.

Mujer... ¿Quién te enseñó el camino de los poetas cuando dormías, pequeña, en el ocaso de los alfabetos?

amigos

lunes, 30 de marzo de 2015

Entre tú y yo...



"Las mujeres que sí nos jugamos al amor,
con o sin cautela,
dando el paso hacia la posible comunión
entre dos seres destinados,
solemos llorar bastante, a solas y no tanto.
También nos lamentamos y sufrimos decepciones,
compensadas por esos instantes paradisíacos
que nacen al ver tatuado,
en un minuto,
nuestro nombre en la mirada del ser amado."



Albert Camus dijo:

"No ser amados es una simple desventura,
la verdadera desgracia es no amar".

***




domingo, 29 de marzo de 2015

"Definiendo el amor", de Francisco de Quevedo



Obras de Rob Hefferan


Es hielo abrasador, es fuego helado.
Es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.
Es un descuido que nos da cuidado,
un cobarde con nombre de valiente,
un andar solitario entre la gente,
un amar solamente al ser amado.
Es una libertad encarcelada
que dura hasta el postrero paroxismo,
enfermedad que crece si es curada.
Este es el niño Amor; éste es su abismo;
mirad cuál amistad tendrá con nada,
el que con todo es contrario de sí mismo.

Francisco de Quevedo
Español (Madrid 1580-1645)

viernes, 27 de marzo de 2015

Las estaciones del alma





Solía viajar en tren en algunos inviernos,
veía los campos desnudos y los tejados blancos.
Las chimeneas parecían envejecidas por la bruma
cuando el día tomaba su fotografía.

Eran las estaciones del alma
que escribían su historia.

Luján Fraix



¡Y yo te amo, invierno! Yo te imagino viejo, yo te imagino sabio, con un divino cuerpo de mármol palpitante que arrastra como un manto regio el peso del Tiempo...Invierno, yo te amo y soy la primavera...Yo sonrojo, tú nievas: tú porque todo sabes, yo porque todo sueño...

Delmira Agustini






jueves, 26 de marzo de 2015

Los nenúfares sagrados




Cuando el influjo de los días cálidos da la señal, los nenúfares aparecen sobre el agua que los repite en reflejos. En el Antiguo Egipto, se los consideraba una planta sagrada y aparecían representados en escenas donde las mujeres de una elegancia atemporal los usaban como adorno o disfrutaban del aroma de sus flores. En nuestros días, en los estanques y viveros especializados en plantas acuáticas se ven muchas variedades.


Se distinguen dos tipos bien definidos: los tropicales, de flores con largos tallos y hojas festoneadas y los llamados perennes o europeos, que brotan al ras del agua, como flotando, y con los bordes de las hojas lisos. Estos últimos toleran climas más fríos.


Son plantas de aguas quietas, no de lugares con corrientes, aunque pueden cultivarse en estanques no aireadores. Necesitan mucho sol y una profundidad de agua que oscila en general entre un metro y unos 60 centímetros según la variedad. Existen también nenúfares enanos que necesitan tan poca profundidad que permiten cultivarlos hasta en una tinaja puesta en un balcón.

Nymphaea caerulea y Nymphaea loto eran los nenúfares sagrados del Antiguo Egipto; son llamados también "loto" para confusión con otra planta, el Nelumbo nucifera, el loto sagrado de los hindúes.


El loto azul se abre por la mañana y se cierra con la caída de la tarde. Para los egipcios antiguos era el reflejo de lo que ocurría en el cielo: su centro amarillo, el sol, rodeado de pétalos azules como si fuera la esfera celeste. Se lo utilizaba en rituales y con fines medicinales y se cree que también como inductor de ciertos estados mentales.


Pocas plantas igualan en belleza romántica a los nenúfares
que emergen de los estanques
como verdaderas ninfas;
los botánicos les dieron el nombre Nymphaea inspirados 
en esas deliciosas criaturas míticas.

