Retratos literarios: Milagros


El 27 de febrero de 2001 fue un día muy especial. 
Alguien llegó a apagar las lágrimas y a sanar los cuerpos y las almas.

Se llamó Milagros.

Rosaura la amó desde el primer momento en que la vio y esperó que su cuerpo algodonado le diera el calor y las fuerzas para continuar viviendo.

Después, cuando se fue a estepas heladas, Millie recorrió los cuartos vacíos de la casa de tejas coloniales y lloró sobre su cama con almohadones rosados, buscando aquel abrigo.

Frente a la lasitud del tiempo y su distancia, ella siguió siendo una criatura sabia que, con su amor, pudo llenar los vacíos y mitigar el dolor y la soledad del espíritu.

Continuó siendo niña como aquel día de verano cuando saltó imprevistamente sobre el pie de María (la hija de Rosaura) y la miró con sus ojos chinescos.

"Los animales eligen a sus dueños", dicen.


---------------------De Querida Rosaura (novela)
Vestida de terciopelos, con mangas amplias, doña Emma se sintió envuelta como en una brisa, por un murmullo de palabras. Dejó en el armario sus papeles de dibujo y bordado y revivió un poco el fuego antes de partir hacia la iglesia.

‒El auto está listo‒dijo Jeremías.

Cuánta era su tristeza los domingos por la tarde. Hundida en un extraño sopor, escuchaba el revuelo de las hojas. Por los tejados se deslizaban los gatos que buscaban el último rayo de sol. El viento, en la carretera, arrastraba nubes de polvo. En la llanura ladraba a veces algún perro vagabundo y las campanadas proseguían con su repique que se perdía en la soledad del campo.

💗💗
Buenas y Santas...-Los hijos olvidados.
Amazon España.
Amazon Estados Unidos
Amazon México.