Semblanza o retrato literario

5
COM


Maestra del autoengaño, Manuela vivió siempre a la sombra de los demás porque le resultaba fácil y cómodo. Su carácter esquivo y sus rasgos pueriles la transformaban en una discípula de sus propios miedos.

Era una mujer de estatura mediana, cabellos castaños con rulos estáticos y ojos color del cielo. Se vestía como al descuido, con trajes regalados y pobres que no correspondían a su edad. Era sumisa y agradable, demasiado dadivosa y consagrada a los rezos como resultado de su estructurada educación religiosa. Ella creía que permanecía, por su propia voluntad, ajena a las miserias de los humanos.

En las tardes de invierno, tejía ponchos de oveja o de llama…; en su rostro se pintaban el candor y la suavidad, la sonrisa pura y confiada, la sabiduría de la resignación…

Quería refugiarse en su mundo de sentencias y de revelaciones porque su miedo iba en aumento y convocaba a sus fantasmas interiores que aleteaban como aves espectadoras de un probable exterminio. Esos temores le impedían crecer a pesar de haber “dado a luz” a dos hijas.

Manuela, la niña, en un tablón de andamio estaba por caer frente al tiempo y su crueldad, pisoteada por la injusticia, por el espanto y la impotencia.

El sexo, la separación, la infancia, un epígrafe, el cielo, su historia… eran símbolos que su mente guardaba para las pesadillas, cuando despertaba a los gritos en medio de las noches de lluvia, mientras la gata Máxima lloraba a sus pies.

Manuela, herrumbrada, cobarde…, quería ser cruel porque se consideraba desigual ante la maldad de ese destino, pero no era valiente como Dios se lo pedía en los sueños fragmentados. Su voz era dulce y recogida, sus gestos llanos…; existía la nobleza del dolor en la santidad de una mujer que no había manchado su espíritu con los pecados terrenales.


                                              Luján Fraix



En realidad, este retrato corresponde a un personaje de mi novela:
 "La última noche."

Grace Kelly y Rainiero III

12
COM


Grace Patricia Kelly ( 1929-1982) fue actriz de cine estadounidense. Al contraer matrimonio con el Príncipe Rainiero III de Mónaco se convirtió en Su Alteza Serenísima la princesa Gracia Patricia de Mónaco.

Su última película fue "Alta Sociedad" con Bing Crosby, Leo Gorcey y Louis Armstrong. Después se trasladó a Mónaco para casarse con Rainiero quien le había manifestado que si se convertía en Princesa de Mónaco debía dejar el cine dado que era incompatible con los deberes de princesa. El matrimonio fue considerado como "La Boda del Siglo" por los medios de Prensa.

Contrajo matrimonio civil con el Príncipe Rainiero III el 16 de abril de 1956 en el salón del trono del Palacio de Mónaco. La boda religiosa tuvo lugar 3 días después en la Catedral de Mónaco. Grace llevó un traje de novia diseñado por Helen Rose.


A partir de entonces, su vida y su trabajo estuvieron dedicados por entero a su familia y a su nuevo país. Su figura y estilo dieron un nuevo impulso al Principado de Mónaco, el que creció económicamente.

El matrimonio tuvo tres hijos:
La Princesa Carolina (23 de enero de 1957)
El Príncipe Alberto II (14 de marzo de 1958)
La Princesa Estefanía (1 de febrero de 1965)


El 13 de septiembre de 1982 Grace sufrió un accidente cuando conducía su coche por la carretera cercana a Mónaco, la misma que aparece en "Atrapar al ladrón" donde la Princesa y Cary Grant hacen un picnic; llevaba a su hija Estefanía como acompañante quien salió ilesa y de quien se rumoreó que conducía el coche en el momento del accidente.
Al día siguiente, la Princesa murió sin recobrar el conocimiento en el Centro Hospitalario Princesa Grace; tenía 52 años. Fue sepultada en la Catedral de San Nicolás el 18 de septiembre de 1982. Rainiero III, quien nunca pudo superar la pérdida de su esposa, fue sepultado junto a ella el 15 de abril de 2005.

Tuvieron once nietos. De Carolina cuatro: Andre Casiraghi (1984), Charlotte Casiraghi (1986), Pierre Casiraghi (1987), y Alexandra de Hannover (1999); cuatro hijos de Alberto: Jazmín Grimaldi (1992), Alexandre Grimaldi (2003), el Príncipe heredero Jaime de Mónaco (2014) y la Princesa Gabriela de Mónaco (2014); y tres hijos de Estefanía: Luis Ducruet (1992), Paulina Ducruet (1994) y Camila Gottlieb (1998).



La vida no es una novela...

14
COM






Siempre fui muy fantasiosa. Mi madre me decía:

-La vida no es como tú la piensas, es diferente... "novelera!!!"







