un día sin sol.
Sin música.
Un día sin poemas,
sin flores y sin tacto,
con el árbol,
el puente y la bruma,
de una tarde
queparecíainvierno.

Recuerdo que llovía.
Que era un día de abril
               y que llovía.
Que la calle tenía
olor a tierra eterna.

Recuerdo que era abril
y yo no deseaba
             ni siquiera
que estuvieras conmigo.
Que hubiera
amapolas impacientes
creciéndole al camino.

Ni siquiera,
deseaba quefueraprimavera.



M.Socorro Luis



 María Socorro es una gran poetisa, muy sensible, humana y espiritual, que a través de sus versos nos interna en un mundo que puede ser el de cualquiera de nosotros pero también el soñado, el por venir...

Gracias por tus letras querida amiga.

Les dejo su blog para que la visiten.

SOCOPOEMAS

http://olerki.blogspot.com.ar/

domingo, 22 de mayo de 2016

"El hilo rojo", película





La publicidad para "El HILO ROJO" estaba servida. Hace meses que se viene hablando de la película donde se conocieron EUGENIA "La China" SUÁREZ y el chileno BENJAMÍN VICUÑA. De hecho, se espera que sea un éxito de taquilla, y tiene muchas posibilidades, pero la película de ninguna forma está a la altura de las expectativas. También es cierto que se esperaba más de la directora DANIELA GOGGI, que había convencido al público y a la crítica con "ABZURDAH".

En "EL HILO ROJO" la realizadora se mete en temas como la pasión, la infidelidad, los celos y la culpa, pero sin profundidad y sin el menor vuelo, como si se tratara de una telenovela.



Los protagonistas son Manuel, un enólogo, y Abril, una azafata.
Los dos sienten un flechazo en pleno vuelo, 
pero el destino los separa
y se reencuentran siete años después,
cuando ella ya está casada con una estrella de rock
y él con una exitosa fotógrafa.

El lugar del encuentro es en un hotel de lujo en Cartagena de Indias
y bueno todo el mundo sabe lo que va a pasar.



La película se transforma en un melodrama pero nunca conmueve ni sorprende. Es prolija, la factura técnica es impecable, pero poco más que eso. La supuesta pasión desenfrenada que une a la pareja choca con el tono monótono, gris y frío que la directora elige, filmando con una estética cuasi publicitaria donde no existen los matices. Y los actores no tienen margen para moverse dentro de los estereotipos que le tocaron en suerte: él es el lindo de corazón bueno, medio inocente, y ella la mujer bella, liberada y también inalcanzable.



¿Qué queda después de tanto ruido con "EL HILO ROJO"?



Eso, el ruido: la anécdota del romance de la ficción
que se transformó en realidad y las horas y horas que los programas
de chismes le dedicaron al escándalo.



Carolina Taffoni
----------------------------------
LA CAPITAL


viernes, 20 de mayo de 2016

Norah Borges (1901-1998)



Norah y Jorge

"En todos nuestros juegos era ella siempre el caudillo, yo el rezagado, el tímido, el sumiso, trepaba a los árboles y a los cerros yo la seguía con menos entusiasmo que miedo." Así describía el escritor Jorge Luis Borges, la personalidad de su hermana, la artista plástica Norah, con quien se mantuvo unido por el lazo familiar y la cultura.

Leonor Fanny Borges Acevedo nació en 1901 (Buenos Aires) y fue apodada por su hermano mayor Jorge, NORAH.


Desde joven tuvo inclinación por las artes plásticas e inició sus estudios de bellas artes a los 14 años en Ginebra (Suiza), con Maurice Sarkisoff. En 1915, ilustró un libro de poemas de su autoría "Notas Lejanas" mientras continuaba estudiando con escultores clasicistas y expresionistas alemanes exiliados.

Norah se quedó en Europa a lo largo de cuatro años. Más tarde, se dirigió a España, continuó estudiando en Barcelona y en Palma de Mallorca (1919) con el pintor sueco Sven Westman.

Con Jorge L. Borges



También fue colaboradora junto con su hermano en la revista "Baleares", antes de dirigirse a Sevilla e ingresar en el Movimiento Ultraísta, publicando trabajos en las revistas "Ultra", "Grecia" o "Reflector" y transmitiendo a Hispanoamérica a través de Prisma.

Se inició primero con imágenes ultraístas para enseguida potenciar EL CUBISMO que había captado de sus pares franceses en España. Restableció en las revistas "Mural", "Proa" y "Martín Fierro", ilustraciones con balcones de casas porteñas que habían sido dejadas de lado.


En 1928 se casó con el escritor español Guillermo de la Torre y en 1932 se establecieron en España. Huyendo de la Guerra Civil Española, se radicó luego en París donde nació su hijo Luis (1937) hasta que volvió a Argentina donde nacería en 1939, su segundo hijo, Miguel.


Los hermanos Borges nacieron y vivieron en un clima de alta cultura. Si bien Norah no alcanzó la fama de Jorge Luis, los críticos afirman que sus cuadros expresan esa ternura particular que ella irradió a lo largo de su vida.