Monet


miércoles, 25 de marzo de 2015

"La ladrona de libros", de Markus Zusak




"La ladrona de libros", de Markus Zusak nos sumerge en la historia de un pueblo oscuro en el que vivían una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven que relataba cuentos para afrontar los días de la guerra.

Con el tiempo, la niña que amaba las palabras se transformó en una ladrona de libros, hasta que los años le enseñaron a escribir sus propios relatos.




lunes, 23 de marzo de 2015

Té a la luz de la luna



La luna... Pasaba horas mirando la luna.


Por las noches me inspiraba con su palidez de nácar. Imaginaba tantas cosas, luego la observaba con unos prismáticos enormes que me habían regalado.
Veía también las estrellas,
diminutas almas,
que me cuidaban...


Pensaba en aquellos días cuando fui a la casa de mi abuelo Eduardo a ver por televisión la llegada del hombre a aquel lugar inhóspito. Yo era tan pequeña, pero estaba fascinada.


El tiempo se quedaba detenido en el silencio
mientras la horas
se consumían como velas en un retablo
tratando de llevar
sosiego a mi corazón desierto.


Mientras mi gata dormía
como escritora sabia
entre las hojas de mis cuadernos,
sabía que allí estaba yo
y me hacía compañía.


Hoy sigo tomando té a la luz de la luna.
Me levanto aproximadamente
a medianoche
para luego poder descansar

y me refugio en el silencio, mi gran compañero.






La luna vino a la fragua
con su polizón de nardos.
El niño la mira, mira...
el niño la está mirando.
En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura
sus senos de duro estaño.

-Huye luna, luna, luna,
si vinieran los gitanos
harían con tu corazón
collares y anillos blancos...

Fragmento de "Romance de la luna, luna... De Federico García Lorca







viernes, 20 de marzo de 2015

Mural de otoño



Obras de Hellen Alligam



El viento sopla entre la enramada
y sus plumajes... El sol atrapa la tarde
que se viste de oro 
y yo aquí poblada de silencios
mientras se escapan las horas.


Mi gata arrobada por el calorcito otoñal
duerme en su sillón verde.
Tiene aires de duquesa.
El amor 
se queda quieto como esperando el alba.

Luján Fraix





jueves, 19 de marzo de 2015

El jardín de las iglesias





La iglesia de Tenaún es hermosa y es de color azul, la oración escrita con letra cursiva, trazada con esmero, está en el reverso de un dibujo preciso, exacto, aniñado del templo de madera que se levanta en uno de los extremos de la calle principal del poblado que fundaron los conquistadores españoles liderados por Martín Ruiz de Gamboa en 1567 y que se mantiene en pie por obra y gracia divina a pesar de la inclemencia del clima, las lluvias, el frío que azota al archipiélago de Chiloé, en el profundo sur Chileno.

La iglesia es bella y azul, fue construida en 1845 y su patrona es Nuestra Señora del Patrocinio. Tiene tres torres, acaso por los tres cerros que tiene a sus espaldas, lo que la hace distinta de las más de 400 iglesias que hay esparcidas por el archipiélago y de las que 16 fueron declaradas Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco.

Las paredes son de madera de ciprés, mañío, canelo y avellano, revestidas con tejuelas, como la mayoría de las casas de la isla, que también están pintadas de colores vivos.

"Hay largas temporadas en que el cielo está gris, nublado,
oscurece temprano, llueve,
llueve mucho en la isla, a veces al mediodía se pone lindo
y a la tarde vuelve el agua.

Por eso pintan las casas de colores,
para combatir la melancolía que naturalmente impone
un clima tan hostil,
y es hermoso que sea así."



miércoles, 18 de marzo de 2015

El último mendigo



Obras de Mark Keathley


Esta es una historia real.
Los protagonistas: Agustín y yo.