Y SÍ...
Me gustaba imaginar historias, sobre todo antes de dormirme, como siempre me costó hacerlo trataba de soñar despierta relatos de mundos inventados y personajes ficticios y reales que venían a mí para enamorarme.


Como hoy... como siempre...


Teniendo la convicción de que se puede vivir 
esperando que el tiempo vuelva sobre sus pasos para devolverme alguna sonrisa demorada,
un "te quiero", la luz de alguna adolescente primavera.



Acá estoy,
sin vela ni timón,
sin puerto.




He dejado mis alas
y me he sentado a descansar
para ver pasar las horas.

Muchos dicen
"La vida sigue..."
A veces, la vida es solamente un transcurrir de los días.

Luján Fraix




"No acumules silencios,
grita de vez en cuando..."


Un té en el día del amigo

9
COM





UN AMIGO

Tener un amigo es maravilloso.
Ser amigo de alguien es un poco mejor.
Un amigo es alguien con quien poder pasar un rato hermoso.



¡Pero un amigo es más que eso!





Un amigo escucha lo que dices y también trata de entender lo que intentas decir.
Pero un amigo no siempre está de acuerdo contigo, a veces te contradice para que pienses con cuidado.


Un amigo te motiva a emprender nuevas cosas, 
siempre tiene tiempo para ti. Es alguien en quien poder confiar.
Todos pueden ser amigos de alguien,
 pero no tengas tanto apuro que no veas que alguien quiere ser tu amigo.

Leif Kristiansson





Feliz día del amigo para todos!!!
con mi cariño de siempre.

Despacio iré respondiendo a todos los comentarios
que me han dejado en las anteriores publicaciones, gracias por estar siempre.





Niña-viajera

9
COM




Siempre me consideré una niña-viajera
porque podía volar dentro de cuatro paredes.
Podía ser princesa, maestra y alumna,
escritora... servir el té
y criar un gato como si fuera mi hijo.

Mi imaginación era tan vasta
que llenaba todos los vacíos;
de niña me sirvió para entretenerme,
de grande para sobrevivir.

Qué bueno era no tener idea de las horas
ni de la finitud de la existencia.
Vivir el presente
como única posibilidad.

Luján Fraix




Katharine Hepburn y Spencer Tracy

11
COM






Rebeldes dentro y fuera de la pantalla. Su energía era un grito de vitalidad allá por donde iban. Y se conocieron. Las circunstancias no eran las más idóneas –él estaba casado, desde 1923, con Louise Treadwell-, pero algo les dijo que estaban hechos el uno para el otro y se lanzaron a la aventura de amarse. Uno de los legados más maravillosos que dejó el cine norteamericano de los años 40, 50 y 60 fueron las nueve películas que rodaron juntos Katharine Hepburn y Spencer Tracy. 

Para entonces él se había convertido en el mejor actor de cine del momento. Louise Treadwell, su mujer, con la que tuvo dos hijos, se conformaba con su papel de señora de Tracy y trataba de mirar para otro lado ante las aventuras de su marido con actrices como Myrna Loy, Joan Crawford o Ingrid Bergman, pero le perdió para siempre, aunque nunca llegaran a divorciarse, cuando se inició el rodaje de "La mujer del Año", una comedia romántica con tintes feministas en la que Tracy y Hepburn estaban tan espléndidos como enamorados.

Spencer nunca se divorció de su esposa, que padecía una enfermedad de la que el actor se sentía responsable, pero aún así vivió una apasionada historia de amor con Katharine. Ella lo cuidó durante sus últimos años de vida, soporto la adicción al alcohol de Spencer y lidió con sus bajones profesionales. Él la adoraba, pero nunca pudo estar sólo con ella. "¿Qué podía hacer? Lo amaba y lo único que quería era estar con él", dijo en una ocasión Katharine, que nunca pudo formar una familia por este amor.

Cuando lo ingresó en un hospital sabiendo que la muerte de Tracy era inminente, telefoneó a su esposa y se retiró discretamente. Ella nunca visitó la tumba de su gran amor. 

Lo más interesante de esta pareja es cómo dos actores tan diferentes fueron capaces de crear una unión tan perfecta, una compenetración tan deliciosa que, aún hoy, sus interpretaciones siguen estando tan vívidas, frescas y sorprendentes como entonces.


Sin embargo, una nueva biografía que publicaron de Katharine Hepburn dice que ese amor tan apasionado como imposible (Tracy estaba casado y era católico) era pura comedia, según revela William J. Mann en su biografía. «Kate: La mujer que fue Hepburn» asegura además que la actriz, fallecida el 29 de junio de 2003, era lesbiana. 