Su pintura es fresca y sus personajes, seres angelicales que han sido inventados "para dar alegría al pintor y al espectador", según se supo decir.


Experimentó el grabado y las técnicas de la acuarela, dibujos a tinta y lápiz, xilografía, témpera, etc. mostrando una sublime sensibilidad.


Abandonó su pincel sólo tres años antes de morir. 
Falleció en Buenos Aires en 1998.


jueves, 19 de mayo de 2016

Almas de ojos azules





 A los tres años, solía ser caprichosa y rebelde
porque mi mamá era muy sobreprotectora.
Era hija única.


Me vestían como muñeca con encajes, moños, carteritas y anillos de oro...


Mi madrina era muy refinada y me llenaba de regalos costosos...
 a mis padres no les sobraba el dinero 
pero dejaban que ella me trajera esos obsequios
porque no había tenido niñas
y eso la hacía muy feliz.


Me gustaban mucho los gatos
pero también las muñecas: chiquitas,
grandes, rubias, morenas...
La primera,que me regaló mi papá, era de misma estatura;
la última era negra.
Fue la que más amé...

En esas almas de ojos azules
estaba viva  mi soledad de infante, los abrazos,
los diálogos, el futuro desierto de presencias,
el amor de todos y de nadie.

Luján Fraix

miércoles, 18 de mayo de 2016

"El rey Lear", de William Shakespeare




Tragedia de WILLIAM SHAKESPEARE escrita alrededor de 1605. La historia se  basa en un legendario rey  británico que, en la ancianidad, neciamente entrega su reino a sus dos hijas mayores GONERILA Y REGANIA.

Las hijas se vuelven contra él, lo dejan en la pobreza y finalmente el rey enloquece.

CORDELIA, la hija menor de LEAR, a quien al principio su padre desdeña, le permanece fiel y le ayuda a reunir un ejército en contra de sus enemigos.

Sin embargo, ella y LEAR  son capturados y CORDELIA es ahorcada. LEAR muere con ella en brazos.



domingo, 15 de mayo de 2016

¿Qué posibilidad tiene una obra literaria de convertirse en un Clásico?




Persistencia, universalidad y humanización parecen ser las palabras elegidas para explicar la gran posibilidad que posee una obra literaria en convertirse en un CLÁSICO. Textos que se continúan leyendo como si fueran contemporáneos, a pesar de los arcaísmos o los cientos de años que los separan del lector, construyendo su base estética e intelectual.



¿QUÉ HACE QUE UNA OBRA PASE DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN
CUANDO EL HOMBRE CAMBIA JUNTO A UNA SOCIEDAD Y SU PENSAMIENTO?


El estilo de hoy es llano, carente de un sinfín de florituras que vestían las obras de otros tiempos; sin embargo, en grandes autores actuales encontramos la fundada afirmación que expone que no sólo "antes" existía calidad en la escritura, que no todo es liviano y superficial hoy.

Hace poco leí: "¿Cuál es la razón por la que se sigue leyendo a SHAKESPEARE y a CERVANTES con tanta naturalidad?. Y, seamos honestos, ¿cuántos han leído entero el QUIJOTE, LA DIVINA COMEDIA, MACBETH O ULISES?. ¿Se leen, o más bien, se estudian o se discuten fragmentos, que son trabajados en instituciones educativas?.

Lo que realmente recordamos son los personajes iluminando sus argumentos y convirtiéndose en la huella de su eterna modernidad.

La personalidad, la humanidad de los personajes de SHAKESPEARE, por ejemplo, son la causa de su persistente presencia y, como si verdaderamente hubiera existido, podemos identificarlos aún con el ingenioso hidalgo de CERVANTES y sus locas inquietudes idealistas, en todo caso, no tan locas... De algún modo filosófico-poético, las historias caminan por los distintos tiempos de la mano de esos personajes, seres vivos, héroes, amantes, criminales, sombras de nuestras propias locuras, y continúan con sus manos agrietadas amasando sus aventuras o muriendo de amor, traspasando la barrera entre la realidad y la ficción.



Quizá, CARLOS RUIZ ZAFÓN, que hoy ya tiene un tour en Barcelona para recorrer los pasos de su protagonista por el cementerio de los libros olvidados, se convierta en un CLÁSICO dentro de cien años...Ojalá.

Patricia Bottale

sábado, 14 de mayo de 2016

Alfonsina Storni (1892-1938)




Alfonsina Storni buscó por todos los medios escaparle al gris de la mediocridad, y de algún modo lo consiguió, asomando al mundo en Suiza para convertirse en una de las mayores poetisas argentinas.

"Fue una auténtica precursora de la lucha por la igualdad de oportunidades y de reconocimiento a todos los seres humanos, sin distinción de sexo"
Félix Luna.

En sus primeros poemas se nota la aguda sensibilidad de la mujer que empezaba a expresarse sin recato, en una inestabilidad desbordante:

"Mis nervios están locos en las venas,
la sangre hierve, líquido de fuego..."

(La inquietud del rosal, 1916)


Luego la creciente objetivación del mundo de la mujer, centro temático de toda su obra inicial se contrapone al mundo del hombre "El dulce enemigo..."

