Hay una desilusión bajo la lluvia



Willem Haenraets



Es otoño, está lloviendo...
Son las 20 horas y ya se percibe la cara de sobriedad en un otoño gris que se acerca para dejarnos sus placeres y necesidades, que tal vez no son los nuestras.
¿Cuántas veces sentimos que todo nos cuesta tanto?. Muchas veces... La desilusión es una manera de devolvernos las demasiadas expectativas que depositamos en algo que soñábamos con tanta fuerza, que amábamos con el alma...


¿A quién le importa?



La desilusión nos dice con su palabra hostil y sin compromiso que te bajes, que no eres el centro de todo, que tienes que ver LA REALIDAD. A veces, los sueños son tan grandes que ocultan, cubren con velos los ojos, toman decisiones sin consultar, nos abandonan...

Hay que apostar a la ilusión de nuevo, otra vez, para seguir caminando porque así es la vida: esperanza. 

Estoy sola... mi gata se ha refugiado dentro del hogar, no delante de él sino dentro porque no quiere ver; necesita oscuridad porque la lluvia... a ella... también la desilusiona.

Luján Fraix-2016


😻Quizá te interese




Vestida de terciopelos, con mangas amplias, doña Emma se sintió envuelta como en una brisa, por un murmullo de palabras. Dejó en el armario sus papeles de dibujo y bordado y revivió un poco el fuego antes de partir hacia la iglesia.

‒El auto está listo‒dijo Jeremías.

Cuánta era su tristeza los domingos por la tarde. Hundida en un extraño sopor, escuchaba el revuelo de las hojas. Por los tejados se deslizaban los gatos que buscaban el último rayo de sol. El viento, en la carretera, arrastraba nubes de polvo. En la llanura ladraba a veces algún perro vagabundo y las campanadas proseguían con su repique que se perdía en la soledad del campo.

💗💗
Buenas y Santas...-Los hijos olvidados.
Amazon España.
Amazon Estados Unidos
Amazon México.