La novia ¿Ella regresó por amor?




Hola a todos.

Disculpen que vuelva sobre mi libro. Es que amo la escritura y defiendo mi obra porque creo en ella.

Cada historia que escribo es como un hijo que tengo que defender.

Una amiga muy querida me dijo:

"Escribe siempre con vocación y humildad y trata de hacerlo bien".

Ésa ha sido siempre mi prioridad.




“Aún tenía aquel libro con las cartas entre sus páginas. Pensó vagamente, antes de dormirse, que el amor puede nacer de la casualidad, de una equivocación o de una burla, de un desencuentro o de un encuentro furtivo, intenso e irrepetible; que la vida es sólo un viaje interminable hacia la felicidad perdida, el intento de evadirse de la ira de los dioses, de la muerte y del tiempo, y que el mundo es como el despertar de un sueño desconcertante y prodigioso.”
                                                                      Héctor Tizón



"La mujer de blanco no quería cargar con la culpa de los mediocres y de los tibios, no podía ser cómplice ni testigo pero arrastraba, pesadamente, palabras dulces, ridículas, que evocaban antiguos veranos, risas y encuentros de amor.
Su casa estaba cerrada y allí se multiplicaban los patios, las sombras de negro, las voces de sus padres y los ecos. Los gatos la miraban como la madre que era para acariciar sus patas despeinadas en su regazo.

Ella pensaba que el suelo ya había bebido su sangre y que los días se habían llevado, muy lejos sin dejar huella, los restos de su vida: una fiesta de boda que apenas había empezado a celebrarse..."(fragmento)



LA NOVIA
¿Ella regresó por amor?

En Amazon como e-book y también en formato libro tapa blanda.


***

Vestida de terciopelos, con mangas amplias, doña Emma se sintió envuelta como en una brisa, por un murmullo de palabras. Dejó en el armario sus papeles de dibujo y bordado y revivió un poco el fuego antes de partir hacia la iglesia.

‒El auto está listo‒dijo Jeremías.

Cuánta era su tristeza los domingos por la tarde. Hundida en un extraño sopor, escuchaba el revuelo de las hojas. Por los tejados se deslizaban los gatos que buscaban el último rayo de sol. El viento, en la carretera, arrastraba nubes de polvo. En la llanura ladraba a veces algún perro vagabundo y las campanadas proseguían con su repique que se perdía en la soledad del campo.

💗💗
Buenas y Santas...-Los hijos olvidados.
Amazon España.
Amazon Estados Unidos
Amazon México.