"Tú me quieres blanca,
me quieres de espuma,
me quieres de nácar..."

(El dulce daño, 1918)

Siguiendo la trayectoria de su poesía llegamos a "Mascarilla y Trébol" en 1938. su libro en forma de "antisonetos"

Sin duda, fue ésta la producción de Alfonsina Storni que movió nuestras fibras más íntimas, sobre todo el último de los antisonetos, escrito en tinta roja como todos sus últimos poemas.

VOY A DORMIR

Duendes de flores, cofía de rocío,
manos de hierbas, tú nodriza fina,
tenme prestas las sábanas terrosas
y el edredón de musgos escardados.

Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera;
una constelación, la que te guste,
todas son buenas: bájala un poquito.

Déjame sola: oyes romper los brotes...
te acuna un pie celeste desde arriba
y un pájaro te traza unos compases

para que olvides... Gracias. Ah, un encargo:
si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido...

Alfonsina Storni

Así se despidió de la vida, en la noche del 24 de Octubre de 1938, antes de abordar su último viaje al mar.


La obra de Alfonsina fue tan fuerte y valiente como ella puesto que fue una mujer que luchó mucho con la vida y supo levantarse siempre con su propio esfuerzo.
Sólo la muerte la venció...


EDUARDO GALEANO recuerda a ALFONSINA.
En su libro "Memoria de fuego"
el escritor uruguayo dice:



1935 BUENOS AIRES: ALFONSINA

A la mujer que piensa se le secan los ovarios. Nace la mujer para producir lágrimas y no ideas y no para vivir la vida sino para espiarla desde la ventana a medio cerrar. Mil veces se lo han explicado y Alfonsina nunca lo creyó. Sus versos más difundidos protestan contra el macho enjaulador.

Cuando hace años llegó a Buenos Aires desde provincias, Alfonsina traía unos zapatos de tacones torcidos y en el vientre un hijo sin padre legal. En esta ciudad trabajó en lo que hubiera y robaba formularios de teléfono para escribir sus tristezas. Mientras pulía las palabras, verso a verso, noche a noche, cruzaba los dedos y besaba las barajas que anunciaban viajes y herencias y amores.

El tiempo ha pasado, casi un cuarto de siglo, y nada le regaló la suerte. Pero peleando a brazo partido, Alfonsina ha sido capaz de abrirse paso en el masculino mundo. Su cara de ratona traviesa nunca falta en las fotos  que congregan a los escritores más ilustres.

Este año en el verano supo que tenía cáncer. Desde entonces escribe poemas que hablan de la mar y de la casa que la espera allá en el fondo, en la avenida de las madréporas.

Eduardo Galeano (1986)


jueves, 12 de mayo de 2016

Habitante de una misma





Tini de Bucourt, en su libro, invita a la mujeres
a "habitarse". Pero

¿De qué se trata esa palabra?

"Es tener la capacidad de no depender tanto del afuera.
Vivimos en un mundo que nos hace absorber lo visual, lo que nos muestran.
Es tanta la tentación externa
que eso poco a poco va acumulándose
y cuantos más años pasan,
se hace más denso.

Comienzas a vivir del afuera
y pierdes la capacidad de ver lo que vive dentro tuyo.
Cada ser humano
tiene una propia historia,
una huella digital única,
una letra absolutamente personal.
El cuerpo es su casa, su primera casa,
y está llena de historias.

 Esa casa,
cuando no está habitada,
es fría.
Hay que llenarla de calor de hogar.
Hay que habitarse".



miércoles, 11 de mayo de 2016

La historia de mi madre



Puede una persona vivir para servir, para llorar de la mañana a la noche a sus muertos...Nació para hacer feliz a los demás sin pensar en ella. En aquella pampa agreste tuvo que hacer frente a un destino que la golpeó muchas veces... Se quedó detenida en el tiempo y cuando tuvo que partir solamente dijo:
-Me parece que ayer fui niña y ya me tengo que ir.


La historia de mi madre

EL CAMPO COMO SEPULCRO DE PÁJAROS        (GRATIS POR DOS DÍAS)

lunes, 9 de mayo de 2016

Jean Honoré Fragonard (1732-1806)







Artista rococó francés
que pintó escenas ornamentales
con motivos románticos y cortesanos
en diáfanos colores pastel.


Al igual que su maestro François Boucher,
Fragonard pintó con un estilo erótico.


En "El Columpio" (1769)
uno de sus lienzos más famosos,
una joven muestra sus piernas y la ropa interior
mientras se balancea por el aire.


Entre sus obras se destacan:

"Coreso y Calirroe " (1765)

"Los progresos del amor"  (1771-1773)

"La cerradura" (1776-1780)



a Jean H. Fragonard



Romántico relieve de texturas
en un mundo dibujado a fuego y viento,
ilustrando historias de doncellas,
desgarrando tiempos,
con códigos, sin estructuras.

Tu maestría
justifica la altura
de tu imagen única,
cosechando miradas arrobadas
con tu sola pincelada
que no olvida
su origen ya grabado.

Luján Fraix


En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

Google+ Followers

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...