***

La casa de campo, 
en la que antiguamente vivían los peones,
fue habitada hace 20 años
por un hombre.
Yo lo llamaba "El Descendiente"
porque a pesar de tener
casi la misma edad de mi padre
lo quería a él como si fuera su progenitor.
Se alarmaba cuando no llegaba al campo con alimentos,
pensaba que estaba enfermo,
que algo le sucedía
y sufría...
La dependencia era total.

 

Pasaron los años...
Mi papá, por la edad,
ya no pudo ocuparse más,
entonces me tocó a mí
la dura tarea de velar
por él.
En aquellas tierras casi deshabitadas,
con el miedo de sentirse desprotegido,
vivía "El Descendiente".
Todos los días salía,
con noventa años,
a la ciudad en una moto antigua
a cobrar una pensión
o a comprar algún alimento.
-Usted tendría que ir a algún asilo de ancianos.-
le decía yo.
-Si me lleva de acá me mato.-me contestaba.


Un día,
cuando mi primo fue ha hacer las tareas rurales,
pidió por mí...
-Qué le sucede...
-Lléveme.-me dijo sosteniéndose
de una columna de la casa
con sus ojos verdes transparentes
y su cuerpo casi esquelético
Lo llevé en una ambulancia a un casa de ancianos
en la ciudad.
Falleció al mes de haber sido internado.


Aquel hombre indigente
que vivió eternas jornadas bajo el sol,
mirando las máquinas cosechadoras de trigo o de soja,
en libertad como los pájaros,
no soportó la jaula de cuatro paredes...
En los últimos días me llamaba,
me tomaba de las manos y me decía:

-Que Dios la bendiga, venga mañana...
llévese los libros que están en el campo
para que nadie los robe.
Amaba aquellos textos
de hojas amarillas...


Lloré mucho cuando partió
aquella tarde de mayo.
Sentí de cerca la soledad de un ser que,
teniendo familia,
se aferraba a la única persona que tenía a su lado,
su desprotección me marcó para siempre
y me dejó un mensaje.
Él, casi un mendigo,
en la pobreza extrema me decía siempre:
-No esté triste, la vida es linda.


Lo sepulté en el cementerio jardín
en un lugar que mi papá,
hace muchos años,
había reservado para él.

Cementerio jardín
"Luogo di pace"


***
"Reprográmate cada momento del día
con accciones y pensamientos que te hagan crecer."

Luján Fraix



lunes, 16 de marzo de 2015

Anna Atkins (1799-1871)




Anna Atkins,
catalogada como la primer fotógrafa de la historia.


Se le atribuye haber publicado el primer libro
de fotografías mediante un proceso de impresión fotográfica
llamada cianotipo,
que fue inventado por un amigo de su padre.


Su pasión por la botánica llevó a Anna a realizar copias de su colección de plantas
mediante el proceso de impresión fotográfico
que se convertiría en el primer libro ilustrado de la historia:
Photographs of British Algae:
Cyanotype Impressions
publicado en octubre de 1843.


Falleció en Halstead Place en 1971
de parálisis, reumatismo y agotamiento
a la edad de 72 años.

Hoy en el 216 aniversario de su nacimiento
se le rinde un homenaje.




De mis blogs

RETRATOS


MONTMARTRE


ARTE-POESÍA




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Gracias querida Belén

LA DAMA DE LOS COLORES

De una amiga en la distancia,
más no por ello lejana,
he aprendido la constancia
el buen hacer que dimana.

La dama de los colores
lleva el nombre de una virgen;
ella le entregó los dones
que tan fácilmente esgrime.

Pues ha creado un espacio
del color del arco iris
un verdadero palacio
de pintura, letra y simil.

En él aprendí a perderme
dejando el alma desnuda.
Alma de poeta inerme
sumergida siempre en dudas.

Me has enseñado a abogar
por un mundo diferente
en el que reinas, Luján,
y reinarás para siempre.

Con mi sincero cariño. Un abrazo.
Free background from VintageMadeForYou