Khatarine Hepburn, conocida por todos como «La eterna soltera» o «La otra», jamás tuvo una relación amorosa o mucho menos sexual con Tracy. La razón, según escribe William J. Mann, es obvia : Hepburn era lesbiana. La pasión demostrada hacia Tracy era una cortina de humo que ocultaba sus relaciones homosexuales. Las afirmaciones del autor sobre el tema, que van más allá de todo lo escrito hasta ahora, son tan audaces que apuntan que Tracy, católico y casado (excusa que usó la pareja para no contraer matrimonio) también era homosexual además de demasiado aficionado al alcohol.

Una Biblia firmada por Albert Einstein

1
COM


Una Biblia en la que el físico Albert Einstein escribió una dedicatoria en la que se refiere al libro sagrado como una "inagotable fuente de sabiduría y consuelo" ha sido subastada en Nueva York por 68.500 dólares.

La casa de subastas Bonhams dijo que el ejemplar estaba valorado entre 1.500 y 2.500 dólares, pero el "tremendo interés internacional" disparó su precio. La Biblia, un regalo para una amiga estadounidense llamada Harriet Hamilton, contiene una dedicatoria en alemán del premio Nobel de física y de su mujer, Elsa, que data de 1932.




Joanna Sierko-Filipowska

6
COM








La artista polaca Joanna Sierko-Filipowska nació en 1960 en Bialystok.


En 1985 se graduó en la Academia Gráfica de Bellas Artes de Varsovia
con la matrícula de honor.


Las obras de Joanna Sierko invitan al espectador a un mundo de magia,
lleno de armonía interna
así como los recuerdos de una divertida infancia lejana.


Nos transportan  a un lugar
que está en lo profundo de nuestra imaginación
y pensamientos.


Desde sus pinturas con temas angelicales, 
el pastoreo a través de campos abiertos,
tenemos la sensación de una clara serenidad de espíritu.

En su búsqueda por encontrar el clímax que vive en el fondo
mismo de la entraña,
el destino como tímidamente marcando el paso,
el tiempo pincelado con manos maestras,
nos muestra sólo el prólogo
para llegar luego a la  profundidad del ser que quiere abarcar.


A Joanna Sierko-Filipowska



Camino horizontes
buscando palabras 
en el aleteo fugaz de la memoria.
Me siento frágil,
extraña, huérfana como niña
que intenta
arroparse desde el ala misma
del viento.

Luján Fraix




Té por la Independencia Argentina

12
COM



(Casa de Tucumán)


El 9 de julio es el día de la Independencia Nacional Argentina.


Hoy quiero compartir el té con ustedes en esta fecha Patria que se aproxima
tan importante para todos los argentinos.

De niña, yo asistía a los desfiles por las calles de mi pueblo;
era escolta de la bandera.
Me gustaba mucho ir a los actos.

Me vestía con mi uniforme azul con corbata colorada,
boina con cintas de  tres colores, moño blanco, guantes del mismo color
y zapatos de charol con hebillas.


VIDA SOCIAL EN 1816


Las casas eran de adobe aunque ya usaban el ladrillo y el hierro para las construcciones.
La gente utilizaba el agua de los aljibes
(pozos perforados en los patios).

Dentro de los hogares la cocina era un lugar importantísimo,
allí ardía el fogón a fuerza de leña.


"La leña llora y hace llorar a la negra o mulata cocinera"


Las ollas eran de barro cocido, de hierro y aún de plata.


Existían escuelas de primeras letras y el colegio de la Independencia 
con profesores que trabajaban a domicilio
y enseñaban a los hijos de familias adineradas.
No se había fundado la escuela de niñas
porque se consideraba que a ellas les bastaba con conocer
los menesteres domésticos.
Tampoco les era permitido salir a jugar
ni conversar a solas con gente que no era de la casa
a menos que estuviera la madre o la persona
encargada de cuidarla.


Llenaban la vida de la ciudad los vendedores callejeros.
Diariamente, bajaban de las serranías humildes montañeses con sus burritos
cargados de leña y golpeaban los aldabones
de las casas el lechero gaucho y el carro aguador.


Las viviendas de los señores contaban con numerosa servidumbre
de negros, negras, indios y mestizas que trabajaban
como criadas, mucamas, cocineras y lavanderas.


Algunos sirvientes eran esclavos.
A ellos se les asignaban los lugares últimos de la casa...


allí cocinaban y cosían,
allí transcurrían sus días y sus vidas al servicio de los otros.

(El mate como tradición argentina.)


Así fue que el 9 de julio de 1816
en la sesión del congreso presidida por Laprida se le preguntó a los diputados
si querían que las Provincias de la Unión
fuesen una Nación libre e Independiente de la reyes de España y su metrópoli...


La respuesta fue afirmativa y la Independencia quedó así proclamada. 
Los hombres que en aquella hora crucial tomaron tal decisión,
declararon comprometerse al cumplimiento de lo dispuesto
"bajo el seguro de sus vidas, haberes y fama"



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...